Buscar

Aceite de oliva virgen ¡descubre sus beneficios!

En la actualidad son escasos los hogares que no disponen de este jugo natural extraído directamente de la aceituna, y... ¡no es para menos! Las virtudes que posee este aceite son inigualables.

5m 58s
Gtres

Aceite de oliva "virgen"

Producto completamente natural que se obtiene directamente de la aceituna por procedimientos exclusivamente mecánicos.

Su riqueza en vitamina E retrasa el envejecimiento, sin olvidar la vitamina A y D que contiene de forma natural.

Instituciones médicas de todo el mundo especializadas en alimentación y dietética, confirman el valor nutricional del aceite de oliva virgen en la alimentación humana, demostrando sus excelentes propiedades para nuestro corazón, protegiéndonos contra enfermedades circulatorias y cardiovasculares si lo consumimos en crudo.

Es más, el aceite de oliva virgen "no produce colesterol" y es altamente digestivo, y a pesar de ser nutritivo, "no engorda".

¿El aceite de oliva refinado me ofrece los mismos beneficios?

Lamentablemente no, el aceite de oliva refinado procede de la refinación por procedimientos químicos de aceites de oliva de alta acidez. Estos aceites han perdido sus características de color, olor, sabor y lo más importante sus propiedades naturales, por lo que la recomendación es preferir siempre "aceite de oliva virgen".

Creemos importante destacar que las propiedades culinarias del aceite de oliva virgen son muy superiores al resto de los aceites comestibles.

Al tratarse de una grasa natural, tiene en crudo un sabor inmejorable y para fritos es insustituible, debido a que posee un punto de ebullición superior al resto de los aceites, fríe de verdad y no deja los alimentos cocidos como suele ocurrir con otros aceites.

Su potente sabor y olor lo hace ingrediente fundamental en guisos y otras preparaciones culinarias.

Si pero… ¡el aceite de oliva virgen es muy caro!

No, no es cierto, al tratarse de un producto obtenido por procedimientos mecánicos es una grasa natural que al calentarla alcanza una temperatura de 180º, creciendo en la sartén y realizando las frituras en menor tiempo que otros aceites, las fríe mejor y no las empapa, ensuciándose menos y pudiendo recuperar más cantidad que cualquier otro aceite para nuevas frituras.

Las diferencias entre aceite de oliva virgen y virgen extra

En realidad, las diferencias entre ambos aceites son mínimas y no residen ni en su valor nutritivo ni en sus efectos sobre la salud, simplemente el aceite sin refinar recién elaborado se somete a una prueba de cata que lo distinguirá en virgen o virgen extra según su sabor y aroma.

El aceite de oliva virgen extra admite menos defectos y posee un sabor más intenso.

10 razones para incluir el aceite de oliva virgen en nuestra alimentación

  1. Producto natural que se obtiene por procedimientos exclusivamente mecánicos.
  2. Rico en vitaminas E, A y D.
  3. Al tratarse de un producto natural es nutritivo y no engorda. De hecho, el consumo moderado de aceite de oliva reduce el riesgo de obesidad, enfermedades de tipo cardiovascular y diabetes. Así lo asegura el Instituto Europeo de Alimentación Mediterránea (IEAMED).
  4. Saludable y de fácil digestión. Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han descubierto que el aceite de oliva tiene capacidad para prevenir y tratar la infección por Helicobacter pylory, bacteria responsable de la mayoría de los casos de gastritis y úlcera. Comprobaron que los componentes fenólicos presentes en el aceite de oliva virgen, se mantienen estables en la mucosa estomacal durante horas ejerciendo un potente efecto antibacteriano, que pueden llegar a considerar al aceite de oliva como un protector contra la úlcera péptica y cáncer gástrico.
  5. Por ser natural otorga el mejor sabor a salsas, ensaladas y guisos.
  6. Alcanza temperaturas superiores a 180º friendo mejor los alimentos.
  7. Permite reutilizarse más veces, por lo que resulta más económico.
  8. Rico en ácido oleico, tomado en crudo estimula el crecimiento óseo y es muy beneficioso en el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso.
  9. No produce colesterol y es fundamental para evitar enfermedades circulatorias y cardiovasculares.
  10. Retrasa el proceso de envejecimiento, manteniendo la piel sana y elástica gracias a su aporte de vitamina E.

El aceite de oliva ayuda a prevenir el cáncer de mama y otros tumores

Storyblocks

Desde hace bastante tiempo, los científicos conocen bien que la llamada "dieta mediterránea", rica en fruta, verdura, pescado y aceite de oliva, protege contra el cáncer de mama. 

Si realizamos una búsqueda exhaustiva en el principal buscador de publicaciones médicas con los términos ingleses "olive oil" y "breast cancer", obtendremos como resultado un centenar de artículos, lo que da una impresión de la importancia, cada vez mayor, que se le está otorgando a la relación entre el aceite de oliva y el cáncer de mama, una de las principales causas de mortalidad de la mujer. 



Muchos de los artículos están en relación con la investigación básica, es decir, la realizada con biomoléculas, células en cultivo o animales de experimentación. En la gran mayoría de estas investigaciones se observa que el aceite de oliva y sus compuestos, en especial el ácido oleico omega-9 y los polifenoles, disminuyen la expresión del gen Her-2/neu. Este gen promueve la aparición del tumor, por lo que la disminución de éste que producen los compuestos del aceite de oliva protegería, de manera teórica, contra la aparición del cáncer de mama. 



Sin embargo, los ensayos realizados en humanos constituyen, indudablemente, las investigaciones con mayor validez científica. En estudios de este tipo llevados a cabo en España, Italia y Grecia se ha confirmado que los ácidos grasos monoinsaturados en general, y que el aceite de oliva virgen extra en particular, protegen contra el cáncer de mama.



Uno de ellos, llevado a cabo en 11 países europeos, confirmó que la ingesta de ácido oleico (el principal componente del aceite de oliva), protegía del cáncer de mama. Otra investigación, estudió a casi 10.000 mujeres italianas desde 1987 hasta 1992. La conclusión fue que una dieta rica en verduras y aceite de oliva disminuía significativamente el riesgo de padecer cáncer de mama.

Otra investigación, en la que se estudiaron a casi 800 mujeres canarias, confirmaba el papel protector del consumo del aceite de oliva contra el cáncer de mama. Otros estudios de metodología similar han confirmado estos mismos resultados.

En general, la gran mayoría de las investigaciones ratifican el papel protector del aceite de oliva no sólo contra el cáncer de mama, sino también contra otros tipos de cáncer. Por ello, las recomendaciones de las instituciones públicas y privadas deberían centrarse tanto en la promoción de la dieta mediterránea a través de estrategias políticas, económicas y sociales como en las ayudas para el consumo y la comercialización del aceite de oliva.

Temas relacionados  ››