Buscar

Trucos infalibles para quitar las manchas

Las manchas de boli, bebidas de cola, tinte de pelo, sangre, mantequilla, betún, café, maquillaje, sudor o pegamento han dejado de ser un problema. ¡No hay mancha que se nos resista!

   actualizado el 26/9/2019 - 1:16 12m 39s
Gtres

Muchas veces nos alarmamos por cosas que tienen un fácil remedio, es el caso de las manchas en la ropa. El problema radica en que no conocemos los productos que eliminan las manchas. La clase de tejido manchado, la manera de limpiarlo o los productos para quitarlo son fáciles de aprender.

Las manchas de boli, bebidas de cola, tinte de pelo, sangre, mantequilla, betún, café, maquillaje, sudor o pegamento han dejado de ser un problema. ¡Ficha los mejores trucos quitamanchas!

Manchas de aceite

Para eliminar manchas de aceite sobre cualquier tejido lavable, debes secar la mancha sin aplicar nada sobre ella. Una vez seca procede a lavarla en seco mojando un poquito el tejido donde se encuentra la mancha, aplica jabón y frótala con insistencia.

Una vez haya desaparecido, lava la prenda como de costumbre.

Manchas de alcohol

Si se derrama alcohol sobre la ropa, déjalo secar y desaparecerá por sí solo al evaporarse.

En el caso de que deje cerco en alguna prenda oscura, lávalo en seco y procede después a lavar la prenda normalmente. Pero generalmente, si no lo tocas ni le aplicas nada encima, desaparecerá.

Manchas de licor

Cuando se derrame una copa en una prenda delicada, no pierdas el tiempo en maldiciones, corre a mojar la prenda inmediatamente con agua. Si puedes conseguir un poco de alcohol retira la mancha ayudándote con el líquido.

Manchas de cerveza

Para eliminar las manchas de cerveza de la ropa sólo hay que verter sobre la prenda manchada un poquito de glicerina, frotar suavemente y enjuagar la zona con agua. Después, basta con lavar la prenda como de costumbre.

Manchas de vino tinto

Hablamos de una de las manchas más escandalosas, por el efecto óptico que producen pero es también de las más fáciles de remover. Frota con alcohol de quemar presionando con fuerza con el trapo mojado sobre ella.

Si se ha derramado vino sobre el mantel, cubre rápidamente la mancha con sal gorda. Después, lava el mantel como acostumbres.

Para eliminar las manchas de vino en tus prendas, inmediatamente adviertas la mancha, frota con zumo de limón o directamente con medio limón. Posteriormente lava la prenda como acostumbres.

EFE

Manchas de bebidas de cola

Frota con una mezcla de agua y alcohol, luego aplica glicerina tibia y deja actuar alrededor de 5 minutos.

Manchas de café y té

Es una de las manchas más recurrentes. Es muy fácil derramar sobre tu nuevo conjunto el café del desayuno, intenta erradicar los restos de café con vinagre y alcohol mezclado a partes iguales. Frota a conciencia y lava como habitualmente.

Si la mancha es de té, rocía zumo de limón y enjuaga después con agua fría. Comprobarás que la mancha de té ha desaparecido.

Manchas de maquillaje

¿Qué mujer no se ha manchado los cuellos de una camisa, o el escote de su vestido predilecto con base de maquillaje? Que no cunda el pánico, tanto las manchas que dejan las barras de labios, los polvos sueltos o la base de maquillaje desaparecen si las frotas con un algodón empapado en amoníaco. Acto seguido lava la prenda con agua caliente.

También puedes pasar por la mancha un pequeño algodón bien mojado en éter (que puedes comprar en droguerías o farmacias). Reitera la operación varias veces y después lava la prenda con agua templada y jabón.
 
Siguiendo con los productos cosméticos, el rímel es otra de las grandes amenazas de la higiene de las prendas. Cuando en vez de las pestañas tiñas de negro una camiseta frota la mancha con amoníaco disuelto en agua fría. Retira el rímel sobrante y lava la prenda.

EFE

Manchas de carmín

Para eliminar las manchas de carmín de las servilletas o camisas, ablanda la mancha con 2 o 3 gotitas de glicerina y después frota la prenda con jabón y agua templada.

Si lo que ensucias es una prenda confeccionada en algodón, tendrás que lavar la mancha con un algodón empapado en gasolina, en caso de que sea de cualquier otro tejido frota la mancha con alcohol. Después lava la prenda con un detergente líquido y unas gotitas de amoníaco.

Manchas de autobronceador

Los aceites autobronceadores o protectores de sol, tan de moda en los últimos años, son bastante difíciles de eliminar de las prendas. Sin embargo, existe una manera de acabar con las manchas de aceite: el alcohol. Frota la mancha con un algodón impregnado en alcohol y después lava la prenda con un jabón para ropa delicada.

