9 remedios para la sequedad vaginal ¡naturales y efectivos!

La sequedad vaginal no es un problema solo de la menopausia, las mujeres pueden enfrentarse a esta situación a lo largo de toda su vida. Descubrimos 9 remedios naturales muy efectivos para aliviar la sequedad de la vagina.

   03/2/2019 - 8:09 3m 34s
Storyblocks

La sequedad vaginal es una situación a la que las mujeres se enfrentan en numerosos momentos a lo largo de su vida. Existen diversos factores como la lactancia, menstruación o menopausia que influyen directamente sobre la vagina, así como elementos externos como el estrés o el tabaquismo que también pueden perjudicar a la sensible zona vaginal.

Para controlar las molestias que la sequedad vaginal puede provocar, además de utilizar geles elaborados a base de compuestos naturales y respetuosos con la flora de la vagina, el equipo de Procare Health ha recogido una serie remedios totalmente naturales para ayudar a las mujeres a prevenir y mejorar estos síntomas:

Manzanilla

La manzanilla no solo ayuda a la digestión, sino que, empleada en baños en la zona genital, reduce la irritación y el picor, gracias a su capacidad antiinflamatoria.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es todo un regalo de la naturaleza con propiedades antimicrobianas, por lo que solo unas gotas diarias ayudarán en la eliminación de las bacterias que alteran el pH vaginal, así como la sequedad y el mal olor.

Cúrcuma

El extracto de cúrcuma posee propiedades antibacterianas que potencian el flujo vaginal, evitando la sequedad y previniendo posibles infecciones. Se recomienda incorporarla en la alimentación como especia para guisos, o a través de infusiones.

Yogur natural

El yogur no solo aporta beneficios para el aparato digestivo, sus propiedades calman también los eccemas y afecciones de la piel. En el caso de la salud y el equilibrio vaginal, la ingesta de yogur ayuda a proteger frente a sequedad e infecciones.

Storyblocks

Caléndula

Esta flor se empleaba en la antigüedad para regular la menstruación y aliviar el dolor durante la regla. Aunque su uso en este sentido se ha limitado, sí ayuda en la cicatrización de heridas o el alivio de la piel irritada, también en la zona vaginal.

Aloe Vera

El aloe vera es el hidratante natural por excelencia y sus beneficios para la salud vaginal son igual de positivos que para el resto de la piel. Es uno de los productos que más ayudan en el control de la sequedad de esta zona.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un potente hidratante gracias a su capacidad de atraer y retener agua. Naturalmente, se encuentra en alimentos como las patatas o las espinacas, y también forma parte de los tejidos de nuestro organismo. Es por eso que se emplea en tratamientos cosméticos, para rehidratar en profundidad los tejidos afectados. Además, esta sustancia proporciona elasticidad a la mucosa vaginal y actualmente existen tecnologías innovadoras que permiten que el ácido hialurónico penetre en las capas más profundas de la mucosa vaginal, hidratando y reparando la zona durante más tiempo.

Centella asiática

Es una planta empleada en la medicina tradicional china, y actualmente forma parte de medicamentos y productos sanitarios para tratar una amplia variedad de síntomas gracias a su alto poder cicatrizante. En la mucosa vaginal, la centella asiática ejerce una acción reparadora y regeneradora, propiedad que la hace muy útil en casos de peri y posmenopausia, protección frente a agresiones externas (compresas, depilación) vaginitis o alteraciones de la microbiota vaginal, post-cirugía, post-parto, entre otras.

BioEcolia

Se trata de un prebiótico obtenido a partir de azúcares naturales, sacarosa y maltosa, y se emplea para proteger y estimular las defensas de la piel, reequilibrando la microbiota o flora vaginal. Este prebiótico, en combinación con otros componentes que permitan la hidratación y la cicatrización, es ideal para el tratamiento de situaciones fisiológicas y patológicas que afectan a la salud o que provocan disminución de la secreción vaginal, además de situaciones que provocan sequedad, irritación, malestar, escozor en la zona vulvar, etc.

Te puede interesar