Buscar

Todo lo que debes ser sobre Ultracavitación

Todo lo que debes ser sobre Ultracavitación
H&H Medicina y Estética

Un método eficaz y seguro para terminar con la grasa localizada en tres sesiones.

2m 30s
La aparición de ultrasonidos de baja frecuencia para eliminar focos de grasa corporal localizados, revolucionó, hace casi 5 años, las consultas de nutrición y medicina estética. Ahora, "H&H Medicina y Estética" nos revela de forma clara y abierta todo lo que necesitas saber sobre la técnica más efectiva para reducir la grasa indeseada. 

Y es que para conseguir la máxima eficacia, no se deben confundir los equipos de ultrasonidos con los de ultracavitación que eliminan la grasa definitivamente.

¿En qué consiste el fenómeno de la cavitación?

Consiste en crear burbujas de un gas (o aire) dentro de un líquido. Un cavitador en sí mismo no es un destructor de grasa. Imaginemos el repiqueteo de un martillo hidráulico sobre una superficie hasta romperla: este es el mecanismo de acción del US; las microburbujas formadas en el agua del tejido subcutáneo repiquetean contra la membrana de grasa hasta hacerla estallar.

No obstante, para que este efecto se produzca son necesarias una serie de condiciones:

1. Puesto que el ultracavitador viaja mejor en el agua hasta llegar a la grasa es necesario que el tejido tenga agua. Para ello debemos empaparlo previamente con una solución. Es la famosa Solución Hipoosmolar, con la que se hidratará la zona a tratar.

2. Para aplicar la solución Hipoosmolar es necesario infiltrarla en el tejido adiposo unos minutos antes de aplicar el ultracavitador. Esta operación la realiza un médico de la clínica en condiciones de asepsia.

3. El facultativo solicita una analítica previa para valorar las condiciones de la persona a tratar. Con la ruptura del tejido adiposo se liberan al tejido circulatorio y linfático, ácidos grasos que deberá eliminar por las vías de drenaje naturales. El drenaje de estos ácidos grasos se estimula mediante presoterapia, drenaje linfático manual, mesoterapia y radiofrecuencia.

4. La amplitud de la zona seleccionada y la duración del tratamiento no deben exceder los parámetros que se consideran seguros.

Ventajas

Es un tratamiento no quirúrgico para la eliminación de grasa localizada por ruptura del adipocito. En tan solo 2 ó 3 sesiones pueden conseguirse los resultados esperados en la zona tratada (abdomen, flancos, cartucheras, etc.)

¿Cómo reconocer un verdadero programa de Ultracavitación?

  • Debe ser realizada por médicos: interpretación y manejo de los datos de la historia médica y analítica de sangre previa.
  • Infiltración Hipoosmolar intragrasa.
  • 2 ó 3 sesiones como máximo espaciadas entre sí entre 15 y 21 días.
  • Drenajes obligatorios después de cada sesión.
  • Pérdida de aproximadamente 2 a 4 centímetros por sesión de contorno.

Te puede interesar