Buscar

Bañoterapia en casa: el placer que embellece

Un baño de agua caliente, aceites esenciales y un ambiente cálido que invite a la calma, se unen para mimar tus sentidos y revitalizar tu piel.

   actualizado el 27/12/2019 - 13:27 2m 54s
Publicidad
Bañoterapia - Fotolia

La bañoterapia es una técnica cada vez más utilizada con fines terapéuticos y en tratamientos de belleza. Se unen en ella el agua caliente, los aceites esenciales y la creación de un ambiente recogido, íntimo, que consigue equilibrar cuerpo y mente.

Temperatura y tiempo

En el baño ideal, la temperatura del agua no debe ser superior a 38 grados, y el tiempo de inmersión, entre 15 y 20 minutos, a fin de conseguir el efecto relajante deseado y la penetración eficaz de los aceites sin que reseque la piel.

Los aceites esenciales

Se trata de aceites extraídos de las plantas que te ayudan a calmar los nervios, tonificar y revitalizar la piel, siendo el ingrediente estrella de la bañoterapia.

Para disfrutar de un relajante baño, recomendamos especialmente el aceite de lavanda, que posee un efecto tonificante y relajante. Son suficientes unas gotas de aceite en la bañera de agua caliente para recuperar la energía y obtener el efecto relajante deseado. Si añades un tapón de aceite de almendras, reforzarás el efecto hidratante.

Ambiente relajante

Crear un ambiente que invite a la calma es necesario para entrar en un estado de máxima relajación y bienestar. Coloca algunas velas en lugares estratégicos para obtener una luz cálida y tenue. Si lo deseas, también puedes poner algo de música melódica, muy suave.

Tras el baño

Finalizado el baño, cúbrete con una toalla o envuélvete en un albornoz y túmbate durante 5 minutos hasta que el cuerpo recupere su temperatura. Después aplica una loción hidratante corporal mediante un suave masaje.

Consejo MujerdeElite

Recuerda que no es aconsejable someter la piel a esta práctica todos los días debido a que podría resecarse y perder firmeza. Un día por semana es la frecuencia ideal.

Baño de leche - Gtres

Disfruta de un baño de leche ¡te sentirás como Cleopatra!

Si quieres sentirte como Cleopatra y lucir una piel envidiable, nada mejor que sumergirse en un baño de leche. Este líquido presenta numerosos efectos benéficos para la piel, mejorando su textura y nutriéndola en profundidad.

El ácido láctico actúa sobre la piel limpiándola sin producir ningún tipo de irritación o escozor, y sus hidroxiácidos actúan como exfoliante eliminando las células muertas y dando un aspecto de piel renovada y brillante.

Receta del baño de leche tradicional

Ingredientes:

  • Llena la bañera de agua templada
  • Un cuarto y mitad (375 ml) de leche entera (no sirve la desnatada)
  1. Calienta la leche sin que llegue a hervir, y una vez caliente se vierte sobre el agua de la bañera templada.
  2. Si te desagrada el aroma de la leche, no dudes en añadir alguna esencia de olor que te guste, por ejemplo de lavanda, la cual posee propiedades antioxidantes y protectoras para la piel.
  3. Sumérgete durante 20 minutos, relájate y disfruta al más puro estilo Cleopatra, mientras tu piel se embellece de forma natural.
  4. Finalizado el baño, aclara la piel con agua tibia abundante.

No es lo mismo, pero si tienes poco tiempo, espolvorea un poco de leche en polvo en el agua del baño. Te relajará y suavizará la piel.

Temas relacionados  ››  
Publicidad

Te puede interesar