Buscar

El sujetador perfecto ¡existe! Las 3 claves para conseguirlo

Descubre las claves básicas para elegir el sujetador perfecto, ese que se convierta en tu favorito.

4m 29s
Janira

Definir el sujetador perfecto no es tarea fácil, ya que la amplia gama de modelos y marcas que nos encontramos en el mercado presentan múltiples variedades en cuanto a estructura y tejido se refiere, aunque todos presenten la misma forma: tirantes, banda de sujeción de contorno y copas.

“Todas las mujeres, disponemos de un cajón lencero con todo tipo de sujetadores, de diferentes marcas y diseños, y resulta curioso, que siempre nos decidimos por utilizar el mismo; que no siempre es el más bonito, pero sin duda, sí es el más cómodo y por supuesto, tampoco tiene que ser aquel en el que más hemos invertido” afirma Marta Fernández Cuevas, creadora de Pillow Bra.

Maison
Por ello, el sujetador perfecto es aquel que se viste sin percibir que se lleva puesto y que cumple la función para la que ha sido diseñado, que no es otra que sostener y proteger el pecho y el escote, sin dañar, presionar, dejar marcas excesivas en la piel o que te genere molestias.

Que el sujetador sea bonito o que siente bien a la figura, parece que es objetivo clave hoy en día para elegir el sujetador adecuado, pero esto es un gran error. ¿Cuántas veces en toda búsqueda del sostén, se han ajustado los tirantes, comprobado que la banda de tórax ajusta perfectamente, que la copa es la apropiada o que los aros se ajustan al contorno del pecho? La solución para evitar que esta prenda no arruine tu día y día y termine arrinconado en el cajón, es prestarle la mejor atención cuando se adquiere.

Las claves para elegir el sujetador perfecto

1. Recurre a tiendas especializadas, donde se toman medidas concretas de cada mujer, determinando el sujetador más apropiado. Solo así podrá seleccionarse aquel que proporcione un apoyo estructurado dando una forma natural al pecho, descubriendo al fin que todos tus sujetadores se convierten en “favoritos”.

2. En cuanto al ajuste de la banda de contorno tiene que ser a una altura media, mientras que en el ajuste de las copas, la prenda debe estar perfectamente ajustada y la copa debe recoger el pecho, manteniéndolo sin presiones, en su posición natural. La copa no debe ser, ni demasiado pequeña, presionando el pecho y concentrando los senos hacia el centro, rompiendo la estética de su forma natural. Ni todo lo contrario, con las copas demasiado grandes, porque no recogerán el pecho. La copa debe “abrazar” el pecho sin presiones.

Pillow Bra
3. Tener una idea aproximada de la talla de sujetador es básico, pero el volumen del pecho cambia con frecuencia debido a varios factores, y la talla puede variar. Por ello, aunque estés convencida de la talla que usas, siempre debes probar la prenda antes de comprarla. No todos los fabricantes aplican el mismo sistema de medidas en sus diseños, por lo que es frecuente que nos encontremos con prendas diferentes que quedando bien, presentan distinta talla.

¿Conviene ponerse sujetador para dormir?

La doctora María José Barba, de Patología de la Mama explica la importancia de elegir el sujetador ideal y la medida adecuada. "El sujetador correcto es el que no aprieta el tórax, sino que lo sujeta. El pecho debe entrar en la copa y se ha de colocar a la altura anatómica que corresponda a cada mujer".

Si te has preguntado en alguna ocasión si resulta perjudicial dormir con sujetador, la doctora también lo aclara: "Es bueno, siempre que no comprima el pecho y lo mantenga en su sitio. Yo recomiendo un sostén tipo deportivo, sin aros. Además, previene las arrugas que se forman al dormir de lado".

Sujetador deportivo, ¿necesitas uno nuevo?

Con el paso del tiempo los sujetadores deportivos que usas para tus rutinas de entrenamiento pierden sus facultades de sujeción, y ya sabes que las mujeres dependemos casi en exclusiva de nuestro sujetador para mantener nuestro pecho en su sitio, especialmente cuando practicamos deporte. Comprueba si necesitas renovarlo:

  • ¿Le falta elasticidad? Tira con suavidad de los tirantes y el elástico situado bajo el pecho. Si no adviertes resistencia, necesitas urgentemente un nuevo sujetador deportivo.
  • ¡Las comparaciones son buenas! Si acabas de adquirir un nuevo sujetador, colócalo sobre los que estás usando y comprueba si estos últimos tienen la tira del pecho o los tirantes mayores que los del nuevo, de ser así lamentamos decirte que debes renovar sin demora tus sujetadores viejos porque han perdido poder de sujeción.
  • Siente que sostiene. Un sujetador deportivo tiene que sostener más que uno normal, ya que las condiciones en las que será usado lo requieren. Salta o corre en el sitio durante unos segundos, si no notas apenas diferencia entre uno y otro, significa que necesitas un nuevo sujetador deportivo.
Temas relacionados  ››