Buscar

Los peligros de la nieve: consejos para evitar lesiones irreparables

Aunque la nieve es una de las prácticas más divertidas en los meses de invierno, tenemos que tener cuidado con las fracturas y lesiones que podemos sufrir mientras practicamos deporte en ella.

5m 38s
Michael Schumacher - Gtres

Uno de los deportes más practicados durante los meses de invierno es, sin duda alguna, el esquí. Aunque es una de las actividades más divertidas para los cortos días de frío siempre es recomendable practicarla con moderación y seguridad. El reciente accidente del ex piloto de Fórmula 1 Michael Schumacher ha traído a las cabeceras de los informativos uno de los clásicos de esta época del año: los problemas derivados de la práctica de deportes invernales.

El pasado 29 de diciembre Michael Schumacher entraba en coma inducido tras un grave accidente de esquí, por eso, los expertos recomiendan ejercer este deporte con seguridad y precaución. El famoso quiropráctico Ata Pouramini recomienda "potenciar la musculatura de los miembros inferiores y mejorar la respuesta cardio-respiratoria para evitar posibles lesiones al practicar deportes invernales".

Según las estadísticas, los accidentes que se producen practicando snow board afectan en un 24,9% a las muñecas, en un 14,3% a la cabeza, en un 13,1% a los hombros, en un 11,9% a las rodillas, en un 5,9% a los tobillos y en un 4,6% a la espalda. Estas mismas encuestas nos dicen que las lesiones más comunes practicando este deporte son las fracturas, los esguinces y las contusiones. También se ha comprobado que el brazo es la zona que más lesiones se lleva dentro de las pistas de esquí. Por otra parte, cuando practicamos este tipo de deporte en parques recreativos de nieve, las lesiones más probables son las de rodilla y espalda.

Nieve - Gtres
Aunque es imposible evitar los accidentes en la nieve, sí que podemos conseguir prevenirlos con una serie de recomendaciones con las que podremos practicar estos deportes invernales con mucha más seguridad. Así, desde MujerdeElite te traemos unos consejos esenciales para que este invierno puedas divertirte en la nieve sin tener que lamentar males mayores:

1. Una de las partes más importantes para evitar lesiones durante tus jornadas de nieve es el calentamiento. Hay que calentar antes de ponernos a realizar esta actividad física, ya que los músculos, tendones y ligamentos fríos se lesionan con mayor facilidad.

2. El tener una buena técnica y aprender a caer de la forma menos lesiva puede ayudarnos a evitar hasta el 80% de las lesiones en el aparato locomotor. Aunque no siempre tenemos la opción de caer de la mejor forma posible, al menos deberemos intentar que el golpe que suframos en la nieve no sea el peor de todos.

3. Antes de empezar la actividad es conveniente hacer un buen desayuno que incluya tanto lácteos como cereales y fruta. Además también es recomendable llevar algún alimento, tipo barrita energética que tú misma puedes preparar o frutos secos, que te ayude a reponer energía.
Esquí - Gtres
4. El material, las fijaciones y, sobre todo, el casco son otros de los aspectos más importantes a la hora de lanzarse a la nieve. Llevar el equipo correspondiente ayuda a disminuir en un 60% el riesgo de sufrir lesiones en cara y cuello, así como traumatismos craneoencefálicos.

5. Cuando comencemos a notar los primeros síntomas de cansancio debemos abandonar la actividad, pues las lesiones de última hora del día son de lo más frecuentes y pueden estropearnos por completo nuestra divertida jornada de nieve, así como el resto de nuestras vacaciones.

6. Será de vital importancia seguir las indicaciones en las pistas. El uso de casco y no tener comportamientos temerarios evitará posibles accidentes y choques con el resto de esquiadores, además de que algunas estaciones pueden expulsar a aquellas personas que pongan en peligro la seguridad.

¡Cuida tus ojos en la nieve!

Gtres

El frío, la nieve, la niebla y el viento son factores de riesgo para nuestros ojos cuando hacemos ejercicio al aire libre durante el invierno.

Según los datos obtenidos por los especialistas de Clínica Baviera, casi el 20% de las personas que practican deportes de invierno como el esquí, el snowboard o el alpinismo padecen algún tipo de enfermedad ocular.

Las dolencias más habituales son la queratoconjuntivitis (inflamación de la conjuntiva y de la córnea, también llamada oftalmia de la nieve), las úlceras crónicas y la aparición prematura de cataratas.

En la montaña hay que tener especial cuidado con las radiaciones solares porque a altitudes elevadas la capacidad de protección de la atmósfera es mucho menor que en las zonas bajas.

"Los síntomas de la oftalmia de la nieve aparecen entre cuatro y seis horas después de la exposición a la radiación ultravioleta. Por eso, casi siempre las personas afectadas ya están en sus casas cuando comienzan a sentir molestias como una sensación similar a la de tener un cuerpo extraño en el ojo, lagrimeo y fotofobia, ojos rojos y disminución de la agudeza visual", señala el Dr. Fernando Llovet, director médico de Clínica Baviera.

La medida preventiva por excelencia para evitar este tipo de lesiones es protegerse de la radiación ultravioleta utilizando gafas oscuras con filtro UV y que cubran el ojo por completo.

Estas lentes, además de proteger los ojos, ayudan a prevenir otras afecciones y aportan a la vista comodidad y calidad de visión, impidiendo el deslumbramiento, mientras se practican deportes como el esquí.

Una exposición repetida a los rayos solares en la nieve puede causar, además de la queratoconjuntivitis solar, lesiones en el cristalino (cataratas) y en la retina (maculopatías), cuya gravedad dependerá de la dosis de radiación ultravioleta acumulada a lo largo de la vida, al igual que con el cáncer de piel.

"Lo importante en este caso, como en la mayor parte de los temas relacionados con la visión, es la prevención. Por ejemplo, los niños y los adultos mayores generalmente sufren menos lesiones de este tipo, ya que los primeros son protegidos por sus padres y los últimos tienen conciencia de la necesidad de prevenir estas patologías", concluye el Dr. Llovet.

Temas relacionados  ››