Buscar

Recetas de bizcochos fáciles, rápidas, originales ¡y de lo más tiernas!

Muy pocos pueden resistirse a la suavidad y esponjosidad de un bizcocho clásico, de yogur, de chocolate, con frutos secos o incluso "light". Las posibilidades de esta dulce delicia son infinitas. Te proponemos algunas recetas de bizcochos muy fáciles y rápidas pero con un toque innovador que dejará boquiabiertos a tus invitados.

7m 37s
Gtres
Ir a la foto Bizcochos, una delicia que no pasa de moda
Ir a la foto Bizcocho de yogur y limón, nunca falla
Ir a la foto Bizcocho de chocolate y naranja, una combinación deliciosa y sorprendente
Ir a la foto Bizcocho de nueces y pistachos
Ir a la foto Bizcocho de zanahorias y queso, una combinación suave y diferente

Hacerlos no es complicado, y no tienes que ser una gran repostera para que te salgan bien a la primera, basta conocer algunos sencillos trucos de repostería para conseguir un resultado perfecto. Necesitas ingredientes muy sencillos: leche, harina, huevos, azúcar... y un poco de imaginación para darles tu toque personal. Dos consejos: vigila las medidas (es importante) y hornéalos a la temperatura adecuada ¡sin abrir el horno! durante la cocción.

Bizcocho de yogur y limón

Sencillísimo y un éxito seguro.

Ingredientes:

  • 1 yogur de limón
  • 3 vasos (de yogur) de harina
  • 2 vasos de azúcar
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura
  • La ralladura de un limón
  • Una cucharada de mantequilla y un poco de harina para engrasar el molde
  • Azúcar glasé para decorar
Gtres

Mezcla la harina con la levadura y tamízala (para airearla). Bate los huevos junto con el yogur, el azúcar, el aceite y la ralladura de limón. Incorpora a esta mezcla la harina, con movimientos envolventes hasta formar una masa. Déjala reposar unos 10 minutos. Mientras, prepara el molde untándolo con la mantequilla y espolvoreando con harina. Vierte la mezcla e introduce en horno precalentado a 180º. Hornea durante 40-45 minutos. Pasado este tiempo, retira y deja enfriar antes de desmoldar. Espolvorea la superficie con azúcar glasé y con una cucharadita de canela (optativo).

Bizcocho de chocolate y naranja

Haz un bizcocho de chocolate muy esponjoso que además lleve almíbar de naranja para darle un sabor delicioso y sorprendente que encaja a la perfección con el cacao.

Gtres
Ingredientes:

  • 175 gramos (una tableta) de chocolate fondant sin leche (de cobertura)
  • 180 gramos de azúcar
  • 150 gramos de mantequilla
  • 75 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 4 huevos

Para el almíbar:

  • 1-2 naranjas
  • 150 gramos de azúcar
  • Agua
  • 1 cucharada de bicarbonato

En un cazo derrite el chocolate junto a la mantequilla y reserva. Bate las yemas de los huevos mezclándolas con el azúcar, la harina y la levadura. Por último, bate las claras a punto de nieve y añádelas lentamente a esta mezcla a la que también incorporarás el chocolate. Prepara el molde y vierte la masa. Introdúcela en horno precalentado a 200º. Mantén tu bizcocho a esta temperatura unos 10 minutos y, pasado este tiempo, baja la temperatura a 180º. En otros 20 minutos, estará listo.

Mientras haces el bizcocho, lava bien las naranjas y córtalas en rodajas finas (con cáscara). Dales un hervor en agua (que las cubra) con una cucharada pequeña de bicarbonato. Tras unos minutos, retira del fuego y cámbiales el agua. Añade azúcar (150 gramos) y deja que se cocinen a fuego bajo (unos 30 minutos).

Desmolda el bizcocho de chocolate y rocíalo con unas cucharadas de almíbar de naranja y, si quieres, decóralo con unas rodajas de la fruta en la parte superior.

Bizcocho de nueces y pistachos

Puedes incorporar los frutos secos que más te gusten a tu bizcocho para darle un toque muy especial. El de nueces y pistachos está riquísimo y, si quieres, puedes hacerlo empleando harina integral y azúcar moreno para aumentar el aporte de fibra.

Ingredientes:

  • 220 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 tazas de azúcar
  • 100 ml de leche
  • 120 gramos de nueces y pistachos troceados
Gtres

Coloca en un bol la harina, la levadura y los frutos secos y, en otro, mezcla los huevos bien batidos (batidora de varillas) primero con el aceite y, seguidamente, con la leche. A continuación, incorpora la harina con los frutos secos removiendo con cuchara de madera hasta conseguir una masa uniforme. Prepara el molde y vierte la masa. En horno precalentado a 180º, deja hacer 35-40 minutos. Espera a que esté templado para desmoldar. Puedes dejar algunos frutos secos para decorar la parte superior junto con un toque de azúcar glasé.

  • ¡Truco! Con el fin de evitar que las pasas y otras frutas secas se vayan al fondo de las tartas, bizcochos... solo han de espolvorearse con harina y después añadirlas a la masa.

