Buscar

Rubio nórdico, el pelo platino casi blanco ¡arrasa! ¿cómo conseguirlo y mantenerlo bonito?

El rubio nórdico es el nuevo platino que vuelve locas a las rubias. Descubrimos los secretos para mantener este color de pelo impecable y cómo debes usar el famosísimo champú azul.

   07/5/2019 - 8:17 5m 16s
Matrix

Las tendencias en color para esta primavera-verano nos lo han dejado muy claro, el rubio nórdico arrasa y se ha convertido en la coloración más deseada para el pelo. El nuevo platino casi blanco es el color capilar de moda, más platino, más blanco y más luminoso que nunca. Sin embargo, pese a que todos los tipos de pelo pueden conseguir el rubio nórdico, debes saber que no se trata de una coloración sencilla y requiere mucha destreza. “Varias horas de mimos en el salón de peluquería, paciencia, cuidando el cabello para que no se estropee y se consiga esa coloración tan especial. La duración total puede variar según el tono inicial y estado natural del cabello del cliente”, nos explica la estilista Lorena Martínez.

Para saber si el rubio nórdico te favorece, lo mejor es tener en cuenta tu color de pelo natural y tu tono de piel, ya que esta coloración funciona mejor en rostros claros con subtono dorado y en cabellos que tienden al rubio o castaño claro. Si tu piel y melena son oscuras, esta coloración será más complicada de conseguir y puede que el resultado final no te convenza.

Khaleesi

¿Cómo mantener perfecto el rubio nórdico?

  1. Si tienes un pelo extremadamente fino olvídate de esta coloración. Para conseguir el rubio nórdico es necesario decolorar, y se trata de un procedimiento muy delicado para melenas finas o debilitadas.
  2. Si te tiñes el cabello en este color tan cool, ten a mano siempre una mascarilla hidratante muy nutritiva o antiedad para aplicarla una vez a la semana. Este tipo de coloraciones suelen acelerar el proceso de envejecimiento del pelo por lo que será imprescindible que lo cuides mucho en casa.
  3. Mucho cuidado con el cloro de las piscinas. Es muy común que los cabellos rubios acaben adquiriendo una tonalidad verdosa por culpa del cloro. Para evitarlo, debes aclarar bien el pelo con agua dulce al salir de la piscina y protegerlo del sol con un protector del color adecuado.
  4. El rubio nórdico es un color que requiere muchos cuidados. Para evitar la aparición de tonalidades más cálidas que tiren a amarillentas, restando brillo y vitalidad al rubio, es recomendable utilizar productos capilares específicos para cabellos platinos. Por ejemplo, los champús morados o azules que sirven para neutralizar esos tonos amarillo pollo tan indeseados y de los que hablaremos a fondo a continuación, ya que son muy útiles siempre que se apliquen bien.
  5. Utiliza protectores térmicos y evita el uso excesivo de herramientas de calor como secadores o planchas.
Matrix

El champú azul o champú morado: el secreto para mantener el rubio nórdico

No se trata de un producto nuevo, pero lo cierto es que el champú azul o champú morado se ha popularizado enormemente en los últimos años, numerosas marcas han sacado a la venta en su línea de productos capilares su champú azul y está siendo todo un descubrimiento para muchas rubias. ¿Para qué sirve exactamente este champú? Nada más y nada menos que para matizar los cabellos rubios que se han tornado amarillentos o anaranjados. Es decir, sirve para acabar con el tono más odiado por las rubias: el rubio pollo.

¿Cómo actúa el champú azul sobre el pelo rubio?

El champú azul devuelve el color original a tu melena y matiza esas tonalidades que tiran al naranja o amarillo. El pelo tiende a esos colores por varios factores: el efecto de los químicos de lavado sobre el tinte, la exposición al sol, los hábitos de higiene capilar o incluso la salinidad del agua.

¿Para qué sirve realmente el champú azul?

Para matizar el pelo que se ha teñido de rubio o las canas que se han vuelto amarillentas. También para neutralizar o matizar otros tonos de cabello teñidos e incluso para eliminar el color naranja de un pelo decolorado.

Los errores más frecuentes en el uso del champú azul

Ficha las claves para el correcto uso del champú azul y aléjate de los 5 errores que cometen las rubias cuando utilizan este champú:

  1. Un lavado no es suficiente. El proceso puede tardar varios lavados hasta lograr el color deseado. Con un solo lavado difícilmente se tienen los resultados deseados por lo que hay que insistir un poco más hasta dar con el rubio perfecto.
  2. Abusar de su uso. No se trata de un champú de uso diario sino de uso ocasional. Utilízalo una vez a la semana porque abusar de ello puede resecar en exceso la melena. Además, se corre el riesgo de que los pigmentos azulados y violetas del champú penetren en tu cabello de manera indeseada alterando mucho el color del pelo; podrías parecerte a Lady Gaga en los Globos de Oro cuando sorprendió a todos luciendo un pelo rubio platino azul lavanda.
  3. Frotar el cabello con el champú azul. Usa el champú azul en el segundo lavado, el primero hazlo con tu champú habitual. Aplica una generosa capa sobre el cabello pero no frotes, masajea suavemente el champú y déjalo actuar de 5 a 10 minutos.
  4. No utilizar guantes. Si lo has usado alguna vez sabes de qué hablamos. El champú azul deja restos de su pigmentación por toda la ducha, incluso en tu piel, uñas y manos. Por ello, la mejor opción es aplicarlo con guantes y si no se dispone de ellos, lavar inmediatamente las manos.
  5. No hidratar bien el cabello. Tras el lavado con el champú azul asegúrate de hidratar bien el cabello ya que este tipo de champús tienden a resecar mucho la melena dándole un aspecto áspero y apagado.
Temas relacionados  ››