Buscar

Diez consejos para el buen descanso de los niños

Los niños precisan de un buen descanso y de varias horas de sueño para su buen desarrollo físico y mental. Desde MujerdeElite te proponemos diez claves para que los más pequeños disfruten de un buen descanso.

3m 15s
Habitación niño - Vi-Spring
Un buen descanso es fundamental para la salud física y mental de cualquier persona. Dormir ocho horas y hacerlo relajado es recomendado por la mayoría de los médicos para poder disfrutar de una vida sana y equilibrada. Cuando se trata de los niños, este descanso del que hablamos se torna más necesario si cabe. Adoptar hábitos nocturnos fijos o descansar sobre materiales naturales son algunos de los consejos que deberíamos tener en cuenta para un buen descanso y en el caso de los niños podemos sumar algunos más. Por ejemplo, leer un cuento antes de dormir es uno de los métodos más eficaces para conciliar el sueño y es que después de un día agotador, un momento de relax como éste les viene a los niños mejor que bien.

El sueño favorece que los niños crezcan fuertes y sanos. Tanto es así que hay estudios que demuestran que un buen descanso contribuye al crecimiento del niño y es que sin duda éste es uno de los derechos fundamentales de los más pequeños: el derecho a crecer y desarrollarse en salud, siendo un descanso reparador, clave para esta evolución. Existen varios factores relacionados con la calidad y la cantidad del sueño. El doctor Neil Stanley, experto en sueño de Vi-Spring, nos enumera diez consejos para favorecer el descanso infantil que desde MujerdeElite te presentamos:

1. Adoptar una rutina nocturna es necesario para que los niños desarrollen buenos hábitos al dormir. Una buena estrategia es establecer horas fijas para acostarse y levantarse y para la hora de la siesta.

2. La temperatura ambiente también influye en el descanso y es que para los niños es ideal contar con una habitación que mantenga una temperatura constante durante toda la noche.

3. El silencio es el mejor aliado para el sueño. Es fundamental reducir el nivel de ruido y que los niños duerman en lugares tranquilos que garanticen la calidad del descanso.

Niños - Gtres
4. La cama es para dormir. Un buen consejo es habituar a los niños a no jugar o ver la televisión en la cama.

5. La luz es otro de los factores adversos al sueño. Es importante elegir para los niños una habitación con poca luz.

6. Cenar pronto y beber agua es lo mejor para conciliar un buen sueño. Es preferible que los niños hayan hecho la digestión una vez llegada la hora de acostarse, ya que lo notarán en su descanso.

7. La hora del cuento debe ser una hora fija. Además, este momento hará comprender a los niños que ya es la hora de dormir.

8. A partir de una determinada hora en la tarde, el baño y la cena deberían ser dos referentes anteriores a la hora de irse a la cama. Un baño relajante es muy agradecido y es que el cole, los deberes y las actividades extraescolares también son agotadores.

9. Dormir sobre materiales naturales como cachemir y crin o bambú hace que la humedad sea absorbida y liberada del colchón y mejora la calidad del descanso.

10. Conseguir que el niño vea el sueño como algo positivo y establezca asociaciones con la hora de irse a dormir y tener dulces sueños.