Buscar

Tratamientos para evitar el "código de barras" ¡Stop a las arrugas alrededor de los labios!

El "código de barras" es una de las huellas del paso del tiempo más temidas, pero tiene solución. Practica ejercicios de gimnasia facial o prueba técnicas de inyección de ácido hialurónico para despedirte para siempre de estas arrugas.

2m 43s
Gtres
El "código de barras" es una de las muestras del paso del tiempo más temidas y es que las arruguitas verticales que se forman alrededor de los labios nos persiguen al mismo tiempo que cumplimos años. El "código de barras" se nota más en mujeres fumadoras, pues éstas realizan un movimiento con los músculos al aspirar el humo del cigarrillo o en aquellas aficionadas a tomar el sol largas horas. Sin embargo, el "código de barras" puede evitarse o al menos despistarlo durante unos años con un sencillos ejercicios de gimnasia facial.

Es recomendable comenzar con un ejercicio que consiste en mover los dedos desde el centro hacia la izquierda y después hacia el otro lado siempre de forma horizontal. También es muy bueno un ejercicio que consiste en abrir la boca y pronunciar la letra "O". Poco a poco, hay que tratar de abrir más la boca hasta pronunciar la letra "A". Y así sucesivamente ir progresando de una postura a otra. Y es que si el fitness facial es el truco de belleza más usado por las modelos, es por algo. Pero sin con la gimnasia facial no es suficiente o si quieres asegurar el adiós definitivo del "código de barras", puedes someterte a un tratamiento especializado.

Gtres
La mesoterapia facial con vitaminas y ácido hialurónico se encarga de rellenar los tejidos bajo la arruga, bloqueando así las funciones normales de las células cutáneas que desembocan irremediablemente en arrugas. Así nos lo cuenta el doctor Moisés Martín Anaya, "mediante la inyección de fluidos en la capa dérmica superficial con una pequeña aguja se pueden eliminar arrugas, disimular pequeños defectos y redondear los pómulos, las mejillas o el mentón", y añade que la cantidad de ácido hialurónico inyectada dependerá del grado de deshidratación de la piel.

Los materiales utilizados para este tratamiento son biocompatibles, por lo que el resultado será de lo más natural, tanto a la vista como al tacto para que parezca que has hecho un pacto con el diablo en vez de haber pasado por una clínica de estética. Tan natural es el tratamiento, que ni siquiera notarás el momento de la inyección ni síntomas posteriores a ella.

"El tratamiento es ambulatorio, se realiza bajo anestesia local y permite incorporarse a la vida habitual de forma inmediata, aunque se puede sufrir un ligero enrojecimiento, hinchazón o contusión, que desaparece en uno o dos días", asegura el doctor Martín Anaya. Unos ligeros síntomas que, sin duda alguna, compensan sobremanera el adiós definitivo del "código de barras" y el seguir luciendo una bonita sonrisa sin la sombra de una arruga.
Temas relacionados  ››