Mechas californianas, “balayage”, “babylights”, “sunlights”... ¡elige las que más te favorecen!

Analizamos, con la ayuda de estilistas, los diferentes tipos de mechas que arrasan este verano y las más indicadas para cada tipo de cabello, rostro y piel.

   actualizado el 22/8/2021 - 8:27 11m 24s
David Künzle

Las mechas no pasan de moda, mucho menos en época estival, donde el objetivo es jugar y llenar de luz el cabello, para que brille con luz propia e intensifique el bronceado.

Californianas, balayage, babylights o sunlights, existe un tipo de mechas para cada tipo de cabello, rostro y piel. Para elegir la técnica y los colores que más te favorecen, los estilistas David Lesur y Paul Tudor nos dan las claves:

Para cabellos con mucho volumen

Aunque en verano el volumen capilar no es la mejor idea por el calor imperante y lo mucho que sudamos, si aún quieres aumentarlo, además de dar un mayor movimiento a tu melena, lo ideal son las mechas balayage, californianas o sunlights, técnicas que recrean puntos de sombras y luces con un degradado de tonos.

Taylor Swift y Rihanna - Le Clan Esthétique

Para aportar más luminosidad y frescura al rostro

David Lesur sugiere apostar por el hair contouring, técnica de coloración que busca resaltar las facciones del rostro y corregir imperfecciones. "Se adapta muy bien a todas las personas, pero es fundamental dar con buenos profesionales que sepan hacerlo para que sea sutil y favorecedor", apunta el estilista David Lesur.

Para cabellos rizados o encrespados

El cabello rizado o encrespado es de por sí bastante delicado a la hora de las mechas, como reconoce Paul Tudor: "Se deben evitar las mechas de un mismo tono de raíz a puntas con papel de plata en montaje clásico, pues el resultado parecen spaghetti. Lo mejor son las sunlights, y si el cabello es natural, no decolorarlo ya que existen otras opciones técnicas más suaves".

Claudia di Paolo

Para cabellos muy cortos

En este caso, Paul Tudor aconseja las micro-californianas, las babylights o el touching: "Este último consiste en trabajar con los dedos el cabello, aplicando en zonas concretas para aportar más luz y contraste. Funciona muy bien en cabellos rubios".  

Respecto a los colores que más favorecen en verano, la paleta de tonos está bastante clara según los diferentes tipos de piel o cabello. Por ejemplo, para un pelo muy oscuro pero tez bastante clara, se recomiendan tonos cálidos como el caoba o el marrón rojizo. Si tanto piel como cabello son oscuros, lo mejor son colores más fríos como irisado o violeta. Pelo y piel muy claros, sin duda los cobrizos intensos que quedan fenomenal siempre, o los tonos beige y ceniza si el cabello es muy claro pero la piel extremadamente morena.

Así son las mechas más demandadas en peluquería

Aunque nos podemos perder un poco con tanto nombre, en la práctica solemos apostar por aquellas mechas que nos dan un aspecto más natural en nuestro día a día. Con la ayuda de algunos especialistas en color, hacemos un recorrido por las más demandadas en los salones, fijando la atención en qué las caracteriza y en qué se diferencian.

3 balayage: Honey, Coffee y Natural - Menta Beauty Place

Shatush

Las mechas shatush sustituyen a las balayage y babylights, y aunque pueden confundirse con las californianas, lo que se consigue aquí es un efecto mucho más natural destacando que las raíces se mantienen más oscuras, mientras que el resto del cabello se aclara poco a poco obteniendo reflejos que no quedan forzados. “Es una técnica que no tiene muchos años en España pero que es perfecta para quienes buscan un efecto más suave y actual. No hay corte y tampoco se aprecia donde empieza y acaba. Además, no es necesario retocarlas cada mes y duran hasta 16 semanas, es un trabajo muy artesanal”, asegura la especialista en color Sonia Atanes.

Y aunque pueda parecer una técnica sencilla, no lo es tanto, como nos explica el estilista Paul Tudor: “El problema está en que tratamos de dar una apariencia natural al cabello con reflejos y un brillo propio donde no se aprecia la coloración por ningún lado, ya que las mechas no afectan la raíz una vez empieza a crecer el pelo. Son perfectas para aquellas mujeres hartas del tinte y que buscan verse guapas sin destacar aparentemente, con raíces más oscuras y puntas algo más claras, un look natural que contrarresta con muchas de las mechas que solemos ver por la calle a menudo”.

