Buscar

Maquillaje en púrpura "orquídea radiante"

Como cada año, Pantone anuncia el color de año, siendo el Orquídea Radiante, una encantadora armonía de colores fucsia y tonos púrpura y rosa, el tono que triunfará en 2014. Ficha las claves para llevar el color del año a tu maquillaje.

3m 53s
Gtres

Si el 2013 ha sido el año del verde esmeralda, este 2014 el orquídea radiante arrasará porque hay que reconocer que es un color que gusta a la primera. No es exactamente rosa, morado o púrpura sino una mezcla perfecta que da como resultado un tono alegre, vivo, elegante y con un toque exótico al que resultará difícil resistirse.

Será tendencia en moda y complementos y también formará parte del maquillaje ideal tanto para el día, eligiendo las tonalidades más suaves y románticas, como para la noche, momento en que "la orquídea" intensifica sus tonos y muestra todo su esplendor.

Yves Saint Laurent
La mayoría de las firmas cosméticas han sacado líneas que incluyen labiales, sombras de ojos, coloretes y esmaltes de uñas para que las manos adquieran, también, un nuevo protagonismo. Este es un tono ultrafemenino que resalta el color de la propia piel, por lo que, en general, resulta siempre favorecedor, pero hay que saberlo llevar para que la imagen de conjunto no resulte demasiado recargada o incluso lleguemos sin quererlo al look gótico.

Los tonos rosa - púrpura son perfectos para intensificar la mirada y las sombras de ojos en orquídea radiante serán la clave del maquillaje de esta temporada. Durante el día, puedes aplicar el color de moda en un tono suave (incluso en acabado pastel, perfecto para la próxima primavera). El truco para que quede bien está en no aplicar una cantidad excesiva de producto sino en crear un suave "velo" que potencie la mirada y aclare el color de tus ojos (sean del color que sean, el contraste con el púrpura hará que tus ojos destaquen con un brillo muy especial).
Gtres
También puedes combinar dos tonalidades de sombras, aplicando el orquídea en el párpado móvil y, por ejemplo, un marfil, rosa pálido o nude en el arco bajo las cejas. Otra opción muy bonita es extender un púrpura más intenso en la zona más cercana a las pestañas (sólo en la mitad del párpado móvil) y uno más suave en el resto. Difumina ligeramente y tendrás unos ojos de impacto. El delineado superior e inferior, así como la máscara de pestañas no pueden faltar en este maquillaje de ojos en orquídea radiante.

Para la noche, tienes sombras en este tono con acabado brillo que aportan un toque de misterio a la mirada realmente encantador. También el orquídea es un color perfecto para hacer un bonito efecto smoke eyes, sólo o combinándolo con negros, dorados o incluso con azules intensos (petróleo).

Si quieres, también tienes labiales para conseguir un "total look" en orquídea pero ¡ojo!, puedes caer en el exceso. Para que esto no ocurra, si llevas tus ojos maquillados de manera intensa, elige para los labios un tono orquídea ultrasuave (casi un simple brillo con un ligero matiz de color). Otra posibilidad es aplicar un tono nude o bien un rosa discreto. Si para la noche o un evento especial, prefieres resaltar también tus labios, un tono cereza o berenjena pueden ser una buena idea para combinar con tus ojos orquídea, siempre sin perfilar para un acabado más natural que no resulte excesivo.
Nieves Álvarez - Gtres
El efecto final de este maquillaje debe ser muy ligero, dado que el color de tus ojos y/o labios ya destaca por sí mismo. Lo ideal es llevarlo con una base muy ligera, que no aporte color sino únicamente dé uniformidad al rostro. Para terminarlo puedes aplicar un sutil toque de rubor en este tono púrpura o elegir un bronce (si eres morena de tez) o un rosa claro (si eres de piel más blanca).

Especialmente para noche, acabar el maquillaje con polvos translúcidos, sin color, ayudarán a su mejor fijación y te aportarán ese bonito efecto piel de melocotón.

Anímate con el orquídea si te apetece probar un maquillaje en todos vivos, alegres pero en los que no falta un toque de estudiada sofisticación.

Temas relacionados  ››