Buscar

Las vitaminas que rejuvenecen tu piel

Descubre cuáles son las vitaminas esenciales que contribuyen directamente a mejorar el estado de la piel, combatir el envejecimiento y mantener su belleza natural, ¡vitamínate!

3m 59s
Publicidad
Agencias

El verano es una etapa complicada para la piel, que se ve más expuesta a los rayos solares y otros agentes externos como el aire acondicionado, culpables de los principales problemas de piel: irritación, sequedad, pérdida de flexibilidad, flacidez y manchas.

Una alimentación equilibrada y rica en vitaminas es imprescindible para mantener una piel sana y luminosa, la industria cosmética lo sabe y por ello pueden encontrarse cada vez más productos para el cuidado de la piel con añadidos de vitaminas.

Para combatir los rigores veraniegos e incluso conseguir rejuvenecer tu piel, toma buena nota de las vitaminas que necesitas y los alimentos que las contienen para evitar los signos prematuros de la edad.

Vitamina A

La vitamina A ayuda al cuerpo a recuperarse después de una exposición solar intensa y controla las posibles manchas en la piel. Existen ingredientes antiedad que contienen esta vitamina, con lo que una dieta en la que se incorporen alimentos conocidos por su alto contenido ella, ayudará a evitar el envejecimiento prematuro y reparar las células dañadas por el sol, estimulando la producción de colágeno. Además, previene posibles infecciones cutáneas e hidrata en profundidad, evitando la descamación y la sequedad.

  • Los alimentos más ricos en vitamina A son: los vegetales de hojas verdes, como el kale, las espinacas o las acelgas, y otros como el kiwi, las fresas, el melón, los pimientos amarillos, zanahorias y tomates. También podrás encontrarla en huevos y lácteos.
Gtres

Vitamina B

Otra gran aliada para el verano es la vitamina B, gracias a su poder hidratante y reparador de la piel. Ayuda a reducir el acné y evita el enrojecimiento e irritación de la piel que se produce cuando nos hemos quemado. Es una vitamina esencial en el metabolismo celular, aportando máxima suavidad y elasticidad a la piel. Mejora la circulación sanguínea y posee propiedades antiinflamatorias y regeneradoras.

  • Los alimentos más ricos en vitamina B son: los lácteos, huevos, pescados azules como el atún y el salmón, carnes de ternera, pollo y pavo, legumbres, cereales integrales, frutos secos y levadura de cerveza.

Vitamina C

La vitamina C es básica en verano. La denominada vitamina del sol ayuda a preparar al cuerpo fisiológicamente a las temperaturas muy altas, previniendo de esta forma los golpes de calor o exceso de sudoración. Ayuda a mantener la temperatura corporal a raya y su poder antioxidante favorece la producción de colágeno, protegiendo la piel del daño solar y los efectos de los rayos UVA. Estimula la producción de colágeno retrasando la aparición de arrugas y mejorando la firmeza de la piel.

  • Los alimentos más ricos en vitamina C son los cítricos como la naranja, el limón, el pomelo y el kiwi. También el perejil, el pimiento rojo o la papaya.
Gtres

Vitamina D

Un imprescindible para la piel. La vitamina D ayuda a que se mantenga fuerte y evita el envejecimiento de la misma, ya que una piel tersa, significa menos arrugas. Una carencia de la misma puede conllevar la aparición de eccemas y sequedad en la piel. Hay que tener en cuenta además que no tomar el sol también es perjudicial, y puede llevar a un riesgo de deficiencia de esta vitamina tan importante.

  • Los alimentos más ricos en vitamina D son los pescados como las sardinas o el atún, al igual que los huevos.

Vitamina E

Esta vitamina juega un papel muy importante, sobre todo al combinarla con la vitamina C. Sus efectos antioxidantes tienen beneficios que ayudan a proteger la piel de la exposición solar, tanto antes como después de tomar el sol. La vitamina E además, funciona como un antihistamínico natural, reduciendo los efectos del asma y las alergias del buen tiempo. Hace un efecto barrera que protege de los radicales libres, principales agentes del envejecimiento. De acción regeneradora y protectora, mejora el sistema inmunológico y la circulación sanguínea. Contribuye a mantener la piel tonificada y elástica.

  • Los alimentos más ricos en vitamina E son los frutos secos, maíz, germen de trigo, aguacates, aceite de oliva virgen y los aceites vegetales en general. El tofu, las nueces y las espinacas son otras importantes fuentes de vitamina E. También las carnes como la de cerdo, y pescados grasos como el salmón.
Temas relacionados  ››  
Publicidad

Te puede interesar