Buscar

Adelgazar es fácil con la dieta de la felicidad

Descubre la dieta a seguir para estimular tu estado de ánimo y combatir al mismo tiempo el deseo de comer harinas y dulces.

3m 43s
Gtres
Ha quedado ampliamente demostrado que la serotonina y las endorfinas son sustancias capaces de generar felicidad, bienestar, un sueño reparador, combatir el estrés, la ansiedad y reducir el deseo de comer harinas y dulces, además de actuar como analgésicos naturales.

En lo que respecta al adelgazamiento y al control de los niveles de azúcar en sangre, numerosos estudios han puesto de manifiesto que cuando el nivel de serotonina es alto, disminuye el deseo de comer alimentos dulces. En cambio, cuando el nivel de serotonina en sangre es bajo, se incrementa el deseo de ingerir alimentos ricos en azúcares y carbohidratos. Es por ello que cuando nos sentimos frustrados y decaídos, el organismo “pide” como estimulante alimentos como pizzas, hamburguesas, bocadillos y bollería.

Aunque el cuerpo produce por sí mismo estas sustancias, su producción puede ser estimulada por ciertos nutrientes que encontramos en alimentos sanos y naturales como el salmón, los frutos secos, el brócoli o el plátano. ¡Toma nota de todos e incorpóralos a tu dieta!

Chocolate

En pequeñas dosis, el chocolate es un cóctel de felicidad ideal. El azúcar y la manteca de cacao hacen que el organismo sea receptivo a absorber triptófano, aumentando así el nivel de serotonina en el cerebro. El contenido de cacao en el chocolate también proporciona la siempre estimulante cafeína, además de feniletilamina, un derivado de la fermentación de los granos de cacao capaz de elevar el nivel de azúcar en sangre y ejercer un efecto excitante. Otra ventaja es que la proteína de la leche en el chocolate proporciona exorfina, un analgésico natural, y teobromina, una sustancia similar a la cafeína, que potencia aún más el rendimiento y estimula la circulación.

Proteínas sanas

Elige aquellas fuentes de proteína que favorecen la producción de serotonina: pollo, cordero, cortes magros de carne de cerdo, ternera, quesos y lácteos bajos en grasa, pescado blanco con escamas, salmón y pescados de aguas frías (caballa, sardinas).

Fibra

Gtres
Reemplaza en la dieta las harinas blancas, bocadillos, pastelería y dulces en general por vegetales como el brócoli y las espinacas, frutas frescas (ideales las fresas), cereales integrales y legumbres como la soja y sus derivados, que poseen mucha fibra, ideal para ayudar al tratamiento de estados depresivos y poder contrarrestar la ansiedad.

Frutos secos

Los frutos secos se han convertido en “superalimentos”, ideales para mantenerte en forma y ayudarte a adelgazar. Un puñadito diario de nueces, almendras o avellanas, aporta las vitaminas y magnesio que cuerpo y mente necesitan.

Plátano

Si hay un alimento calmante sobre el sistema nervioso y que fomenta el pensamiento positivo y el optimismo, ese es el plátano. Además, ayuda a producir serotonina debido a su alto contenido en triptófano.

Piña

La piña es tu aliada contra la frustración. Es capaz de generar vitalidad y optimismo, calmar la ansiedad y aliviar los nervios. Otro de sus beneficios es que estimula la circulación y el metabolismo, además de favorecer la concentración. Además, si tomas piña por la noche, habrás encontrado la píldora perfecta y totalmente natural para dormir como un bebé: por la noche, el cerebro convierte el triptófano en melatonina, la hormona del sueño.

Chile

El chile contiene una sustancia llamada capsaicina que combate la ira, la depresión y la frustración. Cuando se ingiere chile tiene lugar una sensación de ardor en la lengua, algo que el cerebro percibe como dolor y lo contrarresta liberando endorfinas, que potencian el bienestar.
Gtres

La naranja y el té negro

La naranja, así como todos los cítricos, es antioxidante y muy saludable, perfecta para reducir el estrés. Por su parte, el té negro ayuda a recuperarse de sucesos estresantes con más rapidez.

Sabías que…

Los colores específicos de los alimentos tienen un efecto beneficioso sobre la mente; así, los alimentos naranjas y rojos estimulan, los azules calman, los amarillos animan, y los verdes ayudan a la concentración.
Temas relacionados  ››