Buscar

Alimentos "light": todo lo que debes saber

Todo lo que debes saber sobre los productos y alimentos "light".

4m 31s
Gtres

Hoy en día podemos encontrar una amplia lista de productos “light”, tales como chocolate, patatas fritas, yogures, mayonesa, queso, galletas… pero, ¿realmente nos ayudan a mantener la línea? Veámoslo.

Los productos “light” no adelgazan

El mercado actual está repleto de productos light, bajos en grasa, sin azúcar, integrales o dietéticos, que prometen ayudar a perder los kilos de más. La proliferación de productos bajo estos distintivos ha creado un estado de confusión al consumidor, llevándole a pensar que estos productos no engordan o que incluso adelgazan.

La realidad es que cualquier alimento que aporte energía, es decir, contenga proteínas, grasas, hidratos de carbono o alcohol en su composición, aportará calorías, si ésta supera las necesidades energéticas individuales, podrá llevarle a aumentar su peso corporal. De este modo se constata que, el abuso de productos light, no sólo no ayudaría a perder peso, sino que podría aumentarlo.

Es importante tener claro que los alimentos "light" no adelgazan, eso sí, ayudan a adelgazar si no se ingiere más cantidad de estos alimentos de lo que tomarías de un producto normal. La denominación “light” es para aquellos alimentos que tienen un 30% menos de calorías que su versión normal. Así, seamos realistas, si queremos adelgazar debemos pensar en los alimentos “light” como una opción para darse un capricho y no para consumirlos sin medida a diario.

También es muy importante saber que algunos edulcorantes añadidos, tales como el aspartamo y ciclamatos pueden provocar un aumento de apetito. Igualmente no es conveniente abusar de ellos pues pueden provocar cefaleas y molestias gastrointestinales, aunque esto suele ocurrir sólo si se toman en exceso.

Además, cabe destacar que muchos alimentos light, aunque reducen ciertamente su valor energético respecto a la versión normal, no es suficiente y siguen siendo muy calóricos, lo que hace necesario un consumo moderado.

Por otra parte, la mayoría de productos light y bajos en grasa como es el caso de las mayonesas, patés o quesos cremosos, recurren al añadido extra de carbohidratos de elevado índice glucémico, además de colorantes, saborizantes y otros aditivos a fin de obtener la textura, sabor y color deseado del producto, los cuales pueden incentivar el incremento de peso e impedir un adelgazamiento eficaz y saludable.

Así pues, el consumo de alimentos light debería ser controlado y concebido como ayuda dentro del marco de una alimentación equilibrada y baja en calorías acompañada de ejercicio físico moderado.

Los productos “light” son sanos y nutritivos

Seguramente podamos pensar que lo “light” es poco nutritivo, y no es cierto, ya que de lo que se prescinde es generalmente de parte de la grasa y azúcares que contiene su versión normal para así reducir el aporte calórico, resultando a la vez más saludables ya que engordan menos.

Los productos “light” más recomendables

La mayonesa en su versión “light” aporta la mitad de calorías y bastante menos colesterol por cucharada que la normal.

Yogures, quesos y leche “light” son muy recomendables ya que rebajan el contenido graso más del 80% y sin embargo los aportes de calcio y proteínas apenas se ven modificados.

Los niños pueden tomar alimentos “light”

Los más pequeños de la casa si son mayores de 5 años pueden tomar alimentos “light”, aunque no es necesario. Sin embargo, es importante evitar que abusen de la bollería industrial (grasas animales saturadas en exceso) y bebidas carbonatadas con mucho azúcar, fomentando los alimentos naturales bajos en azúcar y con grasas vegetales.

Dietético no es sinónimo de “light”

Dietético es aquel producto que hace referencia a un alimento más sano o equilibrado indicado para aquellas personas que sufren de alguna patología (sin gluten, sin huevo, sin sal…) pero no reducen el aporte calórico.

De igual forma ocurre cuando nos encontramos con un producto “sin azúcar”, sólo significa que no lleva azúcar, pero sin embargo puede contener más grasas que un producto normal, así como cuando leemos “bajo en grasa” pueden añadirle demasiado azúcar.

Los alimentos bajos en grasa, ¿culpables del aumento de peso?

Según un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell (EE.UU), los alimentos bajos en grasa pueden ser los culpables del aumento de peso.

Los pacientes del estudio que padecían sobrepeso, cuando creían comer caramelos bajos en grasa consumían un 47% más de calorías que el grupo que optaba por los normales. La explicación es sencilla, se suelen subestimar las calorías que contienen los productos bajos en grasa. Muchas personas creen que aportan un 40% menos de calorías de las que realmente tienen, cuando los alimentos bajos en grasa contienen aproximadamente sólo un 15% menos.

Conclusiones

Se debe leer bien el etiquetado e ingredientes del producto, para poder valorar el que es más adecuado y conveniente a nuestros objetivos, además de que tendremos que ser conscientes que estos productos son más caros que los normales y por lo tanto gastaremos un poco más.

Temas relacionados  ››