Buscar

Vientre plano con el método Putkisto

Esta novedosa técnica, creada por la finlandesa Marja Putkisto, hará posible que tu vientre luzca liso y firme casi de forma instantánea. Si eres constante, los resultados se convertirán en permanentes.

2m 4s
Gtres

Esta novedosa técnica, creada por la finlandesa Marja Putkisto, hará posible que tu vientre luzca liso y firme casi de forma instantánea. Si eres constante, los resultados se convertirán en permanentes y te invadirá una mayor sensación de bienestar, salud y energía.

Este innovador método, primo hermano del Pilates, se basa en estiramientos profundos y en el control de la respiración. El resultado al practicarlo de una forma constante es una silueta de infarto, pero sobre todo notarás que tu cuerpo está -además de más esbelto- más ágil y con mejor postura. Te sentirás llena de energía y rebosarás salud.

¿Quién es Marja?

Marja Putkisto nació con un problema en la cadera que, aunque fue corregida durante su infancia, nunca terminó de estar alineada del todo.

"Me di cuenta que la única manera de superar este desequilibrio era estirar esos músculos más cortos hasta alargarlos y dejar mi pelvis en la posición correcta", explica la fundadora del método, quien desarrolló la técnica mientras trabajaba como profesora de danza y movimiento en la Universidad de Música de Finlandia.

Beneficios

Practicando este método durante tres días a la semana notarás que tus músculos están más flexibles y saludables y que tu circulación -y, en consecuencia, tu celulitis- mejora considerablemente. Estarás más relajada porque los estiramientos hacen que tu espalda y tus abdominales estén más firmes, lo que te proporcionará también un óptimo equilibrio muscular y un cuerpo más bello y fuerte.

Algunos ejercicios para realizar en casa

Marja Putkisto recomienda un ejercicio especialmente diseñado para trabajar los abdominales.

Ponte de pie y apoya tu pierna izquierda en la pared. A continuación, levanta tu brazo derecho y pásalo sobre tu cabeza hasta tocar la pared, de modo que tu cuerpo quede totalmente arqueado. Dobla las rodillas, mete tripa y, respirando profundamente, vuelve a estirar las piernas. Repite el ejercicio tres veces y cambia de lado.

Este método está indicado para todo tipo de personas, incluso para aquellas que no se encuentran en buen estado físicamente y que normalmente no practican ningún deporte.

Temas relacionados  ››