Buscar

Claves para comer con elegancia

¿El pan de cada comensal se coloca a la derecha o a la izquierda? ¿En qué orden hay que situar las copas? En la mesa existen normas para ser correcto y elegante.

4m 40s
EFE

"Ningún invitado ha de sentarse sobre la mesa, ni de espaldas a ella, ni sobre el regazo de cualquier otro invitado. No se debe tomar comida del plato de su vecino a menos que antes haya pedido su consentimiento". Tampoco hay que "poner trozos de su propia comida de aspecto desagradable o a medio masticar, sobre el plato de sus vecinos sin antes preguntárselo, ni se debe limpiar su cuchillo en las vestiduras de su vecino, ni escupir frente a él, ni tampoco de lado...".

Son algunas de las normas de urbanidad en la mesa citadas en las "Notas de Cocina de Leonardo da Vinci", en las cuales este genio, inventor del actual tenedor entre otras muchas cosas, explicaba lo que se debe y no debe hacer al sentarse a comer, con un grupo de personas o al recibir invitados.

Si vas a recibir a un grupo de invitados en tu casa, tanto a ti como a ellos, seguramente no hará falta recordar las anteriores recomendaciones, que datan de hace más de quinientos años y se refieren obviamente a otras épocas y costumbres, pero hay otras normas que sí te convendría tener presentes.

Según el restaurador y experto en hostelería Jaime Feito, "no sólo es importante saber cómo colocar la cubertería y la vajilla adecuadamente sobre la mesa, sino también la mejor forma de situar a los invitados, de lo cual puede depender el éxito y buen ambiente con que se desarrolle el encuentro gastronómico".

A la hora de elaborar la lista de personas que acudirán a la cita, es fundamental elegir a aquellas que puedan mantener alguna afinidad en materia de gustos, actitudes y aficiones, lo cual dará mayores garantías de que la comida sea placentera y tranquila, se produzca una charla interesante y amena y el ambiente resulte agradable para los presentes. "Ello no sólo posibilita el disfrute de la comida y bebida sino además su buena digestión".

El arte de sentar a los invitados

Por ello, es importante evitar la improvisación al invitar a la gente y al colocarla en la mesa, y sobre todo tener en cuenta que nunca deben coincidir o estar sentados juntos aquellos invitados que estén enemistados o tengan opiniones enfrentadas, para evitar que se produzcan conflictos, charlas tensas o momentos desagradables, especialmente cuando los comensales son pocos y una situación de este tipo no pasaría inadvertida.

EFE
Respecto de la colocación de los alimentos y cubiertos en la mesa, el protocolo señala que el pan se colocará en un plato a la izquierda del invitado, y que éste podrá tomar pellizquitos de este producto antes de iniciar el menú, pero jamás darle bocados.

Los tenedores para el aperitivo o entrante, el pescado y la carne, han de colocarse -explica Feito- a la izquierda del plato y en el orden de uso, es decir, el más exterior es el primero que se va a utilizar. Cada uno de ellos tiene un diseño específico. Cuando se termina de utilizar, hay que ponerlo sobre el plato en paralelo con su cuchillo correspondiente.

La servilleta, por su parte, se coloca a la izquierda del plato, debajo de los tenedores, "en pico" o bien doblada por la mitad, aunque se trata de una norma no estricta, ya que también puede colocarse a la derecha del invitado. Lo que es siempre aconsejable es colocársela sobre las piernas para comer.

Respecto de los platos, lo más habitual es poner uno hondo para caldos, sopas y preparaciones similares, y otro plano, para el pescado o la carne. Si hay ensalada "de primero" o verdura, el plato hondo se cambia por uno plano más pequeño, que se puede colocar también en el caso de que se sirvan aperitivos.

De izquierda a derecha, las copas para beber se colocan en el siguiente orden: agua, vino tinto (de mayor tamaño) y después la de vino blanco, la más pequeña. En la mesa, siempre ha de estar puesta la copa de agua, pero no es necesario que estén siempre presentes las dos de vino; con una de ellas puede bastar si el invitado no va a cambiar de vino durante el menú.

"Respecto de los cuchillos, el de carne ha de ir después del pescado. El cuchillo que está más cerca del plato es el de la carne. El filo cortante se coloca mirando hacia el plato. A su lado, es decir en medio, va la pala de pescado, que no corta y sólo se utiliza para separar la carne", aconseja el experto en hostelería.

Lo habitual es que a la derecha del todo se encuentre la cuchara, la cual "anuncia" al comensal que el primer plato ha de ser una sopa, una crema o un consomé. También puede colocarse un cuchillo pequeño, para platos como el paté.

Temas relacionados  ››