Buscar

Trucos para salir bien en las fotos

¿Prefieres ser tú la fotógrafa porque no te reconoces en las fotos? Si no eres fotogénica por naturaleza, no te preocupes porque hay algunos trucos para lucir mejor cara y una figura más estilizada ¡descúbrelos!

   actualizado el 16/12/2019 - 0:30 6m 5s
Publicidad
Storyblocks

Las fotos plasman aquellos momentos especiales que queremos que perduren: vacaciones con amigos, fiestas, reencuentros… El problema viene cuando la fotografía deja de gustarnos porque aparecemos mal en ella.

Si eres de las que siempre sale bien en las fotos ¡enhorabuena! porque es toda una suerte. Y es que cada instantánea puede llegar a suponer un desastre: ojos cerrados, boca abierta o una figura que no te hace justicia. Mostrar una cara tensa, con una especie de sonrisa forzada, aparecer con los ojos medio cerrados o verte encorvada o mucho más ancha de lo que tú eres hacen que sea difícil resistirte a la tentación de dar al botón de eliminar imagen.

La fotogenia no depende de cánones específicos de belleza sino de ese "algo" que hace que la cámara capte tu expresión de manera natural y refleje tus aspectos más atractivos.

Existen una serie de trucos básicos y consejos muy simples, que pueden ayudarte a mostrar tu mejor imagen consiguiendo así que enseñar las fotos de las vacaciones a tus amigos no suponga un disgusto. A partir de ahora ninguna cámara se te resistirá. Uno, dos, tres… ¡Sonríe!

Gtres

La cara y la expresión del rostro

La naturalidad es la clave pero ¿cómo conseguirla y transmitirla? Salvo en el caso de las fotos que nos toman "desprevenidas", cuando alguien dice ¡venga una foto!, sin darnos cuenta intentamos "posar". Para que, en ese momento, tu cara no se tense y genere extrañas muecas intenta lo siguiente:

  • Respira hondo un par de veces y a continuación mantén tu respiración normal (hay quien contiene el aire en los pulmones mientras le fotografían y, lógicamente, el resultado no puede ser nunca "natural" estando al borde de la asfixia).
  • Parpadea mientras te preparas y luego procura no cerrar los ojos durante los segundos de exposición. El problema de los ojos cerrados no es inevitable sino todo lo contrario. Un parpadeo tiene lugar cuando el ojo se encuentra seco. Así que lo que debes hacer es parpadear justo unos segundos antes del disparo fotográfico. Mira a la cámara, pero bajando ligeramente la cabeza (la barbilla apuntando hacia el suelo y el cuello discretamente girado hacia tu mejor perfil, derecho o izquierdo). Intenta que tus ojos transmitan la sensación del momento. Relájate y piensa, por ejemplo, en lo bien que lo estás pasando, en lo bonito que es el paisaje, en lo guapo que es quien está tras el objetivo… en lo que quieras menos en que estás posando para una foto.
  • Recuerda, también, humedecerte los labios. Si despertarse con una sonrisa hace que mejore tu día, hacerlo en una fotografía provocará que tu imagen sea más bonita. No hace falta que lo hagas al máximo, pero mostrarte de buen humor hará la foto más agradable, así que, si te apetece sonreír, hazlo, pero si no surge de manera espontánea no te empeñes en forzar la media sonrisa. Un truco para que tu boca no desentone es colocar la lengua en el paladar con la punta detrás de los dientes, conseguirás una expresión neutra y natural, evitando que tus labios queden demasiado rígidos.
  • ¡No hables! Seguramente te hayas dado cuenta de que no se obtiene un resultado positivo si te sacan una fotografía mientras estás hablando. Debes intentar permanecer callada en el momento en el que el flash se dispara. Una boca cerrada acompañada de una sonrisa es la combinación perfecta.
  • Si sabes que va a haber fotos, cuida tu maquillaje y tu peinado. El pelo sobre la cara (en exceso) no suele quedar bien y puede llegar a ser un verdadero incordio. Un semi recogido, una coleta o unos bonitos pasadores que mantengan a raya los mechones que tapan el rostro, son una buena solución. En cuanto al maquillaje, no se trata de aplicar más cantidad. Simplemente, recuerda utilizar el corrector para minimizar el efecto de las sombras en las fotografías (extiende una pequeña cantidad especialmente en los laterales de la nariz y en las ojeras si las tienes). Unos ligeros polvos translúcidos, iluminarán tu rostro y ayudarán a evitar los temidos brillos, capaces de estropear la imagen más fotogénica.
  • Gtres

El cuerpo y la postura

La expresión corporal también se refleja en una fotografía. Si te has fijado, las celebrities aparecen rectas y estiradas en sus fotografías y ellas, la mayoría de las veces, están perfectas. Saben posar, así que toma ejemplo y haz lo mismo. Deja los complejos a un lado y no te encorves, estírate y verás los resultados. Salvo que se trate de una foto en movimiento o divertida (haciendo algo gracioso), para que tu figura pase a la posteridad lo mejor posible, procura mantener la espalda recta dejando los hombros relajados y ligeramente hacia atrás. No se trata de parecer un soldado, pero de esta manera tu silueta siempre lucirá más esbelta.

Si quieres que los kilitos de más pasen desapercibidos, recuerda poner en marcha tus abdominales y "mete tripa" (¡respira!). Además, gira un poco el tronco hacia la derecha o la izquierda, buscando una imagen ligeramente de perfil. Para terminar, sitúa alguno de tus brazos por delante, o incluso une tus propias manos, resultará mucho mejor que intentar disimular la barriguita camuflándola tras el bolso.

En las fotos de grupo, sé lista y colócate en buena posición. Por ejemplo, si eres bajita no te pongas junto a la más alta de la clase. Por último, si estás sentada, incorpórate con naturalidad (espalda recta) en el momento de la foto y si llevas falda ¡cuidado con las piernas!, demasiado separadas podrían dar lugar a una imagen de lo más indiscreta.

Un poco de práctica

Como la mayoría de las cosas, con un poco de práctica, todo funciona mejor. Conocer los gestos que más te favorecen es la clave para salir de manera adecuada en una foto. Posa frente al espejo y averigua qué postura o expresión te favorece más. Además es un método divertido con el que te reirás, y sonreír siempre libera tensiones.

Aunque tengas que tener en cuenta algunos aspectos para salir bien en las fotos, nunca debes dejar de ser tú misma. El secreto es estar cómoda y presentarte natural. Si quieres salir estupenda en las fotos y parecer una celebrity en la manera de posar, con los consejos que te hemos dado lograrás conseguirlo. Recuerda: sonrisa sin ser exagerada, sé tu misma y sobre todo ¡disfruta!

Temas relacionados  ››  
Publicidad