Buscar

En verano… ¡pies frescos!

Puedes combatir el exceso de sudoración y mantener los pies frescos, sanos y bonitos fácilmente, solo tienes que tomar nota de los consejos prácticos y sencillos que te ofrecemos.

2m 31s
Gtres

El invierno quedó atrás y el verano con las altas temperaturas que lo caracterizan, provocan que nuestros pies transpiren más. Para mantener los pies frescos en temporada estival, bastará con que tengas en cuenta los consejos que a continuación te ofrecemos:

Utilizar un calzado apropiado

Se deben evitar los zapatos demasiado grandes o los muy pequeños, el calzado debe adaptarse perfectamente al pie sin generar presiones excesivas. No han de utilizarse zapatos de plástico o de cualquier otro material que impida que el pie "respire".

Medias de fibra natural

Si se utilizan medias o panties, deben estar elaborados con fibras naturales que absorben el sudor y mantienen los pies frescos.

Secarlos y desodorizarlos después de la ducha

Tras la ducha es necesario secar bien todo el pie empleando una toalla limpia sin descuidar las zonas entre los dedos. Existen en el mercado fórmulas desodorizantes y refrescantes en diversas presentaciones, en verano, las versiones en "spray" son las que producen una mayor sensación de frescor y descanso.

Si los pies transpiran demasiado y deseas combatir el exceso de sudor además de estimular la circulación sanguínea y aliviar el cansancio, existe una solución natural muy efectiva, sumerge cada día los pies durante 10 minutos en una infusión de lavanda y salvia.

Otra solución casera y natural, específica para desodorizar los pies, consiste en diluir el zumo de dos limones en un litro de agua e introducir los pies durante media hora. A continuación, secar los pies y envolverlos en hojas de lechuga durante otra media hora. Repite este proceso 2 veces a la semana. ¡No falla!

Además, para neutralizar el desagradable olor de pies y zapatos, la solución está en empolvarlos con levadura.

Hidratación

Es necesario mantener los pies hidratados. Para lograrlo, antes de acostarse, masajear los pies con "aceite de avellana" resultará una auténtica delicia, sus propiedades emolientes y tonificantes dejarán los pies suaves y descansados, además de que este aceite se absorbe con mucha facilidad y permite aplicar una mayor cantidad sin dejar sensación grasa.

Además de sanos, bonitos

Especialmente en verano los pies deben estar bonitos, para conseguirlo es imprescindible hacerse la pedicura regularmente, acude a un centro de belleza cercano. Notarás la diferencia.

Muévete

Los pies necesitan hacer ejercicios que favorezcan su salud, agilidad y belleza, la caminata es ideal, desde luego, utilizando un calzado cómodo y transpirable, pero además, para ejercitar los pies, tonificarlos, activar la circulación sanguínea y descansarlos, basta con hacer rodar sobre la planta del pie un botellín de agua helado (guardado en el congelador) durante algunos minutos. Sentirás un gran alivio y tus pies te lo agradecerán.

Temas relacionados  ››