Buscar

Beneficios de los frutos secos ¡qué sanos!

Son tan nutritivos y tienen tantos beneficios para el organismo que merece la pena incluirlos en tu dieta. Conoce a fondo las cualidades nutricionales de cada uno de ellos y cuídate disfrutando de un alimento natural.

¡Incorpora los frutos secos a tu dieta!

Alimentos con múltiples propiedades

Debemos incorporar los frutos secos en nuestra dieta a diario, pues tienen máximas y beneficiosas propiedades para el organismo y son recomendados por médicos y nutricionistas para reducir el colesterol, entre otros.

Además, son ricos en fibra, grasas no saturadas, calorías y proteínas, y aportan vitaminas y minerales. Un gran mayoría son excelentes contra el colesterol y van perfectos para la prevención de enfermedades relacionadas con el corazón. 

Entre sus propiedades, también destaca su bajo contenido en azúcares y su poder antioxidante, con lo que nos ayudan a rejuvenecernos por dentro y por fuera.

¿Cuántos podemos tomar al día?

Tomar cada día un puñado de frutos secos es saludable. Como sucede con muchas otras cosas, no debemos excedernos, puesto que con unos 30 g diarios tenemos más que suficiente para gozar de una dieta equilibrada.

Los nutricionistas recomiendan la mezcla de frutos secos, es mucho mejor tener a nuestro alcance dos avellanas dos pistachos y tres nueces... ¡En la variedad está el gusto!

Cuídate gracias a los frutos secos

Nueces y pistachos, los mejores

Los últimos estudios sobre alimentación apuntan a que las nueces y los pistachos son los frutos secos que aportan mayores ventajas al cuerpo. Por ejemplo, las nueces se perfilan como las que más calorías poseen y pueden sustituir a algunos alimentos como las carnes grasas que no son recomendables para una gran parte de la población.

Van fantásticas para el corazón y activan nuestro cuerpo de pies a cabeza. Las podemos tomar solas o bien mezcladas en ensaladas y como acompañamiento en segundos platos, siempre que la receta no contenga excesiva grasa o proteína.

Aunque son menos conocidos, los pistachos son ideales para una correcta salud cardiovascular. Nos ayudan en estado de deficiencia calórica, sobre todo en otoño o invierno cuando necesitamos un mayor aporte de vitaminas.

Almendras y avellanas: fuera colesterol

La mayor parte de los frutos secos se recomiendan para controlar nuestro colesterol, especialmente si lo tenemos muy alto. Las almendras y avellanas se caracterizan por reducir considerablemente los niveles de colesterol y se recomiendan para niños y ancianos por ser ricas en calcio.

Piñones, los más naturales

El piñón es el único fruto seco que no lleva pesticidas ni ningún otro producto químico, ya que no procede de plantaciones al ser la semilla de un árbol. Resulta, por tanto, un alimento 100% vegetal muy saludable que conviene incluir en la dieta.

Los piñones son una explosión de proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados, las llamadas grasas cardiosaludables que controlan el colesterol y cuidan tu corazón. Ideales para los niños, adolescentes y deportistas gracias a su riqueza en calcio y magnesio. Además, te ayudarán a prevenir la osteoporosis, pues el calcio que contienen refuerza la masa ósea.

Por otra parte, es destacable su aporte de ácido fólico, imprescindible para el correcto desarrollo del feto en el embarazo.

Puedes tomarlos crudos o tostados como tentempié cuando necesites un plus de energía, añadirlos a ensaladas, incorporarlos a una bechamel para enriquecerla, en salteados de verduras, arroces y en todo tipo de guisos de carne.

¿Una receta fácil, equilibrada y deliciosa con piñones? Prueba la lombarda con piñones y pasas

Castañas

Es durante el otoño que las castañas se convierten en protagonistas, especialmente en la fiesta de Halloween y puente de todos los santos. Realmente tienen muchas propiedades siendo un alimento de lo más completo.

Son bajas en grasas, contienen vitaminas B1 y otros minerales, y la única desventaja es que ofrecen más azúcar que otros frutos secos, pero podemos tomarlas durante todo el otoño e invierno.

  • ¡Truco! Si deseas utilizar frutos secos para tus guisos o ensaladas y descubres que están muy duros, podrás ablandarlos enseguida si los colocas en un recipiente cubiertos con agua bien caliente. Déjalos reposar en el agua hasta que se haya enfriado. Finalmente, escúrrelos bien y estarán listos para incorporarlos a tu receta favorita.
  • ¡Idea! Si quieres potenciar el sabor de los frutos secos, tuéstalos en el horno o bien en una sartén con una pizca de aceite.
Temas relacionados  ››