Mechones chunky y mechas underlight

Las chunky son mechones frontales que enmarcan el rostro, rectos y muy definidos donde se utilizan dos tonos para destacar el claroscuro de la melena: “Son tan versátiles que se pueden lucir en todos los tonos de pelo, aportando mucha luminosidad a la melena”, nos cuenta la colorista Inmaculada García, experta en este tipo de mechas: “Una vez decolorado el cabello, también se puede matizar con el color fantasía semipermanente que más nos guste, como un rosa, un morado o un verde”. O bien optar por las mechas underlight para un cabello bicolor que tiñe solamente las capas inferiores, dejando la zona superior al natural o de otro tono con mucho contraste.

Babylights

Consiste en aclarar de forma muy natural y sutil el pelo manteniendo el color en todo momento: “Son ideales para un efecto rubio natural, por medio de mechas delicadas que aportan luminosidad a la melena y un punto de dulzura al rostro, nos dice Inmaculada García.

Mechas babylights - O?pera Lounge

Mechas balayage: ¿cómo pueden hacer resaltar tus rasgos?

El balayage son mechones aclarados que aumentan de rubio a lo largo de la melena, quedando las puntas mucho más claras que las raíces y algo más que los medios. Su efecto simula un pelo que se ha decolorado en el tiempo generando efectos de claroscuro con diferentes intensidades.

El balayage es una técnica de color que crea un efecto raíz, pero no es el único, el melting, también lo hace. Jugando con los claroscuros, las zonas de mayor iluminación, y las de menor, lo que conseguimos es un trabajo de hair contouring que nos permite destacar o corregir nuestros rasgos.

Mechas balayage - Matrix

La importancia de la luz y de la sombra

Los mechones rubios iluminan el rostro cuando la luz se refleja sobre ellos, en cambio, los más oscuros corrigen los rasgos. “La luz de los rubios es la responsable de resaltar una zona de nuestro rostro. Así, si dejamos los reflejos en la parte de la mirada y pómulos haremos que los ojos se vean más grandes. Si damos luz a partir de parte de la barbilla, lo que conseguimos es alargar el rostro, también estilizarlo, ya que los tonos oscuros reducen”, nos explica Raquel Saiz, experta colorista.

Melting, ideal para suavizar rasgos marcados

Antes de todo, hay que aclarar el término melt o melting, algo así como “derretido”, la mejor forma de definir el melting blonde: “Es la transición de un tono oscuro a otro más claro y a lo largo de todo el cabello, difuminándose de manera sutil para lograr un degradado que nadie note, matiza la experta en color Georgiana Todose.

Paul Tudor, nos cuenta además la mejor manera de conseguirlo: “Es un tono difícil de detectar por su forma tan natural, muy apropiado para todo tipo de bases naturales y para personas que no quieren un cambio muy radical. Es preferible que se haga con pincel ya que no se buscan tonos muy potentes, pero sí un aclarado más global. El resultado es un reflejo a lo largo de la melena que se pierde en dicha melena”.

Esta técnica se aplica también creando un efecto raíz, pero al hacerlo de un modo gradual, consigue efectos diferentes. "Las balayage se realizan a mano alzada y lo que consiguen es frescura en la aparición del color. Con las melting trabajamos el color creando una gradación cromática mucho más natural, por eso es más indicada si lo que pretendemos es suavizar unos rasgos muy marcados”, comenta Raquel.

Melting blonde - David Künzle

Juega con los claroscuros para intensificar tu belleza

Los mechones más claros iluminan y ensanchan, los más oscuros enmarcan y reducen. Por tanto, teniendo en cuenta la importancia de aportar luz en una zona determinada del rostro, podemos definir en qué áreas es conveniente aplicar una mecha. “Los rostros alargados necesitan que los mechones próximos al rostro sean rubios, partiendo desde las sienes y sobrepasando la barbilla para difuminar la verticalidad del rostro. A los redondos les debemos dar más dureza y lo conseguiremos creando las mechas a partir de media cara, matizando ligeramente los mechones más próximos al rostro. En cuanto a los rostros cuadrados, debemos suavizar la zona de la mandíbula y lo haremos situando las mechas por debajo de los pómulos y matizando un poco la raíz para corregir desde arriba el óvalo. Si es triangular, las mechas deben comenzar a mitad de rostro para compensar la diferencia de volúmenes”, recomienda la experta.

