Buscar

Eliminar celulitis con las vibraciones

Eliminar celulitis con las vibraciones
3m 13s

Las plataformas vibratorias te ayudarán a atacar a la eterna enemiga. ¿Por qué? Porque mejoran tu forma física de forma considerable y aumentan tu flexibilidad, reducen flacidez y tonifican. Además, son el ejercicio perfecto para todas aquellas con "alergia" al gym.

Si hace algunos años fue el Pilates la disciplina que revolucionó los gimnasios de medio mundo, ahora le toca el turno a las plataformas vibratorias. Bien a través de sesiones de entrenamiento que puedes realizar en el gimnasio (con ayuda o no de un entrenador personal) o bien en casa, si adquieres una de estas revolucionarias máquinas como la Galileo, Total Mode Plate, Power Plate, Proellixie, etc…

¿Que por qué se han hecho tan famosas? Básicamente porque te ponen en forma sin moverte demasiado… Sí, aunque sea difícil creerlo, tan sólo diez minutitos subida en cualquiera de estas plataformas crea un efecto en tu cuerpo como si hubieras estado más de dos horas currándotelo en el gimnasio o echando una partida de tenis.

¡Efecto inmediato en tu cuerpo!

No son nuevas, ya las usaban los astronautas y los deportistas de élite hace 25 años, pero es ahora cuando se están acercando al gran público. Se inventaron para que los astronautas realizaran entrenamientos en el espacio, ya que necesitaban fortalecer su musculatura y sin gravedad era imposible el uso de las pesas.

De aquella herencia nos llegan ahora estas maquinitas en las que te subes y tus músculos comienzan a vibrar en diferentes intensidades. ¡Ese es el esfuerzo que tendrás que hacer para atacar la celulitis y tonificar tus glúteos! ¡Su efecto es inmediato!

Te interesará saber que hay dos tipos de plataformas, las de vibración vertical y las de vibración basculante. La primera lo que hace es contraer y relajar los músculos, aumentando la circulación y haciendo que se active el metabolismo. La segunda lo que hace es reproducir movimientos similares a los de una caminata a paso ligero. El resultado es que tonificas cualquier parte de tu cuerpo sin sobrecargas ni sacrificios.

Ten cuidado

Tampoco hay que abusar. Los fabricantes de estas máquinas aseguran que se generan entre 20 y 50 vibraciones por segundo y en tres direcciones, lo que hace posible que aumente la fuerza de la gravedad y que no nos cueste ningún esfuerzo el ejercicio que estamos realizando. Pero hay que controlarse.

Vale que 10 minutos en ella equivalen a un par de horas de duro ejercicio en el gimnasio, pero no hay que abusar de esta increíble ventaja. Permanecer media hora en la plataforma al final terminará afectando seriamente a los tendones y ligamentos.

Ten en cuenta que esta máquina no es exclusiva sólo para aquellas personas que deseen perder peso y eliminar la piel de naranja. El efecto es también psicológico, como el que nos queda tras la práctica de cualquier deporte; una sensación de bienestar general que inundará tu organismo y hará que te sientas llena de energía, más guapa y de mejor humor.

El precio de una sesión es aproximadamente de 25-30 euros. Si prefieres comprar la máquina y practicarlo en casa, puedes adquirir algunas de las diferentes plataformas vibratorias desde los 7.000 euros.