Buscar

Cómo aprovechar y conservar los alimentos para no tirar comida ¡ahorra en la cesta de la compra!

En España se desechan 1,3 kilos de comida por familia a la semana, siendo verduras, hortalizas y tubérculos los alimentos que más acaban en la basura. Ficha las claves para aprovechar los restos de comida, conservar los alimentos y no volver a tirar comida, lo que repercutirá directamente en un ahorro en la cesta de la compra.

   actualizado el 14/3/2020 - 10:41 7m 7s
Storyblocks

España es uno de los países europeos en los que más comida se derrocha: 1,3 kilos de comida por familia a la semana, tal y como asegura la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Una de las causas principales es la falta de planificación en los hogares españoles. La escasez de tiempo libre y el ritmo de vida que marca la sociedad dificultan a muchos hogares el llevar una organización en su alimentación diaria, pues compran compulsivamente productos que no saben si llegarán a consumir.

Las claves para no volver a tirar comida

Ante estos resultados alarmantes, es necesario concienciarnos de la importancia de no desperdiciar comida. Con la ayuda de Lola Market, te damos las claves para reducir los desperdicios orgánicos en los hogares y aprovechar al máximo los alimentos que adquirimos, lo que repercutirá directamente en un ahorro en la cesta de la compra:

  1. Planificar la compra semanal, siendo conscientes de los productos que necesitamos y que, por consiguiente, vamos a consumir.
  2. Elaborar una lista con los ingredientes necesarios para realizar los menús previamente establecidos.
  3. Adquirir productos sueltos en lugar de envasados.
  4. A la hora de colocar la compra, situar los alimentos más antiguos en la parte delantera de la despensa o el frigorífico, y los más recientes, en la parte trasera.
  5. Conocer las fechas, tanto de caducidad como de consumo preferente, con el objetivo de planificar la gestión de alimentos. Es importante saber la diferencia entre fecha de caducidad, que advierte de cuándo el producto deja de ser seguro y la fecha de consumo preferente, que indica que éste empieza a perder sus cualidades físicas como el olor o sabor, pero sigue siendo seguro su consumo. A este respecto, cabe resaltar que el chocolate y los yogures pueden durar mucho tiempo. No hay necesidad de tirarlos si la fecha de caducidad está pasada unos días.
  6. Conservar de manera apropiada los alimentos o sobras que, posteriormente, van a ser usados, siguiendo las especificaciones de cada fabricante.
  7. Variar y alternar recetas para utilizar aquellos alimentos que estén cerca de caducar.
  8. Otro truco para no desperdiciar comida es servir la cantidad justa en los platos, teniendo en cuenta que si para un comensal resultase poco, éste podría repetir. Existen alimentos como el pollo que se pueden reutilizar para hacer guisos o sopas. Si sobra alguna pechuga o algo de carne se puede aprovechar para hacer croquetas.
Storyblocks

Así debes conservar los alimentos frescos, los que más se desperdician

Las verduras y hortalizas son los alimentos que más terminan en la basura. Junto con las raíces y los tubérculos (45%), las tasas de desperdicio de frutas y hortalizas (45%) son mucho más altas que las de cualquier producto alimenticio.

Los siguientes consejos te permitirán mantener las frutas y verduras por más tiempo frescas, para no renunciar a ellas en nuestra dieta y reducir al mínimo su desperdicio:

  • No lavar las frutas y verduras antes de almacenarlas y, en el caso de hacerlo, secarlas bien. La humedad favorece la putrefacción y por lo tanto durarán menos almacenadas.
  • Para disfrutar de las frutas y verduras durante más tiempo, es mejor almacenarlas en el compartimiento del frigorífico con una temperatura más alta. Además, con la fruta que esté un poquito pasada se pueden hacer exquisitos zumos y batidos, compotas y mermeladas.
  • En el caso de las verduras conservadas a temperatura ambiente, se recomienda no almacenarlas en un cajón o recipiente cerrado ya que se pudrirán antes. Es preferible ponerlas en una cesta de plástico o madera, que permita su ventilación.
  • Seguir los consejos de conservación para cada alimento: los aguacates duran más en una bolsa de papel, los tomates, pepinos y pimientos, mejor a temperatura ambiente y las patatas, cebollas y ajos, siempre en un lugar seco y oscuro.
  • Algunos trucos: el brócoli durará más sumergiendo el tallo en un recipiente con agua al igual que los espárragos. El apio se mantiene envuelto en papel de aluminio en el refrigerador y los tomates perduran más tiempo frescos si los almacenas con el vástago hacia arriba.
  • Las verduras peladas y cortadas se conservan mejor en un frasco con una pequeña cantidad de agua. También se pueden usar recipientes de plástico con tapas.
  • La carne en la nevera una vez abierta suele aguantar unos 2-3 días, hay que procurar comprar sólo la que se vaya a consumir ese mismo día o, como mucho, a lo largo del día siguiente.

¡Idea! Cuando peles los calabacines para utilizarlos en alguna crema o cualquier guiso, ¡no tires la piel! Lava y escurre las pieles, mételas en una bolsa para congelar y las podrás utilizar para hacer un revuelto con cebolla y huevos. ¡Exquisito!

¿Cómo aprovechar los restos de comida?

Un huevo, un trozo de queso, una loncha de jamón, un poco de leche, berenjena, zanahorias, una pera y una naranja, 2 tomates de la ensalada de anoche y media tableta de chocolate... ¡No te ruborices! ¡Acción imaginativa! Te damos las mejores ideas para aprovechar las sobras y preparar un menú delicioso con los restos de comida de la semana:

Gtres

Berenjenas rebozadas

Coge el huevo y la berenjena. Corta la berenjena en rodajas, coloca sobre un colador y espolvorea con sal. Transcurridos 10 minutos, pasa por agua fría y estará lista para utilizar, libre de amargor. Pasa la berenjena por el huevo previamente batido y fríe en la sartén con aceite de oliva virgen caliente. En unos minutos tendrás unas chips deliciosas.

Crema de zanahorias

Trocea las zanahorias y ponlas a cocer durante 10 minutos. Después, escúrrelas y reserva el caldo. En otro recipiente vierte las zanahorias, añade medio vaso de leche, un poco de sal y un trozo de queso. Tritura con la batidora hasta obtener una crema fina de lo más sana, ligera y nutritiva.

Huevo relleno

Pon a cocer el huevo durante 8 minutos. Retíralo del agua, pélalo y corta por la mitad. Saca la yema cocida y apártala. En un plato corta un tomate, una loncha de jamón en tiras finas, y desmenuza por encima la yema de huevo hasta obtener una mezcla espesa con la que rellenarás los huevos. Un poco de sal o especias y mayonesa que guardes en la despensa, y ya tienes un rico tentempié.

Tortilla de jamón y queso con tomate triturado

Pon a batir el huevo, un poco de leche y sal. Trocea el jamón y el queso y añade al batido de huevo. Ahora, en el horno precalentado, pon la mezcla en un plato o recipiente adecuado durante 7/8 minutos.

Aparte, en un bol, trocea el tomate y tritúralo con la batidora. Ponlo en un cazo a calentar con una cucharada de aceite, 2 cucharadas de azúcar, y media cucharadita de sal, hasta que hierva. Una vez que se haya quedado la salsa homogénea, vierte por encima de la tortilla retirada del horno. ¡Una delicia que seguramente querrás volver a probar!

Frutas con chocolate

El postre que te quita las penas y sube el estado de ánimo. Con la tableta de chocolate, medio vaso de leche y azúcar prepararás la salsa de chocolate. Introduce la mezcla en el microondas hasta que veas que está completamente derretido (¡cuidado que no se queme!). Trocea la pera y la naranja, y espolvorea con algo de azúcar. Coloca los pedazos de fruta en un plato y cúbrelos con el chocolate. Mételos en la nevera durante media hora y ya tienes una fondue de lo más placentera para tu paladar...

Te puede interesar

Temas relacionados  ››