Sushi: recetas bajas en calorías paso a paso

Por: Mariola Báez Verdú

Este verano, no te compliques, apúntate al sushi con las recetas bajas en calorías y cargadas de sabor que te proponemos. Descubrirás la manera más sana y cosmopolita de disfrutar mientras te cuidas.

Ideas y recetas para hacer sushi bajo en calorías
Gtres
Es uno de los platos más populares de la cocina japonesa y admite mil combinaciones posibles para que puedas adaptarlo a tus gustos y variar con sabores sorprendentes. El sushi es perfecto para incluirlo en una dieta saludable, de grasas mínimas y baja en calorías, además de para darte un capricho gastronómico dejando boquiabiertos a tus invitados.

Los ingredientes básicos del sushi son el arroz y el pescado crudo. En cuanto al primero, tienes arroz especial para sushi, pero también te puede valer un arroz de grano redondo. Para el segundo, cualquier pescado es apto, aunque los más recomendables son el atún y el salmón (con lubina, dorada, caballa incluso merluza, también podrás hacerlo).

Necesitarás, además, vinagre de arroz, algas nori (ya las tienes en numerosos supermercados) y un poco de imaginación para hacer tus “rellenos” combinando sabores que resulten un placer para el paladar. Por último, tienes distintas salsas, como la de soja y la wasabi (¡ojo que pica mucho!), perfectas para completar tu propuesta japonesa baja en calorías.

Hay distintos platos de sushi pero los dos más habituales son los makis (los rollitos) y los nigiris (bolas o cuadraditos de arroz con los ingredientes por encima).

En ambos casos para hacerlos correctamente deberás seguir los pasos siguientes:

El arroz, ingrediente básico del sushi
Gtres
1. Lavar el arroz. Pon en un bol con abundante agua la cantidad de arroz que estimes según número de comensales (1/2 kg. por cada tres raciones de sushi). Se trata de eliminar parte del almidón, por lo que tendrás que cambiar el agua al menos 2-3 veces.

2. Cocción. Cuece el arroz en agua limpia. El agua debe cubrirlo y sobrepasarlo (añade la misma cantidad de agua que de arroz más un 10% extra de líquido). Deja a fuego fuerte unos minutos en olla abierta y cuando comience el hervor, bájalo y tapa la olla. Deja otro par de minutos y retira del fuego con la olla bien cerrada (el arroz debe cocerse con la ayuda del vapor que quedará en el interior).

3. Condimenta. Mientras el arroz se templa, prepara el vinagre (de arroz) diluyendo 1 cucharada de sal y 2 de azúcar por cada 4 de vinagre. Adereza el arroz con este condimento, añadiéndolo poco a poco y mezclando bien para que el grano coja sabor.

4. Prepara el pescado. El pescado se toma crudo y debe estar perfectamente limpio (sin escamas, piel o espinas). Córtalo según el sushi que vayas a preparar. Para los makis, en tiras gruesas y para los nigiris, en láminas finas.

5. Une el arroz y el pescado. Ya tienes todos los ingredientes listos para elaborar tu sushi. Si quieres hacer “rollitos” prepáralos con ayuda de una esterilla para sushi. Coloca sobre ella la lámina de alga nori (la parte más brillante hacia abajo). Seguidamente, cúbrela con el arroz (no llegues hasta los bordes y no lo apelmaces demasiado. Deja algunos huecos). A continuación, coloca las tiras de pescado como prefieras (sólo una en el centro, o bien varias repartidas) más los ingredientes que prefieras (tiras de pepino, aguacate, palitos de cangrejo...). Enrolla bien el maki con ayuda de la esterilla. Presiona ligeramente para compactar. Retira la esterilla y corta el “rollito” con ayuda de un cuchillo bien afilado y humedecido.

Más sencillo aún es hacer los nigiris porque solo necesitas dar la forma de bolita o cuadrado al arroz (con tus manos humedecidas) y colocar sobre ellas las láminas de pescado y el resto de ingredientes que prefieras.
Los nigiris, ideales para un menú japonés bajo en calorías
Nigiri de atún rojo, sepia y salmón - Ronda 14
El secreto de una fuente de sushi irresistible es combinar distintos ingredientes (juega con los aromas, sabores e incluso colores). Algunas ideas para crear deliciosas, ligeras y originales combinaciones pueden ser:

• Makis de salmón ahumado y queso tipo philadelphia.
• Nigiris de bacalao y cebollino.
• Makis de palitos de cangrejo (perfecto para los que no aprecian demasiado el pescado crudo) con tiras de pepino y granos de maíz dulce.
• Nigiris de salmón coronados con gambas y aderezados con perejil.
• Makis de atún rojo (¡delicioso!)
• Makis de gambas, atún y cebolla.
• Makis “vegetal”, de calabacín, tortilla y pimiento.

Como ves, las posibilidades son infinitas y el resultado siempre es un éxito. Anímate a probar porque, con un poco de práctica, el sushi no tendrá secretos para ti.

Buscador de recetas

Introduce tu búsqueda:
Incluye palabras clave separadas por espacios
En qué categoría buscar
Marca donde deseas buscar:
Marca donde deseas buscar el texto o palabras clave que hayas introducido, si no marcas nada se buscará en toda la receta
En el Título
En los Ingredientes
En la Elaboración

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite: