Buscar

Rojo y negro, la decoración de esta Navidad

La Navidad en tiempos de crisis requiere austeridad. La apuesta es una decoración clásica y sobria. El rojo y negro son los más elegantes.

3m 45s
Publicidad
Efe

La Navidad se presenta un año más cargada de ilusión. Los tiempos de crisis imprimen austeridad a los festejos, pero no por ello debes renunciar al color y al deseo de decorar tu hogar.

Como suele decirse, "al mal tiempo buena cara". Por ello, regala a quienes te visitan, a tu propia familia y a tí misma momentos de celebración mediante pequeños detalles que ofrezcan calidez y reflejen el ambiente navideño.

Efe
Te proponemos vestir una Navidad con colores tradicionales como el rojo, porque gracias a él, además de alegría, te resultará fácil encontrar opciones sencillas con poco o ningún gasto, ya que en algún rincón del armario encontrarás complementos de años pasados que te ayuden a convertir la casa en un espacio diferente.

Divertidas son las propuestas de la firma "Myvinilo", que ofrece personalizar paredes, ventanas, muebles o espejos con adhesivos que pasado un tiempo podrás quitar sin ningún problema. Una decoración limpia, rápida y divertida.

Decora tu pared con renos o abetos y coloca en tus ventanas dibujos escarchados. También puedes probar tu destreza con las tijeras y, mediante cartulinas de colores, hacer tus propios diseños navideños para colocar sobre paredes y puertas.

Almuerzos con color

Apuesta por el rojo y el negro. Colores elegantes y tradicionales, para una cena o para un almuerzo lleno de color con toda la familia.

El rojo es el color de la Navidad por excelencia. Un tono cargado de energía, de luz y de ilusión, un complemento ideal que puedes encontrar en lazos, cintas y brillantes bolas para colgar del árbol o incluso de la lámpara.

Si este año prefieres ahorrar espacio y prescindes del abeto, consigue una cuerda fuerte y sujeta las bolas, de diferentes tamaños, a modo de racimo de uvas. Si prefieres una guirnalda, colócala cayendo sobre el dosel de la puerta y, si logras una longitud importante, hazlo de lado a lado de la pared o, si tienes chimenea, descendiendo sobre ella.

Práctico, pero elegante

Una comida puede convertirse en un universo elegante y, además, práctico. Allí donde se juntan muchos comensales, vístelos con los colores de la temporada para crear ambiente. Deja a un lado los manteles de hilo que tanto trabajo te supondrá después dejar impolutos de manchas y opta por alguno más sencillo, incluso de papel. Sobre él, podrás colocar caminos de mesa rojos para dar intensidad a la mesa.

Si a ello le añades coronas sobre las ventanas, pequeños renos, duendes de trapo encarnados o adornos rojos para el postre, no necesitarás más.

Para las cenas, puedes ser más sofisticado: firmas como "Sia" o "Ikea" proponen encantadoras mesas con detalles que marcan la distinción de una casa. Los candelabros son siempre un símbolo de elegancia durante la noche. Si los eliges negros, consigue velas rojas para que el contraste sea mayor.

Piensa en la vajilla como un elemento de gran ayuda en la decoración: los platos terminados en filo negro o rojo son ideales para enmarcar un guiso. Un sujeta servilletas puede hacer resaltar de otra manera los cubiertos. Una copa puede decorarse con una cinta roja justo en su pie, un elemento nada incómodo cuando vayas a utilizarla.

Efe
Los arreglos florales también forman parte de la decoración y, si bien las flores naturales aportan un estilo y fragancia insustituible, también es cierto que hoy puedes encontrar fantásticas imitaciones sobre las que vaporizar el aroma preferido de tu hogar.

Las flores de Pascua alegran cualquier rincón. Sobre la mesa, pequeños recipientes de cristal pueden acoger flores de tallo corto que dictarán un antes y un después en tu mesa. Además, son fáciles de colocar en cualquier otro rincón de tu hogar.

Jarrones altos en la entrada de tu vivienda, sobre el recibidor o en el suelo contribuyen a crear la atmósfera navideña que tanto deseas.

Publicidad
Temas relacionados  ››