Buscar

Manos secas: remedios caseros y los mejores tratamientos

Tratar las manos secas y arrugadas está a tu alcance, con un poco de voluntad y perseverancia podrás evitar los estragos del frío y también de la edad. Descubre cómo cuidarlas, los tratamientos más adecuados y los remedios caseros más eficaces para lucir unas manos tersas, suaves y jóvenes.

   actualizado el 21/11/2019 - 10:25 6m 38s
Le Clan Esthétique

Por diversas razones, tarde o temprano comenzamos a sufrir de sequedad en las manos y por consiguiente, de esas arrugas tan antiestéticas que delatan un envejecimiento de la piel que no es real.

Lo cierto es que las manos secas son un problema que varía en función del tipo de piel que tengamos, del factor hereditario y los cuidados que le hayamos dado previamente a las manos a lo largo de los años. Su tratamiento no es algo que se consiga de la noche a la mañana, requiere de constancia y paciencia, pero tratar las manos secas y con arrugas está al alcance de todos hoy en día y podemos evitar o retrasar el envejecimiento, así como impedir que esa piel se vuelva más gruesa, con manchitas y arrugas más profundas.

Causas de la sequedad en las manos

Agencias
  1. Los lavavajillas, detergentes y otros productos químicos de limpieza que usamos a diario, destruyen la capa protectora de la piel de las manos, esa que nos protege de la deshidratación y sus consecuencias. Por ello es tan importante seguir ciertos consejos para cuidar las manos en las tareas del hogar.
  2. Si bien en verano nuestra piel está más expuesta a los rayos ultravioletas, durante el otoño y el invierno, su gran enemigo es el frío, siendo la circulación sanguínea más lenta, lo que nos lleva a tener la piel mucho más seca. Para combatir los rigores del frío y presumir de manos, nada como nutrirlas en profundidad con mascarillas caseras como las que te proponemos en MujerdeElite.
  3. Los cambios hormonales, principalmente cuando llega la menopausia, favorecen las manos secas, pues los niveles de estrógenos se reducen y esto conlleva igualmente a la reducción de la producción de colágeno y elastina, lo que perjudica también a la delicada piel de las manos.
  4. Con el paso de los años, la deshidratación y la flacidez se acentúan, frenándose la renovación celular de manera gradual.

Cómo tratar y cuidar las manos secas

Orly

Con el avance de la ciencia, contamos en la actualidad con revolucionarios tratamientos que no paran de mejorar y que son extraordinariamente eficaces. Otros por el contrario, deberían formar parte de nuestros hábitos cotidianos, con actos tan simples y económicos como la aplicación de crema hidratante a diario: “Es imposible luchar contra el paso del tiempo, pero sí podemos minimizar los efectos nocivos causados por agentes que podemos perfectamente controlar, como no abusar de productos químicos directamente sobre nuestras manos, comenta Patricia Vidal, de los centros Nenha.

Algunos de los tratamientos más eficaces para tratar la sequedad de las manos son:

  • Biorevitalización: se trata de una técnica específica de alto impacto que por medio de láser o inyecciones de ácido hialurónico, consigue que la piel recobre hidratación y active los niveles de colágeno, devolviéndole toda su elasticidad.
  • Mesoterapia: consiste en inyectar sueros compuestos de vitaminas y minerales que dan a la piel una mayor elasticidad y luminosidad.
  • Peeling químico: ayuda a renovar las capas superficiales de la epidermis y a borrar manchas y otros signos frecuentes de envejecimiento.
  • Baño de parafina: es uno de los métodos más antiguos y eficaces que se pueden hacer incluso en casa o centro de uñas más cercano. La parafina permite a la piel recobrar su hidratación natural dejándola suave y mejorando la circulación sanguínea en pocas sesiones.

Además, te presentamos dos nuevas técnicas médico-quirúrgicas que utilizan microinjertos de grasa del propio paciente y que mejoran de forma espectacular el tratamiento de tus manos:

Manos - Wherteimar
  • Los factores de crecimiento. Esta técnica se realiza en la consulta médica y consiste en extraer, como en un análisis, dos o tres tubos de sangre del paciente. Se centrifuga y se utiliza la parte del plasma que contiene las plaquetas. Posteriormente se infiltra en la dermis de la piel de las manos, mejorando considerablemente su brillantez, su tono y su hidratación. Es una técnica inocua, que no causa ningún dolor, y sin complicaciones, que dura aproximadamente 30 minutos y que permite al paciente realizar una vida social y laboral normal inmediatamente después de someterse al tratamiento.
  • El segundo tratamiento, complementario del anterior, los microinjertos y nanoinjertos de grasa autóloga (grasa que se extrae de una parte del cuerpo para inyectarla bajo una arruga o un pliegue), han venido a solucionar un problema hasta ahora sin solución. La pérdida de volumen en el dorso de la mano, y la visión marcada de venas y tendones sólo encontraba un ligero alivio con la infiltración periódica de ácido hialurónico cada 6-8 meses.

    La mejora en la obtención de la grasa, su más cuidadoso proceso de centrifugación, y la nueva forma de depositarla en las manos ha hecho que su supervivencia con el paso del tiempo se haya incrementado hasta el punto de que se puede ofrecer este tratamiento como algo permanente para el rejuvenecimiento del dorso de las manos. El tratamiento es tan natural que a las pocas semanas de someterte a él podrás presumir en público de unas manos de infarto sin un ápice de sospecha de que han sido ligeramente retocadas.

Remedios caseros

Además, no podemos obviar los siempre eficaces y económicos remedios de la abuela. Todo un clásico tan sencillo como sumergir las manos en aceite tibio, ya sea de oliva o almendra, y dormir con guantes finos de algodón, descubrirá a la mañana siguiente unas manos irreconocibles. Basta con repetirlo tres veces por semana para lucir unas manos tersas y suaves.

También puedes aplicar en tus manos una mezcla de polvos de talco y aceite de oliva a diario. Notarás en muy poco tiempo la piel de tus manos mucho más suave y elástica.

Puedes preparar una crema hidratante casera mezclando muy bien glicerina y zumo de limón hasta conseguir una crema. Después aplícatela en las manos frotando suavemente y verás como tus manos estarán muy hidratadas, tersas y suaves, además de que aclarará las posibles manchas que tengas en ellas por la acción blanqueante del limón.

También con limón puedes preparar un exfoliante suavizante y blanqueador para las manos. Empapa medio limón en azúcar, aplícalo en tus manos frotando suavemente como si las limpiaras, efectuando un masaje hasta que empiecen a enrojecer. Después, aclara en agua tibia o fría.

Otra solución natural para las manos secas y estropeadas consiste en mezclar 2 cucharaditas de copos de avena con agua, después se deja reposar la mezcla hasta que el agua adquiere un tono blanquecino, momento en el que se introducirán las manos en el agua, manteniéndolas sumergidas durante algunos minutos.

Por último, un ritual casero de belleza contra las manos resecas:

  1. Lávalas con un jabón neutro y después mezcla aceite de oliva y azúcar aplicándotelo en las manos masajeando muy bien (puedes utilizar la misma mezcla para masajear los pies, ya que es ideal para eliminar durezas y suavizar la piel).
  2. Retira la pasta con agua tibia y aplica una crema humectante.

Notarás la piel de tus manos mucho más fina, suave y rehidratada.

Temas relacionados  ››