Buscar

Vitaminas para el pelo: consigue fortalecerlo, evitar la caída y hacer que crezca sano y fuerte

Ficha los alimentos ricos en vitaminas que no deben faltar en tu dieta para conseguir una melena radiante en otoño, así como algunos consejos para recuperar tu cabello tras el verano, evitar la caída y hacer que tu pelo crezca sano y fuerte.

5m 12s
Agencias
Tras un verano de sol, playa y piscina, la salud del cabello se resiente y el pelo se vuelve áspero, seco y sin brillo. Es el momento de cuidarlo más que nunca para devolverle toda su vitalidad.

Las agresiones externas, unidas a otros factores, como el estrés, los cambios hormonales o una dieta desequilibrada, pueden debilitar el bulbo capilar, lugar de nacimiento del cabello. Esto puede significar un menor aporte de nutrientes esenciales para el normal crecimiento del pelo y una disminución de la calidad de la queratina producida. Lo que se traduce en un cabello más fino, con menor volumen y densidad.

Si queremos volver a recuperarlo y conseguir una melena bonita y sana en otoño, los expertos de Innéov nos ofrecen consejos prácticos para cuidarlo por dentro y por fuera.

Las vitaminas para el pelo que debes incluir en tu dieta

Innéov
La vitamina C del kiwi, el brócoli, la papaya y la grosella es muy beneficiosa para aumentar la microcirculación capilar, favoreciendo la oxigenación del cabello para que reciba mayor cantidad de nutrientes.

La vitamina D que encontramos en alimentos como los huevos, el salmón o la leche de soja.

El zinc es uno de los mayores aliados en el crecimiento del cabello, contribuyendo al normal crecimiento del pelo y las uñas. El chocolate, las espinacas, la carne de cordero o el germen de trigo son ricos en este mineral.

• El aguacate, los aceites vegetales y los frutos secos, como las avellanas, las almendras y los pistachos son ricos en vitamina E, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

• En los Omega 3 encontramos uno de los activos más importantes y su consumo habitual es beneficioso para mantener una melena sana. El pescado azul, y en especial el atún, el salmón, el rodaballo y las sardinas tienen un alto contenido en Omega 3.

• Las células capilares necesitan dividirse constantemente para producir nuevo cabello y sin la cantidad suficiente de vitamina B12, crecerá más lento y el existente se caerá. Este nutriente está presente en alimentos de origen animal, concretamente en carnes rojas, además de en huevos y diferentes productos lácteos.

• La biotina mantiene el pelo fuerte y revitalizado además de proporcionarle brillo. Está muy presente en los alimentos de origen animal y vegetal, en legumbres, nueces y semillas.

• El ácido fólico estimula los folículos pilosos fortaleciendo el cabello y reforzando las raíces del pelo, evitando su debilitamiento y, como resultado, potencia su crecimiento. La sequedad y la rotura capilar puede solucionarse con la ingesta de alimentos que contienen ácido fólico como las verduras, el aguacate, los frutos rojos o los cítricos.

• La cistina contribuye a la regeneración natural del cabello, ayudando a que se mantenga sano y promoviendo su crecimiento. Hace que crezca más fuerte y le aporta mayor densidad. La cistina está presente en la carne, huevos, pescados, espárragos y cereales, además de en frutos secos.

• El betacaroteno ayuda al organismo a sintetizar la vitamina A, que ayuda a reforzar el cuero cabelludo y mantener saludables los folículos pilosos. Además, es un gran aliado para detener la caída del pelo. Se puede encontrar en frutas y verduras como las zanahorias, calabazas, pimientos, naranjas o frambuesas.

• El cabello contiene queratina, una proteína que a su vez presenta metionina, entre otros compuestos. Es una fuente de azufre que mejora la fuerza del cabello, su aspecto y fomenta el crecimiento. Entre los alimentos ricos en metionina destaca la leche y sus derivados, huevos, carne y pescados y también está presente en frutos secos, cereales y verduras como las espinacas.

• El cobre es un mineral que debe incluirse para tener un cabello fuerte y con un buen aspecto, además de tener el cuero cabelludo sano. Se encuentra en mariscos, espinacas y nueces.
Gtres

Consejos en tu rutina diaria de belleza para el cabello

• Para recuperar el cabello después del verano y lucirlo más bonito que nunca en otoño, es importante nutrir las zonas más estropeadas por el sol con aceites. Las puntas hay que cuidarlas con especial esmero porque suelen estar abiertas y deshidratadas.

• Al contrario de lo que se cree, cepillarse el pelo con frecuencia no influye en la caída, es una de las leyendas que debes olvidar sobre el cabello. El cepillado favorece la microcirculación y la oxigenación estimulando los folículos capilares. No olvides hacerlo por la noche y antes de la ducha, ya que el cabello es mucho más frágil cuando está mojado.

La frecuencia de lavado no influye en el crecimiento de tu melena. La utilización de determinados champús tampoco condiciona la salud del cabello. Lo ideal es lavarse el pelo con productos adecuados a cada tipo de cabello.

• El champú en seco del que tanto se está hablando nos ayuda a texturizar la melena y a darle volumen los días en los que no te ha dado tiempo a lavarte el cabello, más que utilizarlo como sustitutivo de un champú.

• Si eres de las que utilizas mucho el secador, tenacillas o planchas, debes saber que su uso frecuente no influye en el crecimiento del cabello.
Temas relacionados  ››