Aquagym: ejercicios para adelgazar bajo el agua

Refréscate este verano con el aquagym y descubre la mejor forma de adelgazar bajo el agua. ¡Ficha los ejercicios que te permitirán lucir una figura envidiable!

2m 58s
Aquagym - Gtres
Te presentamos la mejor manera para relajarte estas vacaciones mientras adelgazas y tonificas todo tu cuerpo: El aquagym.

El aquagym es una modalidad de fitness acuático que favorece el adelgazamiento a través de sencillos ejercicios. Gracias a la ingravidez del agua, que suaviza los movimientos en comparación con los que se realizarían sobre tierra firme, evitarás lesiones a la vez que tonificas activamente todo tu cuerpo.

Al realizar este deporte bajo el agua nos da la sensación de realizar un menor esfuerzo mientras nos refrescamos, ya que la temperatura del agua en contraste con la de nuestro cuerpo proporciona una mayor serenidad al organismo e impide que nos sofoquemos con el frescor.

El aquagym suele practicarse en piscinas de poca profundidad y se trabaja en un grupo guiado por las pautas de un preparador físico. Las coreografías son aeróbicas y se ejecutan al ritmo de música animada que controla las pulsaciones, lo que hace que el organismo se active o se relaje.

Además, este tipo de fitness es la opción más saludable para el verano, de hecho se suele aconsejar a personas que estén en procesos de rehabilitación porque ayuda a la cura de las lesiones y permite obtener una mejor condición física.

Por otra parte, esta disciplina es una de las más recomendables por los profesionales para quemar grasas, adelgazar o mantener la línea tras la pérdida de peso. Sus resultados son visibles en muy poco tiempo, ya que los movimientos bajo el agua alisan más la piel de naranja. Es por ello que la natación es uno de los 10 mandamientos que te proponemos para eliminar la celulitis.

Para conseguir resultados eficaces te enseñamos varias formas de llevar a la práctica algunos ejercicios de aquagym:

Aquagym - Gtres
1. El primer movimiento se lleva a cabo con los brazos flexionados para moverlos individualmente hacia delante y hacia detrás mientras que damos saltos hasta tocar el fondo, contrayendo los abdominales a la par que desplazamos cada pierna estirada de adelante hacia atrás.

2. Da pequeños brincos con el brazo tocando la rodilla opuesta para fortalecer al mismo tiempo las piernas, glúteos, espalda, abdominales, brazos y pectorales.

3. Agárrate al borde de la piscina con los brazos flexionados y estira las piernas juntas hacia atrás y hacia adelante llevando las rodillas al pecho para endurecer los dorsales y los abdominales.

4. Apoyado en la pared intenta contraer los abdominales al doblar las rodillas hacia el pecho y realiza gestos combinados de manera repetida, girando ambas piernas de izquierda a derecha.

5. Con el agua cubriendo hasta la altura de los hombros y los brazos separados al mismo nivel, realiza saltos llevándolos hacia adelante a la par que juntas y separas las piernas.

Para obtener resultados efectivos es preferible realizar cada una estas series de movimientos 20 veces. Si sigues de manera adecuada las instrucciones de la tabla de ejercicios que te proponemos podrás presumir muy pronto de un cuerpo diez.