Buscar

Piel joven e hidratada... ¡con chocolate!

El chocolate es un activo poderoso que nos reafirma, tonifica el cuerpo, elimina la celulitis y ofrece múltiples beneficios, tanto para nuestra belleza como para el organismo general.

Chocolate negro

El chocolate es un activo poderoso que reafirma y tonifica el cuerpo, combate la celulitis y ofrece múltiples efectos benéficos, tanto para nuestra belleza como para el organismo general. Y es que, además, nos gusta a todas porque está buenísimo, ¿y quién no se resiste al sano placer de una pieza de cacao?

Pero además, en los últimos años, la chocolaterapia se ha puesto de moda en los centros de belleza porque reafirma la piel. Aunque bañarse en cacao no era ningún secreto para los griegos y los romanos, ahora hemos descubierto que aporta relax al cuerpo. El cacao es un alimento muy rico en sustancias antioxidantes que ayuda a ralentizar el proceso de oxidación de las células, contribuyendo a mantener una piel más joven y sana. Tanto es así, que la industria cosmética ha creado múltiples productos de belleza como ampollas, bálsamos labiales, lociones corporales, geles o jabones que se inspiran en el chocolate.

En primer lugar, ofrece propiedades, que junto a aceites especiales, protegen la piel contra el envejecimiento, siendo un tratamiento redondo para mantenerla cada vez más joven. Con ello, disminuyen las arrugas, aporta hidratación, desintoxicación y regenera la piel fácilmente.

Además, los masajes de cacao actúan sobre la piel, reduciendo la celulitis y mejorando la circulación. Los masajes suelen consistir en la aplicación del cacao con aceites en rostro o cuerpo y se deja actuar durante unos minutos para que penetre en la piel de forma satisfactoria. Posteriormente, ya podemos retirar el cacao con una espátula y nos ducharemos con agua tibia. Siempre es mejor realizarlo en los centros de estética porque son practicados por profesionales que nos harán un estudio de nuestra piel, asesorándonos sobre cuáles son los mejores productos para ésta.

Tras el masaje, alejaremos el estrés de nosotros, porque la chocolaterapia es también un método para aliviar tensiones y aplacar los nervios.

La chocolaterapia es un delicioso tratamiento que hace furor en los centros de belleza dados los excelentes resultados y beneficios que se obtienen:

  • Reducción de la piel de naranja.
  • Reducción de estrías.
  • Hidratación y tonificación profunda de la piel.
  • Efectos antidepresivos y antiansiedad.

Masajes con cacao y aceite

Los masajes a base de cacao mezclados siempre con aceites, producen un efecto doble sobre la piel. Por una parte, nos relaja y aporta una piel totalmente regenerada. Un masaje con chocolate libera endorfinas, regenera la piel y relaja la mente, es por ello que este delicioso tratamiento está haciendo furor en los centros de belleza.

Acude a tu gimnasio más cercano, centro de belleza, spa o pide a un profesional que lo practique en casa, verás como los resultados son del todo positivos. Estos masajes consisten en deshacer el chocolate y aplicarlo sobre la piel, durante 30 o 45 minutos, para que penetre bien en cada uno de sus poros y conseguir el efecto esperado.

Masajes de chocolate - Fotolia

El terapeuta deja caer el chocolate caliente mezclado con aceite de almendras por la espalda y posteriormente por brazos y piernas, todo, acompañado de un suave masaje. Luego se extiende la mezcla de chocolate en la parte delantera para terminar con un masaje relajante en el rostro y la cabeza.

Una vez cubierta de cacao y completamente relajada se envuelve el cuerpo y se permanece así unos minutos para favorecer la absorción de los principios activos del cacao. Tras una ducha se aplica una crema muy hidratante de chocolate.

¿Pero qué ofrece a nuestro cuerpo? Miles de beneficios, pues ya desde la época romana las mujeres solían untarse con chocolate para tener la piel más tersa y cuidada. Entre las ventajas, destaca algo tan importante como la hidratación, la reducción de la celulitis, la eliminación de la inflamación de los vasos sanguíneos, una mejora general de la circulación, piel más tersa y sin acné, y mucho menos seca. Como consecuencia de todo ello, nuestra piel se rejuvenece. Podrás lucir y brillar, aún estando muy estresada.

Relax para la mente

Además, la "chocolaterapia" va perfecta para relajar nuestros músculos y tensiones. Así que, tras un día lleno de trabajo, qué mejor que sumergirnos en un masaje de cacao, donde alcanzar una sensación de bienestar plena, ideal para dejar los nervios a un lado. ¡Quedarás como nueva!

Mascarillas de cacao

Es muy fácil realizar una mascarilla de cacao porque existen en el mercado muchos productos a base de este alimento que nos ayudan a tener una piel cada vez mejor. Desde geles, jabones, aceites, champús de pelo, mascarillas, colonias... todo un mundo de chocolate para ti.

Si queremos realizar nuestra propia mascarilla sin acudir a un spa, te damos una receta bien sencilla. Apunta bien:

Cogeremos un tercio de cacao en polvo, dos cucharaditas de nata, un poco de miel y queso blanco. Una vez hemos mezclado todos ingredientes, aplicaremos esta crema, que ha de estar algo espesa y con consistencia, por nuestro cuerpo. Puede ser sobre la cara o una parte de éste. Lo dejamos reposar durante 15 min y, posteriormente, nos ducharemos con agua para quitar todo el chocolate.

Nutrición contra la depresión

Los médicos y nutricionistas recomiendan la ingesta de chocolate para las personas que tienen depresión. Es algo así como la receta de la felicidad. El cacao nos pone las pilas en un momento y nos levanta el ánimo, haciendo que estemos más alegres y felices.

Según los entendidos, este alimento produce una sustancia parecida a la serotonina, que es la hormona de la felicidad. De todas maneras, como en la mayoría de alimentos debe comerse siempre con moderación.

Temas relacionados  ››