Buscar

Cómo adelgazar definitivamente sin dietas y con salud

El orientador de salud Ata Pouramini nos da las claves para adelgazar sin perder la salud, mejorando la alimentación y sin dietas.

9m 43s
Gtres
¿Quién no se ha peleado en algún momento de su vida con unos kilitos de más? La mayoría de las personas y especialmente las mujeres, han seguido en algún momento una dieta para adelgazar, en gran parte de las ocasiones, por imagen. Sin embargo, el orientador de salud Ata Pouramini nos recuerda que deberíamos cuidar nuestra alimentación no solo con el objeto de adelgazar, sino para poder gozar de una buena salud.

Lo cierto es que el hecho de que una mujer posea un cuerpo diez, no significa necesariamente que esté realmente sana. La ausencia de dolor o la belleza física no son sinónimos de salud, de hecho, no son pocas las personas que hacen uso de sustancias poco recomendables o productos químicos destinados a otros fines para conseguir cuerpos extraordinarios, y pese a tener una buena apariencia física exterior, en su interior se ven gravemente perjudicados por estos productos y hábitos.

También son muchas personas las que piensan que por estar delgadas, ya son inmunes a problemas como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, que se asocian erróneamente a la obesidad, como si fuesen únicamente los obesos quienes pudiesen sufrirlos. La grasa visceral, la que se encuentra, por ejemplo, alrededor de los riñones, es un factor que casi nadie tiene en cuenta. Una persona alta y delgada puede tener este tipo de grasa y elevados niveles de colesterol. Una persona sin síntomas puede estar enferma.

Gtres
Muchas dietas y su práctica se debe a modas. Sean más científicas o menos, no te debes fiar de ellas, siempre tienen consecuencias positivas y negativas, y funcionan solo para el aspecto en que te quieras enfocar. Si están centradas en algún tipo de alimento, piensa que en cada producto existe un yin y un yang, es decir, aunque nos hagan pensar que su consumo continuado es bueno, y que es efectivo para un fin puntual, por ejemplo, adelgazar, el resultado global suele no ser tan beneficioso, pese a las evidencias científicas que puedan mostrar en su publicidad.

Los enemigos del adelgazamiento y la salud

Teniendo en cuenta lo anterior, ¿cómo puedes adelgazar y mantener la salud diciendo adiós a las dietas? Toma nota de algunos datos importantes en lo que respecta a los hábitos de vida y patrones de alimentación actuales:

1. Casi toda la comida que hoy en día se ingiere está manipulada genéticamente, tiene agroquímicos, está procesada y envasada en plástico.

2. Pollos, vacas, corderos y casi cualquier animal que estés acostumbrada a comer en tu dieta nunca ha comido su alimento natural, sino piensos repletos de productos destinados a un engorde extremadamente rápido y antinatural. Sin embargo, los responsables del marketing del producto lo etiquetan con bonitas imágenes de prados y montes, cuando la realidad es que esos pobres animales han vivido encerrados desde su nacimiento hasta su muerte en cubículos en los que se les ha llenado de hormonas, antibióticos y demás tratamientos.
Carne de buey
3. La industria alimentaria y la farmacéutica están muy relacionadas, van de la mano.

4. Azúcar, harina refinada, sal, aditivos, números E y otros productos químicos siempre son dañinos, aunque se esfuercen en probar científicamente que no. Ningún químico es inocuo.

5. La superpoblación del ser humano hace imposible el acceso a la comida orgánica, hasta las frutas y verduras libres de complementos tóxicos, las llamadas "ecológicas", es decir, las que da la naturaleza sin intervención de ningún tipo, son sólo para un grupo reducido de personas. Una familia con un sueldo normal no puede comprarlas regularmente.

6. La mayoría del pescado viene de piscifactorías. Por ejemplo, el salmón salvaje es ya una rareza difícil de conseguir. Los peces no comen su alimento normal, ahora son alimentados con piensos, que pueden llevar cualquier cosa.

7. La gente suele enfermar más por los hábitos y el estilo de vida que por problemas hereditarios o genéticos.

Gtres
8. El agua mineral que se bebe, si no se emplea la del grifo, viene envasada en plástico. Es un agua muerta. El agua del grifo a su vez lleva muchos productos químicos, y estos son dañinos aunque se encuentren en bajas concentraciones. A largo plazo, afectarán negativamente.

9. El consumo de alcohol y tabaco te hace envejecer más rápido; el cuerpo se oxida, igual que cuando haces ejercicio de forma excesiva.

10. El aire que respiras si vives en el centro de la ciudad es veneno, te hace daño.

11. El envasado de los productos que se ingieren, especialmente el plástico, no te favorece en absoluto. Perjudica la comida, aunque la industria trate de convencer de lo contrario.

12. Cuidado con las cremas y desodorantes. Los que se aplican directamente en la axila, entran en el sistema linfático, y muchos llevan sales de aluminio y alcohol entre otros tóxicos. Aunque dicen que no son peligrosos, lo son. Utiliza productos de aloe vera, que no tengan estos componentes.

13. ¿Por qué es tan difícil cambiar la dieta y el estilo de vida? Porque es muy difícil modificar el comportamiento de un individuo cuando el comportamiento social, el de la comunidad, sigue siendo igual.

