Ejercicios fáciles y discretos para tonificar tu cuerpo en la playa

Aprovecha mientras te bronceas en la playa sobre la toalla para realizar los sencillos, fáciles y discretos ejercicios que te proponemos para tonificar tu cuerpo. Te harás adicta a ellos.

   30/7/2013 - 11:12 3m 16s
Gtres
Combinar el relax con algo de deporte es siempre una buena opción para disfrutar de unas vacaciones completas. La playa te ofrece la posibilidad de realizar un gran número de actividades que, además de resultar divertidas, son una excelente oportunidad para mantenerte en forma sin ganar kilos de más. Caminar por la orilla, jugar a las palas, pedalear sobre un patín o sencillamente nadar son, en esta época del año, opciones a tu alcance que no debes dejar de probar.

Además, puedes dedicar unos minutos al día a realizar algunos ejercicios muy simples sin moverte de la toalla, mientras disfrutas del sol. Con ellos, tonificarás brazos y piernas y fortalecerás pecho, glúteos y abdomen.

Gtres
1. Empieza con tu particular y discreto calentamiento, tumbada boca arriba haciendo círculos pequeños con los pies y con las muñecas.

2. Intenta tocar la arena con los dedos de los pies. Sube y baja el empeine para conseguir gemelos como rocas. Repite al menos 10 veces.

3. Tumbada boca arriba y apoyándote en los codos, flexiona y estira, de manera alternativa, ambas rodillas sin elevarlas demasiado. Se trata de imitar el movimiento que realizas al pedalear. Intenta mantener los talones cerca de la arena (sin tocarla) ¡Verás cómo trabajan tus piernas y también tus músculos abdominales!

4. Para completar el ejercicio anterior, prueba a hacer unas sesiones de "tijeretas". Tumbada boca arriba y con las piernas estiradas eleva unos centímetros primero  una y luego otra con rapidez. Haz 10 elevaciones y continúa con otras 10 "cruzadas" (una pierna pasa por encima de la otra).

5. Tras descansar unos segundos, gírate en la toalla y colócate de perfil, con el tronco recto y apoyándote en un antebrazo. Separa unos centímetros la pierna superior de la inferior. Sube y baja al menos 5 veces (sin que las piernas lleguen a tocarse) y repite hacia el lado contrario. ¡Adiós a la flacidez de las piernas!

Gtres
6. Para trabajar tus glúteos mientras tu espalda adquiere un bonito bronceado, túmbate boca abajo apoyándote en los antebrazos con los codos flexionados. Contrae glúteos y abdomen mientras doblas una rodilla e intentas que el talón dé en el culete. Repite con ambas piernas.

7. Mantén la postura pero totalmente tumbada. Coloca las manos en la nuca manteniendo los codos separados y eleva el pecho lo que puedas, realizando suaves rebotes durante unos segundos.

8. También boca abajo, puedes aprovechar para hacer alguna serie de flexiones que ayuden a fortalecer tus brazos. Con las palmas hacia abajo apóyate en tus brazos y estíralos mientras elevas (lo que puedas) el tronco (tendrás que mantenerlo recto).
Gtres
9. Sentada con las piernas cruzadas, gira el tronco llevando ambos brazos a derecha y a izquierda de manera alternativa (tendrás que pasarlos por detrás de tus muslos, hacia la espalda). Este es un buen ejercicio para brazos y también para conseguir una cintura "de avispa".

10. Por último, retrocede en el tiempo y prueba a hacer bolas con arena mojada como cuando eras pequeña. Apriétalas bien, con fuerza y "amásalas" a la altura de tu pecho. Sin darte cuenta, este gesto, que seguramente habrás repetido en muchas ocasiones, es una divertida manera de trabajar tus bíceps y tus músculos pectorales.
Temas
SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE
Recibe las novedades de MujerdeElite: