Buscar

Trucos y rutinas en casa y en la oficina para ponerte en forma

Sencillos trucos y rutinas que se adaptan a tu vida diaria te ayudarán a estar en forma casi sin esfuerzo.

2m 4s
Gtres
Con frecuencia asociamos el hecho de ponerse en forma y abandonar el sedentarismo con apuntarse al gimnasio y sudar la gota gorda toda la tarde para que apenas una semana después, te hayas olvidado de los buenos propósitos.

Aleja de tu mente la idea de sufrir maratonianas sesiones en el gym y empieza a cuidarte con sencillos trucos y rutinas que se adaptan a tu vida diaria y te ayudarán, casi sin esfuerzo, a estar en forma.

En forma en la oficina

• Comienza el día ejercitando el corazón y los músculos: ve al trabajo caminando o en bicicleta; si tienes que ir en transporte público, bájate dos paradas antes.

Muévete: ve a la fotocopiadora, a por agua…

• Libera estrés: haz estiramientos, como tocar los pies con las manos y mantener la posición durante cinco segundos o mover el cuello. Olvídate del ascensor y utiliza las escaleras, un ejercicio fantástico para fortalecer glúteos y muslos.

• Glúteos y piernas firmes: siéntate y levántate de la silla manteniendo los músculos apretados para luego relajarlos. Repite diez veces.

• Abdominales: inhala y mantén contraídos los músculos del abdomen durante 10 segundos, luego relájalos.

• Bebe mucho líquido, y nada de picar entre horas, a no ser que te decidas por snacks bajos en calorías.

En forma en casa

Puedes ponerte en forma sin ir al gimnasio y sin salir de casa. Ficha estos trucos para quemar calorías y ejercitarte sin que te des cuenta:

Gtres
• Aprovecha mientras ves la tele y haz ejercicios de pies, describiendo círculos. O bien, poniendo tus pies en alto con las piernas estiradas y flexionando el tobillo hacia delante y hacia atrás. Olvídate del mando a distancia, no existe: levántate a cambiar de canal.

• Para limpiar el suelo, recurre a la escoba y a la mopa en vez de a la aspiradora, ejercitarás más los brazos.

• Cuando hagas la cama, aprovecha para hacer estiramientos de espalda. Eso sí, sin forzar demasiado para evitar lesionarte.
Temas relacionados  ››