Manicura francesa, ¡háztela en casa!

Por: Laura de Antón Martínez
Manicura francesa, ¡háztela en casa!
Gtres

Unas manos cuidadas y bonitas dicen mucho de una mujer. Y realmente no es difícil mantenerlas así durante todo el año, ni tampoco hace falta acudir periódicamente a un centro especializado. 

Sin muchas complicaciones, te vamos a enseñar cómo hacerte en casa una de las manicuras más demandadas entre las mujeres: la manicura francesa. Una forma sencilla y elegante de tener unas manos siempre a punto, y que además te combinará con todo tipo de ropa y con todos los colores. 

Lo importante es que cuentes con productos de calidad, y que los acompañes con una crema para manos diaria adecuada a tu tipo de piel.

Deberás realizar la manicura cada quince días aproximadamente. Puedes aprovechar mientras ves la televisión, escuchas la radio... Sin darte cuenta lo tomarás como una rutina y conseguirás tener unas manos preciosas siempre.

INSTRUMENTOS BÁSICOS

Los instrumentos básicos son: algodón o bastoncillos, lima, cortaúñas, líquido quitacutículas, esmalte fortalecedor, esmalte de color suave, esmalte blanco especial manicura francesa y pegatinas que harán de guías para la aplicación del esmalte blanco. Estas últimas tienen forma de arco y las puedes encontrar fácilmente en el mercado.

Ah, y para las primeras veces también necesitarás ¡una buena dosis de paciencia!

¡COMENZAMOS!

1. El primer paso en la manicura francesa es la limpieza de las uñas. Para ello, retira el esmalte viejo, o los restos que puedan quedar de él.

2. Después corta y lima las uñas para darles forma y dejarlas con la largura que más te guste (dos o tres milímetros de longitud máximo).

3.
Luego retira las cutículas con la ayuda del producto específico para ello, y cuando esté seco puedes aplicar la base de uñas que sirve de endurecedor.

4. Y ahora viene el paso más difícil. Con la ayuda de las pegatinas, aplica el esmalte blanco en la punta de las uñas (en el caso que no encuentres las pegatinas puedes sustituirlas por celo). Las pegatinas deben dejar espacio libre al final de la uña, que será el espacio que pintes. Retíralas cuando no esté seca del todo la pintura. Si quieres, puedes aplicar una segunda capa para conseguir un mayor efecto blanquecino.

5. Finalmente, como base para todas las uñas aplica un esmalte suave (rosa, melocotón…), que suelen venir señalados como "para manicura francesa".

Como consejo final, te diremos que para realizar bien todos estos pasos, y con el fin de cubrir bien toda la superficie de la uña, es mejor que tengas al aire la mano, apoyando la muñeca en algún sitio fijo para evitar temblores (por ejemplo en un vaso).

Te puede interesar

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite: