Buscar

Beneficios de la natación para mantenerte en forma

La natación es una de las mejores opciones para cuidar tu cuerpo y mantenerte en forma todo el año, aunque con la llegada del verano es cuando más la practicamos. Busca tu piscina más cercana y ficha los beneficios de la natación para mantenerte en forma.

   actualizado el 28/6/2020 - 15:37 6m 30s
Ponte en forma practicando ejercicio en el agua - Gtres

El agua es vida y salud, por eso la natación es el ejercicio perfecto para mantener un cuerpo sano y en forma todo el año. Con la proliferación de piscinas climatizadas y polideportivos, tienes una opción muy sencilla y completa para poder lucir un cuerpo de infarto todo el año. Puedes tomar la decisión de apuntarte a clases monitorizadas o bien ejercitarte por tu cuenta, da igual la opción que elijas, los beneficios de este deporte son increíbles a cualquier edad.

Mejora tu capacidad cardiovascular - Gtres

Tu corazón te lo agradecerá

La natación es un ejercicio de tipo aeróbico, ideal para fortalecer tu corazón y tus pulmones. Gracias a este deporte harás trabajar a tu corazón, por lo que tu circulación mejorará, oxigenando mejor tus células, además de quemar la grasa que rodea a este órgano, protegiéndote de múltiples enfermedades coronarias. Practicar un ejercicio cardiovascular moderado te ayudará a mejorar tu resistencia y a disminuir la tensión arterial, por lo que todo tu cuerpo se verá beneficiado si practicas la natación.

Tus pulmones también son un órgano que saldrá reforzado gracias a la natación. Cuando nadamos, sobre todo a crol, mantenemos la respiración constante, lo que ayuda a que progresivamente tomemos más aire con menos esfuerzo, mejorando notablemente nuestra capacidad respiratoria. Cuanto más oxígeno entre en nuestro cuerpo, más llegará a nuestras células ayudando a que mejore su funcionamiento.

Consigue el cuerpo que deseas a través de la natación

La mayor ventaja que tiene practicar deporte en el agua es que no importa tu condición física, tu edad, ni tu peso, el impacto es mínimo, por lo que es apto para cualquier persona. Como nuestro cuerpo flota, el peso se ve notablemente reducido, por lo que cualquier movimiento es más sencillo de realizar. Esta facilidad para moverse en el agua motiva tanto a personas con un notable sobrepeso, que ven reducida su capacidad motriz, como a personas mayores, ya que la fluidez de movimientos en la piscina les ayuda a ejercitar todo el cuerpo sin riesgo de lesión, permitiendo que puedan mantener su cuerpo en forma.

Consigue un cuerpo fuerte y tonificado - Gtres
Tanto si quieres adelgazar, cuidarte o mantener la figura, lo ideal es que te fijes una meta y encuentres el estilo que va contigo. No importa la velocidad a la que vayas, no es una competición, lo que de verdad importa es el tiempo durante el cual mantienes el ejercicio. Comienza nadando cerca de 30 minutos, para comprobar tu estado físico si vas a empezar ahora, esto te dará una idea de cuánto tiempo puedes trabajar. Descansa unos segundos entre largo y largo, es mejor que el ejercicio cardiovascular que practiques sea de tipo moderado, para optimizar la quema de grasas en todo el cuerpo.

Con la natación consigues mover y tonificar todo el cuerpo. Puedes lograr que tus brazos, piernas, vientre y glúteos luzcan increíbles con este deporte. Además, como el riesgo de lesión es mínimo, podrás practicarlo sin miedo a hacerte daño, disfrutando en todo momento del agua y el estado de relajación que aporta la natación.

La natación solo tiene un pequeño inconveniente que es muy fácil de solucionar. La ausencia de impacto durante el ejercicio, no ayuda a mantener los huesos fuertes, especialmente importante cuando nos vamos haciendo mayores. Pero si apostamos por ejercicios como caminar o correr, este problema queda totalmente solucionado.

