Buscar

Cómo satisfacer a un hombre en la cama

Para cualquier pareja, los encuentros sexuales se convierten en uno de los puntos importantes para la buena marcha de la relación, aunque no es imprescindible. Te damos varios consejos para que disfrutes al máximo del sexo y descubras cómo satisfacer a un hombre en la cama.

4m 15s
Gtres
Que el sexo es una parte muy importante en toda relación de pareja, es un hecho, por ello te proponemos varias ideas y consejos para que te conviertas en la amante diez, descubriendo las claves para vivir las relaciones íntimas con máxima intensidad y proporcionando a tu pareja el máximo placer.
 
Aunque la espontaneidad es una de las máximas a la hora de iniciar la relación sexual y no es recomendable tenerlo todo planificado, te servirá de ayuda tener unas pautas para que tu pareja quede totalmente satisfecha y descubra una mujer segura de sí misma, sensual y capaz de dar y recibir placer sin reservas. Así, cuando llegue el momento "de la verdad", para ti como mujer, libérate de complejos, inseguridades y miedos, no es momento de que te cohíbas y desperdicies la ocasión de poder disfrutar de una de las experiencias más satisfactorias a todos los niveles en el ser humano. Toma nota de los sencillos pasos que asegurarán una relación sexual satisfactoria:
 
1. Los besos y las caricias son indispensables en las relaciones sexuales entre una pareja. No dudes en repartir tus dulces e intensos besos por todo su cuerpo, e intercalando los besos en un lado y las caricias en otro.

Gtres
2. Ahora, acércate a las zonas erógenas masculinas. Los besos y caricias con los que comenzaste es inevitable que se vayan intensificando, llegando así hasta zonas que subirán la temperatura entre los dos, y hará que el grado de excitación sea cada vez más intenso. En los hombres estas zonas pueden cambiar, sin embargo las más comunes son los glúteos, el cuello, la espalda y especialmente el pene y los testículos, donde pueden terminar tus caricias y besos.
 
3. Cuando estéis muy excitados, es el momento para terminar de quitaros la ropa que podáis llevar puesta todavía. A un hombre le encanta que sea la mujer quien le quite la camisa y le desabroche los pantalones. Te recomendamos que lo hagas lentamente y sin dejar de besarlo y acariciarlo, sin prisas. El hecho de que tú tomes el mando y te dejes llevar por el deseo, demuestra la seguridad que hay en ti, lo que hará que él se excite aún más.
 
4. Llega ahora el momento de los juegos previos. Cuando ya estéis los dos desnudos, procede a los preliminares, es decir, a acariciarle todo el cuerpo, besarle y pasar a la masturbación, prestando mayor atención al sexo oral. Este es un momento clave de la relación sexual, cuyos preliminares suponen para él una satisfación y un nivel de excitación tal, que lograrás dejarlo sin aliento.

Las posturas más excitantes para los hombres

Después de los pasos anteriores, llega el momento en que la penetración es algo inevitable, y los dos comenzáis a experimentar intensas sensaciones en todo el cuerpo. Te recomendamos experimentar con varias posturas para descubrir así cuál de ellas le gusta más y finalmente dedicarle más tiempo a la postura con la que más disfrutéis ambos.
 
Las posturas que más suelen excitar a los hombres, aunque cada pareja debe experimentar y buscar las que más les satisfagan a los dos, son la postura de "el perrito" y la de "el caballo".

Gtres
Con la postura de "el perrito", la dinámica del sexo cambia totalmente, siendo tu pareja quien toma las riendas. Con esta postura el hombre alcanza un gran nivel de excitación en parte por su situación de control, siendo el dominante con respecto a la mujer. Esta postura es también una de las favoritas de las mujeres al ser una de las posiciones en las que encuentra mayor satisfacción al favorecer una penetración profunda.

Otra postura favorita de los hombres es la de "el caballo", en la que la mujer está sentada sobre el cuerpo del hombre, y así le permite contemplarla mientras la toca. Esto le provocará mucha excitación permitiéndole intensificar sus sensaciones.
 
Una vez encontrada la postura perfecta, la penetración debe ser más intensa y rápida para llegar así al orgasmo y el clímax final, siendo lo ideal que los dos lo logren al mismo tiempo. En este sentido puedes apoyarte en diversas técnicas y trucos para retrasar el orgasmo, así como en las posturas más placenteras para llegar al orgasmo.
Temas relacionados  ››