Buscar

Dieta de otoño: los alimentos que te mantienen guapa, sana y delgada

La dieta de otoño debe estar enfocada a recuperar el equilibrio y reparar la piel. Descubre los alimentos imprescindibles que no pueden faltar en la alimentación de otoño para sentirte bien por dentro y por fuera. ¡Sana, guapa y delgada!

   actualizado el 02/11/2019 - 14:01 4m 35s
Gtres

En otoño se suelen dar por terminadas las vacaciones, en ocasiones cargadas de excesos. Nos reincorporamos al trabajo y los más jóvenes vuelven a clase. El cambio estacional y volver a la rutina puede hacernos sentir cansadas y estresadas. ¿Cómo combatir estos síntomas? La dieta resulta fundamental.

En otoño conviene incluir en nuestra dieta alimentos como la pasta, el arroz, las legumbres o las patatas, que aportan energía y son pobres en grasas. Tampoco deben faltar las vitaminas y los minerales, recordando que el estrés puede influir en su pérdida.

“Para adaptarse a la llegada del otoño a través de la cocina diaria se debe recurrir a alimentos que aporten energía, calienten y aporten las calorías suficientes para contrarrestar el frío exterior. Esto se traduce en reducir las comidas y bebidas frías y escoger con preferencia los alimentos estacionales. Las ensaladas pueden dejar espacio en los menús semanales a las sopas y las cremas, mientras que las frutas frescas cederán terreno a las asadas, al horno o en compota”, explica Marisela Salas, directora general de DietaGourmet.

Elige hortalizas y verduras de temporada

Los meses de otoño son idóneos para llenar la cesta de la compra de variedad de hortalizas y verduras del tiempo, como berenjenas, zanahorias, puerros, cebollas, lechugas y escarolas y todo tipo de coles.

Unas y otras contienen compuestos que, además de ser los saborizantes y aromatizantes naturales de estas hortalizas, también se distinguen por sus cualidades funcionales antioxidantes y antiinflamatorias.

Estos dos efectos son esenciales para que los alimentos sirvan de ayuda al organismo para afrontar los resfriados, gripes e infecciones, comunes en los cambios de estación.

Hortalizas y verduras de otoño

Proteínas sanas y fruta de estación

Huevos, pescados, tanto blanco como azul, y carnes magras como pollo, ternera o pavo pueden ser también complemento ideal para los días de otoño, añadiendo en la dieta fruta de temporada como uvas, peras, manzanas, plátanos o frutos del bosque.

“Para el desarrollo normal de todas las funciones vitales los humanos precisamos del aporte regular de unos 40 componentes nutritivos distintos. Si falta uno solo o lo tomamos en cantidad insuficiente aparecerán síntomas carenciales más o menos graves. Una dieta normal debe aportar energía (calorías), macronutrientes (grasas, proteínas e hidratos de carbono) y micronutrientes (vitaminas y minerales) en cantidades determinadas y agua”, explica la Doctora Susana Monereo, Jefa de Endocrinología del Hospital Universitario de Getafe en Madrid.

Los alimentos que reparan tu piel

Durante el verano la piel ha estado expuesta a numerosos agentes externos, especialmente a las agresiones del sol, que pueden hacer que sientas tu piel tirante, áspera y deshidratada. Al factor del sol hay que añadirle otros agentes externos propios del verano, como el agua del mar y las piscinas, la arena, o los simples cambios que se producen en nuestro ritmo de vida. Esto último puede parecer algo irrelevante, pero la simple falta de sueño, y los cambios a la hora y en la forma de alimentarnos, pueden transformarse en serios problemas para nuestra piel como la aparición de manchas, nuevas arrugas, tirantez, descamación, flacidez, deshidratación o falta de luminosidad.

De nuevo, la dieta es fundamental para recuperar la piel de los excesos veraniegos y prepararla para afrontar el duro invierno. Estos son algunos de los alimentos que ayudan a cuidar la piel tras el verano. ¡No te olvides de ellos en la lista de la compra!

Gtres
  • Té verde: Además de cuidar la salud de nuestras encías, el té verde ayuda a mantener la integridad estructural de las membranas celulares gracias a su gran poder antioxidante.
  • Salmón: El pescado azul aporta grandes cantidades de Omega 3, esencial para reparar, nutrir y embellecer la piel de forma natural. Además, este ácido graso previene la aparición de arrugas y reduce la inflamación producida por los rayos UVA.
  • Brócoli: El brócoli ayuda a prevenir enfermedades y posee grandes cantidades de antioxidantes. Además, protege la piel gracias a su alto contenido en agua, minerales, betacarotenos, ácido fólico, potasio y vitaminas A, B y C.
  • Arroz integral: Esencial porque contiene los 12 aminoácidos necesarios para el cuerpo humano, además de ser un poderoso antioxidante.
  • Chocolate negro (a partir de 70% de cacao): Tiene un gran efecto rejuvenecedor y protector para la piel por sus 30 sustancias antioxidantes.
  • Aceite de oliva extra virgen: Por su alto contenido en antioxidantes mantiene la integridad de las membranas celulares y protege la piel de las agresiones externas y de los radicales libres.
  • Yogur: Aumenta la resistencia de la piel y calma las irritaciones de las pieles sensibles, además de renovar y mantener los tejidos jóvenes y sanos gracias a sus proteínas de alto valor biológico.
  • Zanahoria: Muy rica en betacarotenos y en ácido fólico, además de minerales que previenen los brotes de acné, el envejecimiento y prolongan el bronceado.
Temas relacionados  ››  

Te puede interesar