14. Es muy difícil, especialmente en el mundo occidental, pasar por la calle, cine, aeropuertos o parques sin ser sutilmente manipulado para comer dulces y golosinas, comida alta en azúcares, sal y productos químicos antinaturales.
Gtres
15. La industria alimentaria gasta millones de euros al año para convencerte de que comes mal. La solución es la disciplina de cada persona, pero la disciplina es un músculo que se fatiga rápidamente con tanta tentación.

16. Tenemos una población que vive treinta años más que hace un siglo, pero sin embargo los ancianos están casi todos enfermos y doloridos. Artrosis, malestar, molestias de todo tipo. Muchos sufriendo en hospitales, durante meses o años, siguiendo adelante sin calidad de vida, en lugar de morir sanos en su casa como una vela que se apaga de un soplo.

17. Se ingieren una gran cantidad de fármacos que envenenan aún más, que encima tienen como finalidad subir o bajar niveles que han sido alterados en muchas ocasiones por malos hábitos o por ser contaminados a través de la alimentación.

18. Altos niveles de estrés, una vida sedentaria en la ciudad, el alcohol y el tabaco, los fármacos... Es la acumulación durante años de productos químicos nocivos en el organismo, lo que afecta definitivamente al sistema nervioso y a la salud.

Las claves para adelgazar sin dietas y conservando la salud

Teniendo en cuenta cada uno de los puntos anteriores, donde se ha abordado todo lo que te perjudica, Ata Pouramini no da soluciones para lograr adelgazar y llegar el peso ideal sin perder la salud y sin dietas:

1. Para algunos, la solución de marcharse a vivir fuera de las ciudades no es factible, pero si para ti lo es, no lo dudes, ¡hazlo!

2. Cuando el agujero de arriba es más grande que el de abajo, engordas. Simplemente come un poco menos.

3. Si lo que vas a poner en el agujero de arriba está hecho por la naturaleza, cómetelo. Si viene de la tierra, cómetelo. Si está hecho por el hombre, evítalo.
Gtres
4. El cuerpo es sabio e inteligente, antes de poner algo en tu boca, hazte esta pregunta. ¿Lo que voy a comer, me va a limpiar, o a bloquear? La respuesta la vas a obtener, otra cosa bien distinta es que la quieras escuchar. Las verduras, el agua, ¿te limpian o bloquean?

5. Cambia tu grupo de iguales. Aunque sabemos que la sociedad es como es, puedes escoger a un grupo de amigos que coman bien y sean sanos. El que es amigo de un obeso tiene un 40% de posibilidades de llegar a serlo también. No quiere decir que haya que evitar a la gente obesa ni mucho menos, pero si es posible, relaciónate también con gente que no lo sea.

6. La gente centenaria tiene una dieta basada casi exclusivamente en frutas, verduras y legumbres, con muy poca cantidad de carne o pescado. Imítalos. ¿Te apetece probar un menú vegetariano?
Gtres
7. La carne procesada es dañina si la comes en exceso. Puede que cuando compres jamón york o pechuga de pavo pienses que es real, que la han cortado del animal, pero no es así. Está procesada y tiene aditivos. La han dado esa forma para que resulte más apetecible.

8. Evita la margarina, porque el aceite ha sido totalmente manipulado y es dañino. Aprovecha que somos mediterráneos, consume aceite de oliva.

9. Si tienes que comer pescado, procura que sea pequeño, ya que los ejemplares mayores han acumulado más mercurio, fruto de la contaminación a la que hemos sometido a nuestros océanos.

10. Soluciona tus problemas de salud en la medida de lo posible con remedios normales. ¿Respiras mal? Deja de fumar. ¿Te encuentras muy cansada? Descansa en condiciones. No hace falta que te ejercites sin control, pero muévete, sube y baja por las escaleras, desplázate andando o en bici. Duerme sin la TV, radio u ordenador de fondo. El silencio es mejor que el ruido, que acaba perjudicándonos. También puedes acudir a la acupuntura, quiropráctica u homeopatía, siempre que sea a profesionales cualificados.

11. Escucha y obedece a tu cuerpo. Su inteligencia innata es el mejor doctor. Si tu cuerpo te pide algo, hazlo.

12. No tengas fe ciega en los consejos de los profesionales de la salud, sean del tipo que sean. La gente que trabaja en el sistema de salud puede saber mucho de su disciplina o de fármacos, pero no tienen por qué tener otro tipo de conocimientos ajenos a su especialidad.
Gtres
El resumen de todo esto es: respira aire puro, bebe agua viva, aliméntate con comida de la tierra y no del hombre, ten la mente clara, vive en paz y tranquilidad, mantén tu columna sana adoptando una buena postura, disfruta del silencio y evita el ruido, medita, haz yoga, y asegúrate de descansar lo suficiente.

Recuerda, es la acumulación de químicos desde que nacemos lo que nos hace enfermar. Aunque queramos comer bien, hay muchos factores en contra. La conciencia global ha sido la que ha generado toda esta situación. Frente a ella, disciplina.
Temas relacionados  ››