Cómo preparar una barbacoa baja en calorías ¡deliciosa!

¡No renuncies a saborear una barbacoa este verano! Ficha las claves para disfrutar de un clásico veraniego con alimentos sabrosos, nutritivos y bajos en calorías que no te pesarán.

   actualizado el 11/8/2021 - 0:50 6m 10s
Grupo NC Salud

El verano es temporada alta de barbacoas. La utilización del fuego para asar la comida es, probablemente, una de las primeras técnicas culinarias de las que tengamos constancia. Desde entonces hasta hoy, han cambiado mucho las cosas, tanto en lo que respecta a las técnicas de asado como a los alimentos que se colocan sobre las brasas. Además, la barbacoa se ha consolidado como acontecimiento social. Ya no se trata de cocinar sobre el fuego, sino de reunir a familiares y amigos en torno al mismo. Una práctica que cuenta con cada vez más seguidores, por la sencillez de la elaboración para un gran número de comensales.

Sin duda, con la llegada del verano, la idea de disfrutar con la familia o entre amigos de una barbacoa es, cuanto menos, apetecible. Sin embargo, cuando pensamos en la barbacoa veraniega, resulta complicado imaginarse una parrilla que no contenga panceta, chorizo o morcilla, entre otros alimentos ricos en grasas y calorías que rompen el equilibrio nutricional y amenazan la figura.

Es por ello que los expertos de Super Premium Diet nos proponen un cambio de mentalidad y numerosas propuestas de lo más saludables y bajas en calorías, sin por ello tener que renunciar al sabor. ¿Te apuntas?

Sí a la carne, pero menos grasa

¿Qué sería una barbacoa sin carne? No tienes que renunciar a ella, simplemente debes recurrir a las carnes más magras, como la de pavo o pollo, tanto de los muslos como de la pechuga. Puedes improvisar unas brochetas con verduras intercaladas (pimiento, cebolla, calabacín, tomate…) para crear esa mezcla de sabores intensos y darle un mayor colorido a la parrilla. También se puede apostar por esta carne en forma de salchichas o hamburguesas, que podrás acompañar con una refrescante salsa casera y baja en calorías, por ejemplo a base de pepino y yogur desnatado, ideal en esta época del año.

Gtres

¡A la rica sardina!

Aunque los productos del mar no suelen ser muy populares en las reuniones de barbacoa, no puedes olvidar que en las zonas de costa española contamos con tradicionales y sabrosos platos, como es el caso de las sardinas a la brasa. Los pescados azules, y en especial la citada sardina, son una fuente esencial de omega 3, muy beneficioso para el sistema cardiovascular, y además responsable de que el pescado quede muy jugoso cuando se cocina asado. Más adelante descubriremos cómo preparar una sana y sabrosa barbacoa de pescado.

Verduras, deliciosas a la parrilla

Las verduras cocinadas a la brasa resultan deliciosas. Si quieres escoger aquellas que destacan más cocinadas a la barbacoa, apuesta por las berenjenas, los espárragos verdes, el calabacín, el pimiento y el tomate, que puedes preparar cortando en trozos a modo de salteado, en rodajas como una tradicional parrillada de verduras, o en forma de brochetas vegetales.

Sin duda, el bajo aporte calórico de las verduras y alto contenido en fibra, sumados al hecho de que la barbacoa apenas requiere del uso de aceite para el cocinado, las convierte en una de las opciones más equilibradas y siempre acertadas para cuidar tu salud y tu figura.

Gtres

Aperitivos y acompañamientos sanos y bajos en calorías

Conviene acompañar la barbacoa con una ensalada, que en los meses de calor aporta esa agradable sensación de frescor durante la comida. Además, a la hora de escoger el aperitivo, aléjate de los alimentos que proporcionan calorías vacías y sin vitaminas, como las patatas fritas y las golosinas, que puedes sustituir por frutos secos crudos, como las almendras, o encurtidos, como los pepinillos.

Agua y una copita de vino, las mejores bebidas

La bebida más aconsejable para las barbacoas es el agua que, además, de hidratarnos, propiciará una digestión más ligera y permitirá saborear los alimentos al completo. Evita a toda costa las bebidas azucaradas, así como el alcohol, aunque puedes permitirte un vasito de vino tinto, pues en pequeñas cantidades contribuye a mantener los niveles adecuados de colesterol en sangre, entre otros muchos beneficios.

Gtres

El postre ideal

Para dar por terminada la barbacoa, nada como recurrir a un postre ligero y refrescante en el que la fruta sea protagonista. Puedes prepararla en rodajas (preferiblemente con piel para aprovechar su alto contenido en fibra), en forma de macedonia o exprimida en zumo, aunque si eliges esta última opción, procura no colar la pulpa, ya que es rica en fibra y proporciona una sensación de saciedad más prolongada. También puedes apostar por un postre líquido, como un granizado, una limonada casera o la veraniega horchata.

Brochetas de pescado

10 consejos para preparar una barbacoa de pescado perfecta

Para elaborar en casa una parrillada basada en nuestros pescados no es necesario disponer de grandes conocimientos culinarios ni complicados aparatos de cocina. Seguir unas pautas sencillas nos puede resultar de mucha utilidad:

  1. Pedir a nuestro pescadero que nos prepare el pescado, por ejemplo, doradas, lubinas o corvinas, para hacer a la barbacoa, es decir, enteras, evisceradas, con piel y sin escamas.
  2. Elaborar las brasas con carbón por su sabor más neutro.
  3. Sacar del frigorífico el pescado unos 30 minutos antes de colocarlo en la barbacoa y sazonar con sal para que vaya penetrando en los lomos, mientras alcanza la temperatura ambiental.
  4. Untar el pescado con un poco de aceite de oliva para que no se pegue, es importante que no sea en exceso para que no caiga a las brasas.
  5. Asar con brasas suaves sin llama. Si la barbacoa tiene varios niveles, colocar el pescado en la parte más alta o intentar mantener una distancia adecuada para evitar que se queme. También se puede hacer uso de parrillas especiales para pescado.
  6. El tiempo de asado va a depender del grosor del pescado, es recomendable voltearlo solo una vez.
  7. Sacarlo antes de que esté hecho, ya que se sigue cocinando tras retirarlo de las brasas. Pincharlo para comprobar que el color de la carne es blanco y que se despega con facilidad de la piel y espina central.
  8. Al servir, añadir por encima un majado de ajo, perejil, sal y aceite para dar un toque más mediterráneo.
  9. Al usar verduras, cortarlas finas o meterlas en la barbacoa antes que el pescado, ya que tardan más en estar al punto.
  10. El pescado se puede acompañar de pipirrana fresca con tomates, pimientos verdes, pepinos y cebollas de temporada.

Es importante no olvidar tomar bebidas frescas para mantener la hidratación y protegerse del sol, especialmente cuando la barbacoa se elabora en las horas centrales del día.

¡No lo dudes! Este verano, sorprende a tu familia y amigos con una barbacoa diferente y saludable.

Te puede interesar
Menús de verano bajos en calorías con recetas de germinados ¡Adelgaza de forma sana!

Menús de verano bajos en calorías con recetas de germinados ¡Adelgaza de forma sana!