Manchas de tinte de pelo

Muchas son las mujeres que odian acudir a la peluquería y que prefieren teñirse ellas mismas, no obstante, el ahorro monetario y la comodidad de hacérselo una misma entraña una serie de riesgos, como las manchas que puedes dejar en tu ropa. Para disolver el tinte deberás frotar la mancha con un limón y luego lavarla como de costumbre.

Para evitar las manchas que puede dejar el tinte en la piel cuando se aplica en el cabello, opta por extender un poquito de vaselina o crema hidratante por todo el contorno del cuero cabelludo antes de la aplicación del tinte.

Manchas de fruta fresca

Si te manchas con fruta fresca, frota inmediatamente la mancha con agua fría, y en caso de que no desaparezca por completo, puedes añadirle unas gotas de agua oxigenada.

Si no has actuado con rapidez y la mancha ya está seca, lava la prenda con agua jabonosa tibia y aclara bien con agua limpia. Para salir del paso, también puedes empapar la mancha con sifón. Si la prenda manchada es de lana, bastará con que la frotes con alcohol de 90º. Otra solución consiste en dejar la prenda manchada durante toda una noche en remojo con leche tibia. Al día siguiente lávala normalmente en la lavadora.

Si quieres eliminar manchas de fruta sobre una prenda, humedece la zona con una mezcla de 20 cucharadas pequeñas de amoníaco y 1 cucharada pequeña de agua oxigenada. Después aclara la prenda rápidamente en agua fría.

Manchas de miel

Si la prenda que se te ha manchado con miel es lavable, frótala lo antes posible con agua y jabón. Cuando la mancha se resiste a salir o la prenda no es lavable, frótala con bórax.

Manchas de grasa

Las manchas de grasa aparecen por todas partes, pero no siempre se eliminan de la misma forma.

Si te encuentras fuera de casa, lo mejor es espolvorear la prenda con polvos de talco y dejarlo así varias horas, hasta que puedas cepillarlo y eliminar la mancha. También pueden frozar con tiza blanca durante un par de minutos y dejar actuar dos horas. Luego, cepilla bien, para retirar la tiza y lava.

Otra forma de hacerlo es pasar por encima de la grasa medio limón, pues con su ácido impedirá que la grasa sea absorbida por el tejido. Luego lávala normalmente.

Un truco muy eficaz para hacer desaparecer las manchas de grasa es cubrir ésta con espuma de afeitar y frotar enérgicamente con agua mineral. De hecho, para quitar todo tipo de manchas, en el caso de que sean recientes, la espuma de afeitar va de maravilla. Se extiende sobre la mancha y después de cinco minutos se frota. Aclarar con agua.

Cuando la prenda manchada con grasa es de ante, la historia se complica. Para acabar con ella deberás tratarla con un algodón impregnado en gasolina para encendedores, como harías si quisieras acabar con el carmín.

Manchas de mantequilla

Si la prenda infectada es de algodón la pondrás rápidamente debajo del chorro de agua, agua que estará muy caliente, para disolver la mantequilla, luego la lavarás a mano con agua y jabón. En caso de que la mancha esté reseca, la ablandarás por medio de glicerina, pondrás talco encima para absorber la grasa, cepilla y lava normalmente.

Manchas de sangre

Si te manchas de sangre, siempre es mejor que laves la prenda inmediatamente, pues la sangre seca es algo difícil de eliminar.

Si la tela es blanca y lavable, deberás sumergir la prenda en agua fría, cambiándola varias veces, y frotar con jabón hasta quitar la mancha. Después hacer la colada normal.

También puedes frotar la mancha reciente de sangre con agua fría a la que habrás añadido unas gotas de agua oxigenada o también agua y sal. Deja secar y después lava la prenda.

Si la sangre ya se ha secado, prueba a lavar la prenda con agua oxigenada y fosfato trisódico en solución, aclarándolo con agua y dejando la prenda secar completamente. Otra opción es lavarla con agua y detergente dejándola en remojo durante 24 horas.

Diluye una aspirina en un poco de agua, consiguiendo formar una especie de pasta o masilla. Tapa la mancha con esta mezcla, asegurándote de que todavía está fresca. Déjala secar durante un par de horas y retira con la ayuda de un cepillo.

Manchas de betún

No es difícil manchar los bajos de la ropa, pantalones, faldas largas o vestidos con unos zapatos recién lustrados. Para eliminar el rastro del betún utiliza trementina disuelta en un trapo y luego limpia la prenda con agua y jabon. ¡Atención! No frotes, sólo conseguirías extender la mancha.