¿Balayage o californianas? Cómo se hacen y en qué se diferencian

Las mechas balayage y californianas son dos de las técnicas más demandadas en prácticamente todos los salones de belleza. Descubrimos cómo se hacen, qué las diferencia, qué se consigue con cada una y en qué tipo de tonalidades quedan mejor según los expertos:

Mechas melting y balayage - Menta Beauty Place e Instagram

Las californianas hacen el efecto de degradación natural del cabello, pero más marcadas, pudiendo dejar un tono más sutil o suave, o extremado en las puntas, ya que el balayage es una técnica francesa de aclaración que empieza a unos centímetros de la raíz, haciendo una degradación del color no solo en puntas sino en todo el pelo y de forma más natural, incluso podemos jugar con contrastes entre los tonos naturales del pelo y las mechas, sin que se vea el marcado”, nos informa el estilista Danilo Da Silva. Y aunque se pueden trabajar sobre cualquier base y tipo de melena, el estilista nos da un consejo: “Es muy importante mantenerlas con buenos productos profesionales para que no se desvanezca el color o no se oxiden de forma rápida”.

Por su parte, la estilista Inmaculada García, destaca de las balayage la naturalidad, dimensión y luminosidad que aportan al cabello: “Consisten en barrer el color desde la raíz hasta las puntas utilizando decoloración con pincel y a mano alzada, pueden utilizarse decoloraciones al aire para conseguir degradados más sutiles o decoloración cubierta para conseguir aclarar más tonos. El resultado dependerá de la destreza de la colorista ya que es una técnica muy personalizada, y es necesario tener un gran dominio y saber aplicar la mecha e ir difuminando para conseguir un aclarado mayor en las puntas. El resultado es muy natural ya que al estar difuminadas no se aprecia dónde empieza y acaba la mecha. Sobre las californianas, lo más reseñable es que buscan imitar el efecto del sol sobre el cabello, pero aplicadas de medios a puntas con el contraste entre el color de la raíz y las puntas muy marcado, viéndose perfectamente donde empiezan la mechas: “Dan muchísima luz al cabello, aunque son más agresivas que las balayage, ya que tenemos que cardar previamente el pelo y aplicarle una decoloración utilizando papel de aluminio para que no se oxide”.

Anne Hathaway, Jennifer Lawrence y Jessica Biel - Agencias

Cómo mantener las mechas y en qué cortes favorecen más

La mayor ventaja de las balayage y californianas es el escaso mantenimiento que necesitan, ya que se pueden retocar cada cuatro meses. Al no tocar la raíz, no se percibirá el crecimiento natural del pelo: “Aún así, debemos mantener el cabello muy nutrido con productos específicos como acondicionadores o mascarillas porque el cabello decolorado siempre tiende a ser más seco, incluso con champús violetas o azulados para que nuestra mecha no tienda a tonos indeseados como amarillos o anaranjados, pero si esto nos ocurre siempre podemos volver a aplicar entre retoques un tratamiento de color para refrescar la mecha y que nos luzca siempre como el primer día”, aconseja Inmaculada García.

Las mechas californianas quedan mejor en melenas largas y en cabellos claros porque en los oscuros aportan demasiado contraste, y el cabello decolorado siempre va a tender a mostrar tonos anaranjados. Por el contrario, las mechas balayage son favorecedoras en todos los largos y tonos de pelo. En rubios, quedan fenomenal tanto tonos fríos (platinos, grises, cenizas o arenas) como tonos cálidos (dorados, miel o castaños) más utilizados durante los meses de verano ya que sientan mejor en pieles bronceadas. En cabellos oscuros son más favorecedores si los iluminamos con tonos cálidos, la elección de colores chocolate, marrones, avellana o miel, incluso cobres para las más atrevidas son la mejor opción”, concluye la experta.

Te puede interesar
Cabello rubio, trucos naturales para mantener su claridad, reflejos y brillo

Cabello rubio, trucos naturales para mantener su claridad, reflejos y brillo

Temas relacionados  ››