Bizcocho de leche condensada y fresas

Una delicia que enamora a primera vista.

Ingredientes:

  • 1 lata pequeña de leche condensada (400 gramos)
  • 4 huevos
  • 120 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 50 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de fresas cortadas en láminas

Mezcla la leche condensada con los huevos (incorpóralos de uno en uno). Añade la mantequilla y la harina con la levadura. Remueve bien hasta conseguir una masa homogénea. Déjala reposar unos minutos y viértela en el molde. Al horno precalentado a 180º, unos 30 minutos, y ¡listo! Una vez frío, desmolda y parte el bizcocho a la mitad (en horizontal). Coloca las fresas laminadas entre las dos mitades y vuelve a "cerrar" el bizcocho ¡delicioso!

Bizcocho de zanahorias y queso

Una combinación suave y diferente para un bizcocho tan delicioso como fácil y rápido de elaborar.

Ingredientes:

  • 200 gramos de zanahorias peladas y ralladas
  • 200 gramos de harina
  • 1/2 sobre de levadura
  • 125 ml. de aceite de oliva
  • 4 huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • Queso crema
Gtres

Bate los huevos con el azúcar e incorpora, a continuación, la zanahoria rallada. Añade la harina con la levadura previamente aireada. Mezcla con cuidado realizando movimientos envolventes. Prepara el molde y vierte la mezcla. Hornea a 180º unos 35-40 minutos. Retira del horno y, una vez templado, unta la superficie del bizcocho con algún queso cremoso tipo Philadelphia.

Trucos para hacer bizcochos perfectos

  • Si quieres hacer un bizcocho bicolor o también llamado mármol, es muy sencillo, divide la preparación de bizcocho en dos boles y a uno de ellos añádele una cucharada de cacao en polvo y mezcla. Luego vuelca a la vez los dos boles en el molde para que se mezclen los colores. Si lo prefieres, puedes verter primero la mezcla sin cacao y después la que tiene cacao. Hornea como de costumbre y obtendrás de forma muy fácil un bizcocho mármol o bicolor que sorprenderá a todos.
  • Para evitar que el bizcocho se pegue, coloca una tira de papel de aluminio a lo ancho del molde antes de llenarlo con la mezcla de bizcocho. Debe quedar a ambos lados del molde un trozo de papel de aluminio para después poder tirar de él. De esta forma se mantiene el centro del bizcocho alejado del molde y una vez horneado el bizcocho tirando del papel de aluminio, el bollo saldrá sin mayores problemas.
  • Para evitar que después de hornear el bizcocho en alguna ocasión la superficie aparezca requemada, coloca en la parrilla inferior de horno un cuenco con agua. El agua proporcionará la humedad necesaria para impedir que se queme.
  • Si estás horneando algún pastel o bizcocho y los bordes se están tostando demasiado cuando su parte central aún no está en su punto, cubre con papel de aluminio la parte que no necesitas que se tueste más y prosigue la cocción en el horno normalmente.
  • Si el bizcocho que has preparado quedó algo reseco, tiene solución, simplemente rocíalo con un poco de licor, un almíbar ligero, zumo rebajado, café... además, de esta forma te durará más tiempo esponjoso y jugoso.
  • Para verificar que el bizcocho está cocido, pincha en el centro con un palillo o aguja, si sale limpia es que ya está listo.

FOTOS

 

Bizcochos, una delicia que no pasa de moda

Foto Bizcochos, una delicia que no pasa de moda
Gtres

Los bizcochos son una de esas delicias reposteras que siempre apetecen y nunca pasan de moda. Además, no es nada difícil innovar jugando con sabores y texturas con las que sorprender a tus invitados y darte un capricho esponjoso y dulce.

Bizcocho de yogur y limón, nunca falla

Foto Bizcocho de yogur y limón, nunca falla
Gtres

Para inexpertos en la cocina o simplemente cuando te apetece disfrutar de un bizcocho clásico pero con un toque refrescante, nada como preparar un sencillísimo bizcocho de yogur y limón suave y tierno, un éxito seguro.

Bizcocho de chocolate y naranja, una combinación deliciosa y sorprendente

Foto Bizcocho de chocolate y naranja, una combinación deliciosa y sorprendente
Gtres

Haz un bizcocho de chocolate muy esponjoso que además lleve almíbar de naranja para darle un sabor delicioso y sorprendente que encaja a la perfección con el cacao. No te arrepentirás.

Bizcocho de nueces y pistachos

Foto Bizcocho de nueces y pistachos
Gtres

Si lo pruebas, repetirás. Puedes incorporar los frutos secos que más te gusten a tu bizcocho para darle un toque muy especial. El de nueces y pistachos está riquísimo y, si quieres, puedes hacerlo empleando harina integral y azúcar moreno para aumentar el aporte de fibra.

Bizcocho de zanahorias y queso, una combinación suave y diferente

Foto Bizcocho de zanahorias y queso, una combinación suave y diferente
Gtres

¿Te apetece innovar un poco más? Prueba con un bizcocho de zanahorias y queso, una combinación suave y diferente para un bizcocho tan delicioso como fácil y rápido de elaborar.

Temas relacionados  ››