Las consecuencias para el cabello de no usar champú

La polémica tendencia “No Poo” (sin champú) puede ocasionar graves consecuencias en tu cabello, máxime durante la etapa veraniega. Además, descubre cómo debes cuidar tu pelo y las medidas a tomar antes de disfrutar de esas ansiadas y merecidas vacaciones estivales.

2m 6s
Gtres
A las vacaciones de verano hay que llegar con el pelo en óptimas condiciones, la única forma de que pueda superar la dura prueba veraniega con nota. Es todo un clásico tener una actitud relajada con el cabello antes del verano pensando que, haga una lo que haga, ya nos lo arreglaremos en septiembre…

Una de las primeras medidas que podemos tomar es cortarlo para tener las puntas perfectas antes de las vacaciones y otra, cambiar a un champú especial, de acuerdo a las necesidades de nuestro cabello en ese momento. En cualquier caso, lo ideal durante el verano es lavar el cabello a diario, pues en los días de calor es necesario extremar la higiene debido a la transpiración, no solo por el cloro o la arena y la sal, sino también porque pueden aparecer alergias e irritación en el cuero cabelludo.

Gtres
Teniendo en cuenta lo anterior, Claudia di Paolo, un referente en belleza y cosmética capilar, nos habla en esta ocasión de una de las tendencias que más han sonado en los últimos meses: la corriente “No Poo”.

Esta moda se basa en lavar poco o incluso no lavar el cabello con champú, sin embargo, Claudia advierte que esta medida es desaconsejada por los expertos capilares y tricólogos, ya que la función del champú es limpiar selectivamente el cuero cabelludo para que el poro y el folículo respiren y así produzcan un cabello fuerte y sano.

La mayoría de las marcas comerciales producen fórmulas de champú con componentes baratos y de escasa calidad que no hacen una limpieza “selectiva” sino detergente y muy agresiva para nuestro manto hidrolipídico llegando incluso a romperlo y produciendo muchas enfermedades, de ahí el deterioro del cabello, y la famosa corriente “No Poo”. Es cierto que nunca se han visto tantas enfermedades capilares como en nuestros días pero el remedio de ningún modo es dejar el champú, sino elegir el tuyo. Lavarse es necesario e imprescindible.