La natación ayudará también a tu mente

La temperatura, el agua y la realización de un ejercicio físico constante ayudarán tanto a tu cuerpo como a tu mente a relajarse. Disfruta dejando tu mente "en blanco" mientras nadas. La sensación de ausencia de gravedad y la concentración en tus movimientos te ayudarán a liberarte de tensiones tanto en el cuerpo, sobre todo en la espalda, como en la mente. ¡Regálate unos minutos para cuidarte practicando este deporte!

Además de nadar, puedes practicar diferentes ejercicios en el agua para vencer la flacidez y mantener los músculos bien tonificados.

Bañadores y accesorios para nadar con comodidad y seguridad

Para que te dediques a esta práctica deportiva con comodidad y sin riesgos, hay que tener muy en cuenta las prendas y complementos imprescindibles que necesitas antes de zambullirte en la piscina:

Fotolia

Bañadores deportivos y chanclas

El cloro pudre las fibras y decolora los tonos de los bañadores de temporada, los biquinis además resultan incómodos. Lo mejor será adquirir bañadores específicos para este deporte, se adaptan perfectamente a tus formas, vencen mejor la resistencia del agua y a la hora de la colada ofrecen buen resultado.

Para evitar contraer hongos, evita andar descalza y utiliza siempre chanclas cuando estés fuera del agua.

Gorros y tapones

Los gorros son perfectos para reducir la fricción del agua, pero además impedirás que el cloro decolore y reseque el cabello. También es muy recomendable utilizar tapones de oídos para evitar infecciones, máxime cuando se suelen tener molestias.

Gafas

Las gafas de natación resultan indispensables para permitir una visión nítida y confortable dentro del agua, previniendo lesiones oculares derivadas de un contacto prolongado con el cloro. Recuerda que el cristal de la gafa debe cumplir con la normativa de la Comunidad Europea.

El deporte estrella en el embarazo

Gtres

La natación mejora el sistema cardiovascular y respiratorio, colabora en el control del peso, ayuda a tener más bajas las cifras de tensión arterial, favorece el control del colesterol y azúcar en la sangre, tonifica los músculos y preparará tu cuerpo para el esfuerzo del parto.

Nadar es uno de los mejores ejercicios a practicar durante la gestación. Desde luego, debe estar supervisado por el médico, el cual valorará tu estado físico, el tipo de natación que vas a realizar, en qué condiciones y las particularidades de tu gestación y salud en general.

Consulta con tu médico antes de iniciar cualquier curso de natación, sobre todo si tienes antecedentes hemorrágicos o de partos prematuros. Igualmente debes comentarlo con él si presentas factores de riesgo cardiovascular, tales como hipertensión o si has sufrido algún aborto previo.

En la mayoría de casos la natación se puede practicar durante todo el embarazo, aunque normalmente se evita en las semanas previas al parto debido al aumento del riesgo de infecciones.

Beneficios y precauciones

El agua amortigua el peso corporal y la embarazada adquiere una mayor libertad de movimientos, relaja las zonas que se sobrecargan y la gestante se siente ágil. También disminuye los edemas circulatorios, proporciona tonicidad a la musculatura y colabora en la flexibilidad del cuerpo.

Eso sí, la gestación no es el mejor momento para aprender a nadar o para hacer ejercicio tras años de vida sedentaria, por lo que en estos casos es conveniente que lo consultes con tu médico.

Además, vigila las condiciones sanitarias y de seguridad del espacio donde vayas a nadar, e intenta prevenir golpes accidentales con otros bañistas.

Te puede interesar
4 ejercicios para glúteos en la playa ¡consigue un culo perfecto mientras disfrutas!

4 ejercicios para glúteos en la playa ¡consigue un culo perfecto mientras disfrutas!

Los efectos del cloro de las piscinas en el pelo, las uñas y la piel

Los efectos del cloro de las piscinas en el pelo, las uñas y la piel

Ejercicios de suelo para tonificar y vencer la flacidez de todo el cuerpo

Ejercicios de suelo para tonificar y vencer la flacidez de todo el cuerpo

Temas relacionados  ››