Buscar

Buñuelos bajos en calorías para una Semana Santa sin kilos de más

Llega Semana Santa, una fecha en la que los buñuelos de viento típicos de esta festividad, se convierten en el dulce imprescindible. Te proponemos dos versiones bajas en calorías que conservan todo su sabor.

4m 20s
Buñuelos de manzana - Grupo NC Salud
Dentro de la amplia oferta gastronómica de dulces típicos de la Semana Santa, los tradicionales buñuelos de viento se consolidan como unos de los más demandados y degustados. Sin embargo, para todos aquellos que buscan cuidar su alimentación y su figura, son un pecado, pues la receta tradicional de este plato encuentra como responsables de su alta dosis de calorías a la leche entera, el azúcar y la fritura.

Para disfrutar de estos deliciosos bocados sin remordimientos, el chef Pablo Cáceres nos propone una receta alternativa de buñuelos de viento, que permite conservar todo su sabor pero aportando la mitad de calorías, convirtiéndose en una opción más saludable para no tener que renunciar a la tradición de esta época del año.

Buñuelos de viento rellenos de manzana bajos en calorías

“Vamos a optar por leche en su versión desnatada, edulcorante en lugar de azúcar, y realizaremos los buñuelos al horno en lugar de fritos en aceite, consiguiendo que estos dulces pasen de las 140 calorías que aporta una unidad en su versión tradicional, a las 66 que aporta con esta nueva propuesta saludable, permitiéndonos disfrutar de unos buñuelos “sin pecado” y con todo su sabor”, explica Marta Gámez, directora técnica del Grupo NC Salud.

Ingredientes:

• 1 huevo
• 1 vaso de leche desnatada
• 4,8 gramos de edulcorante líquido
• 150 gramos de harina
• 2 cucharadas de levadura en polvo
• Canela molida
• Azúcar glas

Relleno de manzana:

• 2 manzanas

1. Mezclamos la levadura con la harina y el edulcorante. A continuación, incorporamos el huevo y batimos la mezcla hasta lograr una pasta suave pero homogénea, obteniendo la base con la que crearemos los buñuelos de viento.

2. Una vez lista la masa, añadimos la leche y mezclamos hasta que quede perfectamente integrada.

3. Dejamos reposar la masa durante aproximadamente 15 minutos.

4. Pelamos y quitamos el corazón a las manzanas. Una vez listas, las cortamos en dados de tamaño mediano.

5. Seguidamente, incorporamos los dados a la masa de buñuelo y mezclamos con insistencia para que los trozos de fruta queden bien integrados a la mezcla.

6. Precalentamos el horno a 180 grados y con la ayuda de una cuchara, tomamos pequeñas partes de la mezcla, dando forma redondeada.

7. Horneamos las porciones de masa en el horno hasta que adquieran un tono ligeramente tostado.

8. Retiramos del horno y espolvoreamos con un poco de canela molida y azúcar glas.
Buñuelos de vainilla - Grupo NC Salud

Buñuelos de viento rellenos de vainilla casera bajos en calorías

Si quieres sorprender a tus invitados, no fallarás con estos buñuelos rellenos de vainilla casera. Necesitarás ½ vaina de vainilla, 2 tazas de leche desnatada, sacarina líquida y 2 cucharadas de maicena. La masa de buñuelos es la misma que en la receta anterior.

1. En primer lugar, partiremos de la masa de buñuelos, a los que daremos forma redondeada con la ayuda de una cuchara e introduciremos al horno a 180 grados previamente precalentado, hasta que adquieran un tono ligeramente tostado. A continuación, los dejamos reposar.

2. Para la crema de vainilla, ponemos al fuego un cazo con la leche y la vaina de vainilla, cortada por la mitad para que salgan los granos durante la cocción y el sabor quede impregnado en la leche.

3. Mantenemos la mezcla durante media hora a fuego bajo, pero durante ese tiempo tenemos que hacer que la leche alcance el punto de ebullición hasta 3 veces. Observaremos que, pese a ser desnatada, la leche producirá una cantidad considerable de nata que debemos ir retirando para evitar tomar las pocas grasas que conservaba.

4. A continuación, colamos la leche en otra olla, y la ponemos de nuevo a fuego bajo. Añadimos entre 3 y 4 gotas de sacarina.

5. En un vaso con un poco de agua, añadimos la maicena y la disolvemos para echarla seguidamente a la mezcla de leche. Removemos hasta que empiece a espesar y retiramos del fuego, dejándola enfriar durante unos minutos.

6. Finalmente, en el plato de presentación colocamos la crema de vainilla en la base, y añadimos encima de esta los buñuelos, terminando de decorar con una rama de vainilla o canela.

Sin duda, con estas sencillas propuestas podremos disfrutar de uno de los sabores más característicos de la Semana Santa, pero cuidando la salud y la figura.
Temas relacionados  ››