Buscar

¡Adiós espinillas! Trucos de belleza que funcionan

Los granos y las espinillas son un tormento antiestético, molesto y si es persistente puede ser muy doloroso, y el problema es que en ocasiones es muy complicado hacerlo desaparecer.

3m 55s
Consejos contra el acné - Gtres
Los tratamientos caseros naturales de toda la vida que han pasado de generación en generación, aunque suene a mito, son muy efectivos, y si perduran es por su eficacia demostrada. Algunos remedios caseros y trucos sencillos al alcance de todos y que puedes encontrar en cualquier hogar, ¡descubre cómo ganarle la batalla al acné!

El pepino es uno de los tratamientos más utilizados para el tratamiento del acné y para la hidratación de la piel. Esto hace que nuestra piel muestre un aspecto joven y refrescante. Para hacer una mascarilla de pepino basta con machacarlo hasta formar una pasta, y aplicarlo sobre la zona afectada. Dejar actuar la mascarilla durante media hora y retirar con agua tibia.

Trucos caseros para una piel perfecta - Fotolia
El tomate es uno de los frutos más utilizados y eficaces para combatir el acné, es fantástico especialmente para la piel grasa, basta con cortar un tomate por la mitad y frotar el jugo sobre la piel. Dejar actuar durante un cuarto de hora y enjuagar con agua fría. El tomate no sólo es muy eficaz para tratar el acné y mantenerte a salvo de granitos, sino que es ideal para los puntos negros y para abrir los poros. Lo cierto es que si buscas una limpieza completa del cutis, el tomate es el mejor aliado.

La clara de huevo es uno de los ingredientes más utilizados para preparar mascarillas naturales, pero por sí misma es muy útil para deshacerse del acné. Basta con aplicarla en la cara y dejarla actuar media hora, es importante enjuagar la cara con agua fría y no utilizar agua caliente.

Para evitar la formación de puntos negros y espinillas, podemos hacer una mascarilla preventiva con una cucharada de aceite de cacahuete, una cucharada de miel y zumo de medio limón. Es mano de santo.

Un remedio no muy conocido para el acné es la utilización de papaya, esta fruta es muy beneficiosa para la piel con tendencia grasa: basta con hacer una pasta (piel y semillas incluidas) y aplicar sobre la zona afectada. Ideal para los granos inflamados.

El clásico zumo de limón sobre los granos: es efectivo, pero con el zumo de los cítricos hay que tener cuidado si se tiene la piel delicada, ya que su acidez puede ser irritante.

Remedios caseros contra las espinillas - Gtres
Y nuestro remedio estrella: mascarilla de orégano. Para preparar esta mascarilla necesitamos una ramita de orégano fresco o una cucharada del seco, media taza de agua y dos tallos de aloe vera. Es muy sencilla de preparar, basta con hacer una infusión con el orégano y dejarla reposar 5 minutos, mientras hacemos una crema con la pulpa del aloe vera; después se mezcla todo hasta obtener una mezcla homogénea. Truco: aplicar la mascarilla con una esponjita o con un algodón.

Recomendaciones para la limpieza diaria:

No lavar la cara con agua y jabón, ya que el jabón puede resecar la piel y por lo tanto empeorar el acné, es mejor hacerlo con agua salada tibia, que elimina la grasa sin resecar la piel.

Poner una taza de arroz integral en un recipiente con dos tazas de agua, colar el agua cuando el arroz esté bien mojado y utilizar el agua para lavar el rostro. Este remedio es perfecto para evitar el exceso de grasa en la piel gracias al almidón que contiene el arroz.

Para abrir los poros y limpiarlos a fondo lo mejor es hervir dos cucharadas de hojas de tomillo en medio litro de agua, cuando llegue a ebullición, retirar del fuego y acercar la cara cubriendo la cabeza con una toalla, los vapores extraerán la grasa de tu piel y la dejarán limpia y suave.

Para prevenir la piel grasa, es recomendable beber dos litros de agua al día, la higiene del cutis, comer verduras como los berros (que contienen hierro, magnesio y vitaminas A, B y C), y hacer un poco de ejercicio todos los días, ya que estimula la circulación y la limpieza de los poros.
Gtres