La cereza: un dulce y sano placer de temporada

Su sabor, color, textura y numerosas propiedades beneficiosas para la salud la convierten en la fruta estrella de temporada.

   26/5/2011 - 16:16 3m 28s
Ante la importancia de consumir, como indican los especialistas, cinco piezas de fruta al día, muchas son las variedades que cubren, cada día, los estantes de los establecimientos de alimentación. Entre tanta diversidad de colores, sabores y formas siempre es conveniente saber cuáles son de temporada y cuáles no. El porqué es muy sencillo: si adquieres ejemplares de temporada aprovecharás precios más bajos, una mayor variedad de producto y la posibilidad de comer estos vegetales con el máximo valor nutritivo. Información nutricional de las frutas y verduras
Las cerezas, antesala del verano
En este mes de mayo muchas son las opciones frutales que tienes para elegir: albaricoques, grosellas, frambuesas, fresas, nísperos, sandía… ¡y cerezas!: nos encantan las cerezas, por dentro y por fuera: su color rojo intenso les da un aspecto atractivo y junto al sabor dulce, jugoso y refrescante de la pulpa descubrimos texturas similares a otros frutos como el melocotón, del que es pariente menor. Su tamaño las convierte en perfectas compañeras de multitud de platos a los que, además de aportar un toque muy especial, añadirás vistosidad: desde una ensalada hasta una mermelada o bizcocho pasando por guisos, puddings, macedonias... ¡Deja volar tu creatividad culinaria!

Pero, ¿qué propiedades reales esconden estos frutos que se creen que proceden de Mesopotamia?, ¿por qué los médicos de la Antigua Grecia ya las utilizaban? Entérate de todos los beneficios de las cerezas y encontrarás respuesta a estas y muchas otras preguntas. ¡Toma nota!:

¿Qué beneficios para la salud te ofrecen las cerezas?

  • Las escasas calorías (65 por cada 100 gramos) que aportan así como la fibra saciante y los agentes diuréticos las convierten en alimentos ideales para personas que deseen adelgazar.
  • Su consumo diario ayuda a reducir los niveles de ácido úrico.
  • Esta fruta es un gran antioxidante por lo que retrasa el envejecimiento.
  • Entre sus múltiples propiedades curativas, ofrecen un efecto analgésico.
  • Cuentan con un alto contenido en fibra y potasio, por lo que favorecen la circulación intestinal, la eliminación de líquidos y previenen la formación de cálculos renales y biliares.
  • Su alto contenido en hierro (0,4 mg/100 g) las convierte en alimentos básicos para personas con anemia.
  • Ayudan a reducir la hipertensión y mejoran el estado de los enfermos cardíacos y renales.

¿Sabes que...?

  • Las cerezas negras contienen más hierro, magnesio y potasio que el resto de variedades de color más claro.
  • Sus acciones antioxidantes y depurativas mejoran el estado de los enfermos de patologías como la arteriosclerosis.
  • No es una fruta recomendable para los diabéticos, ya que es muy rica en azúcares.
  • Los rabos de cereza son muy efectivos ante cólicos de riñón. Basta con preparar tisanas con ellas y tomarlas antes de cada comida.

¿Y los rabillos de la cereza?

  • Se utilizan en Fitoterapia por sus efectos depurativos y diuréticos que, a través de infusiones, permiten limpiar el organismo a través de la eliminación de toxinas.
  • Puedes conseguirlos en: herboristerías o utilizando los que quedan tras comer las cerezas.
  • Cómo preparar la infusión: Después de dejar a remojo un puñado de rabillos de cereza en un litro de agua durante toda la noche se han de hervir durante cuatro minutos y dejar enfriar durante 20 minutos para luego filtrar el preparado. Esa tisana únicamente conservará sus nutrientes durante un día, así que ha de consumirse en ese plazo de tiempo.
Temas relacionados  ››  
Te puede interesar