Mi primera vez en el “Bondage”: consejos para novatos en la práctica erótica de moda

Por: Alicia Marín

¿Estás pensando en seguir las reglas del Amo Grey y dejarte llevar por el “Bondage”? Descubre los mejores consejos para novatos en la práctica erótica de moda.

El Bondage paso a paso: consejos para novatos en la práctica erótica de moda
Fotolia
Christian Grey abrió la caja de los truenos. Tras el enorme éxito de la saga de películas basadas en la trilogía de novelas eróticas de la autora británica E.L. James, son muchas las parejas que han querido probar el “bondage”, práctica erótica basada en la inmovilización del cuerpo de una persona utilizando cuerdas, cintas, telas, cadenas, esposas, y en la que también pueden emplearse mordazas o vendas en los ojos, entre otros muchos accesorios.

Aunque la gran ola ya ha pasado, aún siguen siendo numerosos los clientes que se acercan a las tiendas eróticas en busca de algún producto para experimentar con sus parejas y encender la pasión con este juego de dominación. En su mayoría mujeres.

Son muchos/as los que han descubierto el BDSM y que se aventuran a emprender una de las prácticas que se dan en él: el bondage. Y si tú también estás pensando en sumarte a la práctica erótica de moda, abrirte a nuevos mundos y experimentar el amplio abanico de placeres en sus diferentes facetas, la sexóloga María Felipa Gea López explica desde Sexplace cómo iniciarse en el bondage y ofrece los mejores consejos para novatos que serán muy útiles:
  • Crear un acuerdo mutuo. Lo primero que debéis hacer es conocer vuestros límites y hasta dónde estáis dispuestos a llegar. Crear un acuerdo mutuo y respetuoso es fundamental para garantizar el éxito de la experiencia. También necesitáis acordar quién será el sometido y quién el sometedor.
  • Seguridad ante todo. Debéis elegir una palabra que os garantice seguridad en el caso de que alguno de los dos quiera parar la práctica erótica. Además, esta palabra debe ser neutral, es decir, una palabra que no vayáis a decir en esa misma situación (por ejemplo: amarillo, rojo, tulipán,...).
  • Prevenir antes de actuar. Es importante que preparéis la cita con el bondage con antelación, para que tengáis a mano todo aquello que vais a necesitar. Os va a servir también para ir calentando los motores de la creatividad, pasión y deseo hasta el momento clave.
  • Ser totalmente consciente. Este tipo de prácticas no se deben hacer bajo los efectos del alcohol o de algún estupefaciente, ya que es más fácil perder el control en esas circunstancias. Se le une que debéis de ser pacientes y tomar con calma vuestra cita con el bondage, ya que puede que a la primera no funcione o no sea lo que esperabais. Como cualquier otra práctica se requiere de un aprendizaje para su perfeccionamiento.
Atrévete a probar el Bondage, la práctica sexual de moda
Gtres

Y cuando pases a la acción…

Asimilados los consejos anteriores, es momento de comenzar con las ataduras y dejarnos llevar por el placer. Aunque el bondage está relacionado con sexo libre y salvaje, los novatos deben explorar su lado más suave comenzando por su parte más ligera sin nudos complicados ni posturas acrobáticas.

“Tomando también en cuenta que durante la primera vez no es recomendable inmovilizar las manos, ya que es preferible ir poco a poco e ir conociendo gradualmente esta práctica. En vuestros inicios los nudos deben ser flojos y fáciles de desatar. Durante la primera vez, os recomiendo utilizar cintas, corbatas, fulares…, para tomar contacto, y así pasar a las cuerdas, cadenas, esposas…”, explica la sexóloga.

Es recomendable tapar los ojos durante la sesión para centrarse sólo en las sensaciones. Ante todo, debéis estar dispuestos a la sumisión sexual. Déjate hacer, concéntrate en lo que estás sintiendo y embriágate por el placer de dar vacaciones a tu propia voluntad.

Tras finalizar la sesión, se aconseja hablar de la experiencia vivida y compartir vuestras sensaciones. Esto fomentará una mayor comunicación, servirá para mejorar las siguientes sesiones y dará nuevas ideas.

Por último, recuerda que para que el bondage sea una experiencia positiva que tengas ganas de repetir, siempre hay que seguir la regla del SSC (sensato, seguro y consensuado).

Te puede interesar