Buscar

¿Por qué es mejor tomar miel que azúcar? ¡Conoce sus beneficios!

Desmentimos falsos tópicos y descubrimos los beneficios de la miel sobre la salud.

3m 28s
Gtres

A nivel nutricional la miel, el oro de las abejas, contiene azúcares simples como la fructosa y la glucosa, agua y, en menor cantidad, vitaminas (B y C) y minerales. Su composición, sin embargo, es variable en función de la variedad de plantas a partir de las cuales se ha obtenido el néctar. También influye la época del año, las condiciones climáticas y el suelo, así como el cuidado de las abejas por parte del apicultor e incluso las horas de recolección.

Pero es el polen el que nos aporta más proteínas, vitaminas y minerales, fácilmente asimilables por el organismo y que convierte a la miel en un complemento nutritivo perfecto.

Agencias
Según la Dra. Roser Martí Cid, diplomada en Nutrición Humana y Dietética: No existe ningún otro alimento natural con mayor combinación de nutrientes, lo cual convierte a la miel en una fórmula óptima para nuestra salud. Estimula procesos metabólicos, disuelve y elimina la grasa corporal y, al mismo tiempo, nos ayuda a reducir el colesterol malo y a aumentar el bueno, el que nos protege contra enfermedades cardiovasculares. Aparte la miel es rica en antioxidantes y anticancerígena”.

Como edulcorante natural, la miel destaca por su bajo aporte calórico, siendo también el más natural y nutritivo. En la antigüedad ya se usaba como conservante y ahora se utiliza en gastronomía tanto en platos principales (enterneciendo las carnes), como en salsas (homogeneizando y suavizando), vinagretas, con quesos, infusiones y, cómo no, en postres, dando consistencia cremosa a helados y ayudando a hacer los pasteles más crujientes.

Además la miel es antiséptica y bactericida, calmante (ayuda a conciliar el sueño), laxante, diurética y muy aconsejable para la gente mayor, ya que es un gran reparador dérmico y cicatrizante, no en vano es uno de los mejores recursos naturales de belleza, pudiendo crear fantásticas mascarillas de miel capaces de tratar y mejorar numerosos problemas cutáneos como la sequedad y descamación, el exceso de grasa, el acné o la falta de luminosidad. En época de resfriados también está indicada para contrarrestar irritaciones de garganta, faringitis y amigdalitis, así como para calmar los escalofríos. De hecho, para calmar un ataque de tos nocturno que impide descansar, un remedio natural y eficaz para niños y adultos consiste en consumir directamente una cucharadita de miel.

Tipos de miel y propiedades

Existen diversos tipos de miel en función de la flor o flores de las que procede, que a su vez proporcionan efectos distintos sobre la salud:

  • Miel de azahar. Posee efectos ansiolíticos y sedantes.
  • Miel de brezo. Rica en hierro y protectora de las vías urinarias.
  • Miel de eucalipto. Ideal en la prevención y curación de resfriados y catarros.
  • Miel de romero. Ayuda en el tratamiento de dolencias hepáticas y molestias de estómago.
  • Miel de tomillo. Mejora las afecciones respiratorias.
  • Miel de espliego. Es antidiarreica y aliada de los pulmones.

Para asegurarte de que compras una miel de calidad, elige la que muestre un tono oscuro y una textura consistente, espesa. La miel clara y líquida que puede encontrarse en muchos supermercados generalmente ha perdido sus cualidades nutritivas en gran medida debido a que son sometidas a altas temperaturas para que gane en apariencia. Consérvala a temperatura ambiente, tapada y en lugar fresco.

Además, para evitar que la miel endurezca y se mantenga cremosa, introduce en el frasco un trozo de zanahoria lavada y secada, conservando toda su piel. Si la miel cristalizó en el interior del tarro, podrás devolver su textura líquida y suave rápidamente, sólo tienes que introducir el tarro de miel sin la tapa en el microondas y conectarlo a máxima potencia 1 o 2 minutos.

Temas relacionados  ››