3 razones para disfrutar del chocolate en verano ¡sin remordimientos!

No te resistas al chocolate. Descubre estas 3 razones para disfrutar del cacao en verano.

   actualizado el 02/7/2021 - 7:01 3m 48s
Pixabay

Pocos pueden resistirse al tentador cacao. En España llegamos a consumir hasta 2 kilos de chocolate por persona al año, siendo éste en nuestro país un básico en el desayuno, como es el clásico chocolate con churros.

Pese a la sensibilidad de este producto a las altas temperaturas, cuando llega el calor, lo mejor es disfrutar del chocolate en su versión más veraniega: batidos fríos y helados harán las delicias de los chocolateros en verano. También puede consumirse en mousses, smoothies o las brochetas de fruta de temporada y chocolate, siempre teniendo en cuenta que el chocolate utilizado tenga un alto porcentaje de cacao y sea de calidad.

Los expertos chocolateros inciden en que es imprescindible escoger bien qué chocolate consumir. Se recomienda que éste haya sido elaborado con un alto porcentaje de cacao, ya que así contendrá menos leche y azúcares y, como consecuencia, menos calorías. Si además puede tratarse de chocolate orgánico y biodinámico, libre de fertilizantes sintéticos, herbicidas o pesticidas y sostenible, los beneficios aumentarán exponencialmente.

“Cuanto más oscuro sea el chocolate, mayor concentración de cacao va a tener. El cacao al 100% aporta muchos beneficios. Es un alimento completo que contiene proteínas, carbohidratos y grasas saludables. Es rico en magnesio, que es importante para la trasmisión de impulsos nerviosos, la formación de huesos y, además, tiene antioxidantes como los flavonoides que ayudan a la presión arterial”, explica Santiago Peralta, fundador de chocolates Pacari y considerado uno de los mejores chocolateros del mundo.

Nada debe impedirte disfrutar del chocolate, pues posee grandes beneficios. Destacamos 3 de ellos:

Piel perfecta

El gran secreto del chocolate y por lo que lo convierte en un aliado para tu belleza sin igual son sus flavonoides, polifenoles y catequinas. Estos antioxidantes actúan en contacto con los radicales libres y protegen la piel de efectos adversos provocados por el sol, por ejemplo. Conseguirás una piel uniforme, sin irritaciones ni granos. Además, previene enfermedades cardiovasculares y favorece la circulación, por lo que te ayudará a reducir las ojeras y el enrojecimiento de la piel.

Además, su alto contenido en magnesio también fortalece la musculatura, imprescindible para aquellas personas que realizan actividad física regular en verano.

Levanta el ánimo

El chocolate consigue actuar contra el cortisol, lo que hace que los niveles de estrés se reduzcan al disminuir la presión sanguínea. Además, ayuda al cerebro a producir la conocida como hormona del sueño (serotonina), lo que llega a producir bienestar y un descanso placentero, traducido en un estado de ánimo mucho más positivo. El aliado perfecto para esos momentos en los que el cansancio nos invade como consecuencia del calor sofocante.

Ideal para concentrarse

Los flavonoides vuelven a la carga, y esta vez para potenciar nuestro rendimiento y productividad tanto en los estudios como en el trabajo, ya que se acumulan en las zonas del cerebro que implican la memoria y el aprendizaje. Gracias a la teobromina que contiene -un alcaloide similar a la cafeína-, estimula el sistema nervioso central y protege la memoria para mantener la mente a tono antes de volver a la rutina. Por esta razón, el chocolate es el alimento perfecto de media mañana en esas jornadas intensivas de verano, cuando necesitamos ser más productivos.

No lo dudes, apúntate este verano al chocolate para lucir una piel radiante, incrementar tu bienestar y mantener tu mente en forma.

  • ¡Consejo! Para que el chocolate se conserve en perfecto estado, es necesario guardarlo a una temperatura entre 15 y 18 grados. En verano, la mejor solución es guardarlo en la zona menos fría de la nevera dentro de un recipiente hermético. "Para conservar el chocolate en los meses de más calor, basta con guardarlo en un sitio fresco y seco, a temperatura de 10-18 grados. En caso de que haga demasiado calor, se puede meter en la nevera, pero nunca en el congelador, ya que el chocolate se estropea con las temperaturas extremas tanto de frío como de calor", aconseja Santiago Peralta, uno de los mejores chocolateros del mundo
Te puede interesar
Postres fitness ricos en proteínas: recetas que no engordan con chocolate, fáciles y rápidas

Postres fitness ricos en proteínas: recetas que no engordan con chocolate, fáciles y rápidas

10 propiedades del chocolate negro: sus beneficios como superalimento

10 propiedades del chocolate negro: sus beneficios como superalimento

Temas relacionados  ››