Buscar

15 propiedades de las espinacas y las mejores recetas para disfrutarlas

Te damos 15 motivos para añadir más espinacas a tu dieta y descubrimos las mejores maneras de cocinarlas y de comerlas.

   04/4/2019 - 16:42 3m 27s
Espinacas frescas - Storyblocks

Popeye fue el personaje que más contribuyó al consumo de espinacas entre los niños de todo el mundo, gracias a la leyenda de que proporcionaban mucho hierro. Y aunque hace mucho tiempo que se sabe que las espinacas no son especialmente ricas en este mineral, dado que todo se debió a un error de transcripción, no es menos cierto que esta verdura posee unas interesantes propiedades nutricionales. Te damos 15 motivos por los que debes añadir espinacas con más frecuencia en tu dieta:

  1. Son una fuente de vitamina C, A, B, E y K.
  2. Ricas en potasio, calcio, fósforo, zinc y ácido fólico.
  3. Las espinacas mejoran la respuesta del organismo frente a virus y bacterias gracias su equilibrado aporte de vitaminas y minerales.
  4. Por su riqueza en agua, mantienen el organismo hidratado.
  5. El aporte de hierro de las espinacas (2,71 mg por cada 100 gramos) supera al de la carne, y pese a tratarse de hierro de origen vegetal (peor asimilación) se ha demostrado su eficacia para mejorar la anemia.
  6. La fibra de la espinaca impide la absorción de colesterol, por lo que se encuentra entre los alimentos recomendados para la hipercolesterolemia.
  7. Las espinacas depuran el hígado y mejoran problemas digestivos.
  8. Combaten el estreñimiento gracias a su efecto laxante.
  9. El jugo de espinacas no solo es eficaz en estados de convalecencia y anemia, también ayuda a bajar la tensión.
  10. Las espinacas contienen muy pocas calorías, por lo que están muy indicadas en dietas para adelgazar.
  11. Son una de las verduras más recomendadas en el embarazo, dado su aporte de ácido fólico y hierro.
  12. Su contenido en luteína y zeaxantina (carotenoides) ejercen una potente acción antioxidante sobre las células del sistema ocular, previniendo la pérdida de agudeza visual.
  13. Por su riqueza en antioxidantes, las espinacas protegen la dermis de los rayos ultravioleta y del envejecimiento prematuro de la piel.
  14. Como casi todas las verduras de hoja verde, posee carotenos antioxidantes que permiten un bronceado más rápido y uniforme.
  15. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, las espinacas ayudan a reducir los efectos del asma o la migraña.

Sólo en el caso de personas propensas a los cálculos renales, gota o artritis, las espinacas no serían una verdura recomendada, ya que su riqueza en oxalatos podría favorecer estas afecciones.

Las mejores maneras de cocinarlas ¡y de comerlas!

La espinaca es una verdura extremadamente versátil, que se puede consumir tanto cruda como cocinada, fría o caliente, como entrante o acompañamiento de carnes, pescados, pastas o arroces.

Ensalada de espinacas, quinoa y pollo - Bendita Locura Coffee & Dreams

Las ensaladas por ejemplo, son una de las maneras más cómodas de incorporar espinacas a nuestra dieta, aprovechando todos sus nutrientes. Podemos utilizarlas para sustituir la típica lechuga, ya que por su textura tierna y su sabor suave, no tapan el sabor de otros alimentos e incluso logran ensalzarlo. Si quieres sorprender, te recomendamos apostar por esta original ensalada de trigo, espinacas, gorgonzola y nueces; si prefieres un entrante refrescante pero no menos original, elige esta ensalada de espinacas, agar agar y kiwi.

Empanada de espinacas - Levadura Madre

Otras formas muy interesantes de consumirlas son como relleno de empanadas y quiches, ideales para una cena distendida o para comer algo rápido cuando tenemos prisa, ya que aportan energía al momento. Te enamorará esta quiche de espinacas y queso de cabra.

Quiche de espinacas - Levadura Madre

Muy socorridas son las tradicionales recetas de espinacas en revueltos y salteados. Unas espinacas salteadas con jamón y piñones, un revuelto de espinacas con salmón ahumado o las clásicas espinacas a la francesa, serán un éxito seguro.

Eso sí, cabe resaltar que, una vez cocidas, las espinacas deben consumirse enseguida, en un plazo no superior a 24 horas, ya que a partir de cierto tiempo pueden generar sustancias nocivas.

Temas relacionados  ››  

Te puede interesar