Alergias de primavera (causas, síntomas y consejos)

La cuarta parte de la población sufre procesos alérgicos, siendo la alergia al polen una de las más frecuentes con la rinitis alérgica como el síntoma asociado más común. Ficha las recomendaciones más eficaces y los consejos preventivos básicos para combatir los síntomas e incluso evitarlos.

   19/4/2007 - 8:56 5m 14s
Gtres

Con la llegada de la primavera los alérgicos al polen manifiestan diversos síntomas, la rinitis alérgica es el más frecuente. Aunque en algunos casos a este trastorno no se le da demasiada importancia y puede pasar hasta desapercibido, en otros casos, la congestión nasal, el lagrimeo, el picor nasal, la tos o la dificultad para respirar, pueden llegar a condicionar la vida del alérgico.

¿Cuándo aparece y por qué se produce?

Generalmente las alergias con la rinitis alérgica como síntoma, suelen aparecen en la niñez y adolescencia, pero pueden surgir en cualquier momento de la vida tanto en hombres como en mujeres, aunque no se hayan padecido nunca. Todo depende de la susceptibilidad individual y también de la exposición al agente que provoca alergia.

Se trata de una patología que puede heredarse, de hecho, se estima que el 70% de los hijos de padres alérgicos serán más propensos a padecer alergias.

Cómo identificar el alérgeno

Gtres

Ante un brote alérgico que provoca síntomas, se debe visitar al especialista, en este caso, el “alergólogo”. Habrá que explicarle desde cuando se padecen síntomas y cuáles son, además de indicarle en qué momentos y bajo qué circunstancias suelen aparecer los síntomas con mayor intensidad. El especialista con el fin de identificar el alérgeno o alérgenos que producen alergia, inoculará bajo la piel una mínima cantidad de extracto de estos para al cabo de unos pocos minutos comprobar la reacción. Posteriormente el especialista puede creer conveniente y oportuno realizar analíticas sanguíneas específicas.

Finalmente, identificado el alérgeno o alérgenos causantes de alergia, el especialista estará en disposición de prescribir el tratamiento oportuno si es necesario, junto con los consejos preventivos.

Consejos generales para minimizar los síntomas

Es vital conocer la época del año en la que poliniza el árbol o planta al que se es alérgico y las zonas donde predomina, de esta forma y siguiendo esta serie de consejos que te ofrecemos, podrás minimizar los síntomas durante las épocas conflictivas:

Ventanas cerradas

  • Cuando viajes en coche mantén las ventanillas cerradas y si es posible utiliza un filtro “antipolen”.
  • Mientras duermes, las ventanas deben estar cerradas.
  • El mejor momento para ventilar la casa será o bien a primera hora de la mañana o bien por la noche.

Actividades al aire libre

Gtres
  • Se recomienda evitar salir a la calle en los días de más polinización y sobre todo, evitar salir antes o después de una tormenta y días en los que exista mucho viento, ya que éste remueve el polen.
  • Igualmente si se realiza ejercicio físico, lo más adecuado será realizarlo en lugares cerrados.
  • Cabe destacar que los alérgicos al polen mejoran con la lluvia, esto es debido a que las gotas arrastran los granos de polen hacia el suelo.

Viajes

  • El clima de elección será el marítimo.
  • Será conveniente evitar las salidas al campo o a la montaña, ya que la concentración de polen puede ser hasta diez veces más alta que en la ciudad.

Pulverizar agua con frecuencia

  • Es muy recomendable pulverizar con agua la casa o estancia donde se encuentre el alérgico con frecuencia, sobre todo debe efectuarse en el dormitorio antes de acostarse.
  • Limpia el polvo con paños húmedos, usa el aspirador y evita barrer si los problemas se originan con el polvo.

Evitar el contacto con irritantes

  • Se debe evitar permanecer en la medida de lo posible en ambientes cargados de humos, tintes, gasolina...
  • Además, deben evitarse los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire frío.
  • En caso de alergias cutáneas se debe utilizar la menor cantidad de jabón y usar en su lugar productos de limpieza muy suaves y siempre hipoalergénicos, además de emplear agua tibia para la limpieza de la piel, secar suavemente mediante ligeros toques con una toalla limpia, sin frotar, y dejar expuestas las áreas afectadas al aire tanto como sea posible.

Alimentos

  • Debe evitarse la ingesta de miel y sus derivados debido a que contiene polen.
  • Por otra parte, el té rooibos sirve de gran ayuda en el tratamiento de las alergias, ya que actúa como antihistamínico natural suave con la ventaja de que no produce somnolencia e induce a la relajación y bienestar.
  • La antocianidinas son sustancias que poseen propiedades antiinflamatorias importantes, capaces de contrarrestar los efectos de las histaminas y las prostaglandinas. Los arándanos contienen grandes cantidades de esta sustancia, es por ello que se recomienda su consumo a diario en todas aquellas personas que sufran de alergias, asma y procesos inflamatorios.
  • Como recomendación general, se debe seguir una dieta pobre en hidratos de carbono refinados y rica en vitaminas y minerales, evitando los lácteos y derivados.

Una planta que combate las alergias

La perpetua (Helichrysum stoechas) es una planta mágica para todas aquellas personas que sufren de alergias. Por su efecto antiinflamatorio, antialérgico, antibacteriano, antitusivo, antifúngico y expectorante, es ideal para remitir los síntomas de alergia respiratoria y las provocadas por el polen, acompañadas de tos, irritación de garganta, lagrimeo, rinitis y congestión.

Se presenta en infusión, jarabe, extracto líquido, inhalaciones o tintura. Infórmate en tu centro de medicina natural, herbolario o consulta a naturópata sobre la presentación que será más útil en tu caso y la dosis que necesitas.

Prevención de alergias en niños

Cada vez se advierten más casos de alergias en niños de muy corta edad, con el fin de frenar la edad de inicio de este trastorno se recomienda que durante su etapa de crecimiento los padres no sean demasiado obsesivos con su limpieza, ya que los gérmenes les inmunizarán contra futuras alergias haciéndoles más fuertes.