EFE

Manchas en zapatos y prendas de ante

Para eliminar las manchas de barro y suciedad en los zapatos de ante, frota con una goma de borrar cuando están completamente secos. Además, levantará el pelo aplastado manteniéndolos en perfecto estado.

Manchas de pegamento

Si te manchas de pegamento de contacto o cola, no pienses que la silueta de la gota quedará para siempre, tampoco tiene porqué dejar una mancha amarilla si sigues nuestros consejos. Elimínala a base de aguarrás o benzol. Luego, lávala a mano con mucho cuidado pues ambos productos son corrosivos.

Manchas de bolígrafo

Es bastante habitual que los niños pequeños lleguen del cole con la ropa plagada de rayas de boli, antes de poner el grito en el cielo intenta este truco que te contamos. Rocía la prenda manchada con laca fijadora para el cabello y métela en la lavadora, aunque parezca un milagro, cuando la saques las manchas habrán desaparecido como por arte de magia.

Otra solución para eliminar las manchas de tinta en tus prendas es frotarlas con un algodón o paño empapado en alcohol de 90º.

¿Un chicle pegado al cabello? ¡Horror! Estamos de acuerdo en que no es una mancha, pero es un gran inconveniente encontrar en la cabeza de tus hijos un chicle pegado a su pelo. ¿Cómo quitarlo? Un remedio eficaz es empapar el chicle en alcohol y peinar cuidadosamente. También puedes aplicar hielo en el chicle para que al enfriarse se quiebre y puedas eliminarlo. Frotar el mechón de pelo con aceite suele funcionar muy bien para despegar el chicle sin tener que cortar el cabello.

Manchas de sudor o desodorante

Muchas veces aunque laves y laves la prenda continúan quedando unos antiestéticos cercos creados por el sudor. Para acabar con ellos para siempre, moja la zona de las axilas con agua y vinagre a partes iguales. Luego lava la prenda.

Algunas prendas quedan manchadas en la zona de las axilas por el mismo sudor o por el desodorante. A veces, después de lavarlas, el cerco sigue ahí. La solución para eliminar estas manchas es muy simple. Haz una pasta mezclando bicarbonato y zumo de limón. Frota la pasta sobre la mancha y vuelve a lavarla. Habrá desaparecido. Si no tienes limón, aplica por toda la zona un poco de bicarbonato antes de lavar la prenda como acostumbres.

Para limpiar las manchas de sudor del cuello de las camisas, frota con champú antes de meter en la lavadora.

Manchas de óxido

Cuando en cualquiera de tus prendas aparezcan manchas de óxido podrás eliminarlas exprimiendo el zumo de medio limón sobre la mancha y después poniéndolas a secar al sol.

Manchas de alquitrán

Las manchas de alquitrán son bastante difíciles de eliminar de los tejidos. Si se trata de un tejido lavable, untar la prenda con manteca de cerdo y después lavarla con agua jabonosa en la que se habrá vertido un poco de lejía.

Manchas de hierba y resina

Para eliminar las manchas de hierba, frota suavemente con un algodón impregnado en alcohol. Posteriormente lava la prenda de la forma acostumbrada.

Fotolia

Si alguna prenda se ha manchado de césped y no consigues eliminar la mancha totalmente, empápala con vinagre blanco antes de introducirla en la lavadora. Verás cómo desaparece sin dejar rastro.

Después de pasar un día en el campo las manchas de resina son muy frecuentes. Para eliminarlas eficazmente, utiliza una mezcla de benzina y alcohol a partes iguales, empapa un paño limpio en la solución y frota la mancha. Si no tienes benzina, frota la mancha con un paño empapado en alcohol de 96º, aunque en este caso deberás tener paciencia ya que la mancha se resistirá más a salir.

Manchas de moho

Si tienes alguna prenda manchada de moho y no sabes cómo hacerla desaparecer, coloca medio limón recién cortado sobre la prenda manchada con un paño blanco bien limpio encima. Pasa una plancha caliente y la mancha de moho pasará de tu prenda al paño blanco en un instante, sin dejar ni rastro en la ropa.

Para eliminar las manchas de moho de los libros, basta cubrir las zonas afectadas con harina de maíz durante unos días. Posteriormente cepilla bien. Al mismo tiempo, para evitar que se forme moho en las estanterías, distribuye en ellas clavos de olor.

Para eliminar el moho de las cortinas del baño, bastará frotar con lejía pura, o agua oxigenada o amoniaco con un cepillo.

Además, antes de guardar los manteles, empólvalos ligeramente con talco. No enmohecerán. También, al guardar la cafetera, conviene recordar ponerle en el fondo un terrón de azúcar, así evitaremos que se forme moho y además, se conservará limpia más tiempo.

Temas relacionados  ››  

Te puede interesar