Buscar

Las ventajas de tomar una ducha fría

Descubre los beneficios que obtendrás al disfrutar de una tonificante ducha de agua fresca.

59s
Gtres
¿Sabías que no hay nada mejor que tomar una ducha bajo un chorro de agua fresca?

Piernas más ligeras y descansadas

Cuando pasamos 10 minutos bajo la ducha con agua caliente, las venas se dilatan. Por el contrario, el agua fría conseguirá contraerlas y activará la circulación sanguínea notablemente.

Tonifica y revitaliza los músculos

El agua fría sobre la piel favorece la circulación sanguínea, lo que producirá una mejor oxigenación de los músculos, tonificándolos y revitalizándolos.

Efecto tensor de la piel

Con el agua caliente se logra dilatar los poros y eliminar toxinas. Utilizando agua fría para tu ducha, obtendrás un efecto tensor inmediato en la piel.

Debes saber que...

Si tu piel presenta flacidez y tu circulación sanguínea es deficiente has de evitar las duchas y baños con agua muy caliente, ya que empeoraría estos trastornos.

¡Consejo!

En casos de enfriamiento o poliuria (excesiva producción de orina asociada a una insuficiencia renal) no es recomendable ducharse con agua fría ya que podría agravar los síntomas.