¿Cómo desmaquillarse correctamente? Tipos de desmaquillantes, ventajas y desventajas

Desmaquillar el rostro es un gesto diario imprescindible para lucir un cutis sano y joven. Descubre las ventajas y desventajas de los principales productos de belleza destinados al desmaquillado del rostro y cómo debe ser la rutina de limpieza facial perfecta.

   actualizado el 24/10/2021 - 6:20 7m 12s
Agencias

Sabemos que es el pan de cada día, pero aún así, a veces, lo dejamos pasar. Y es que, el acto de desmaquillarse implica una dedicación por nuestra parte para hacerlo bien y eliminar en profundidad la suciedad del rostro y no solo el maquillaje. En definitiva, no importa si no te maquillas, limpiar el rostro es fundamental para mantener el buen estado de la piel.

Un correcto desmaquillado del rostro es clave de la rutina de belleza diaria, un gesto imprescindible para lucir un cutis sano y joven. “Hacerlo de manera correcta y con los productos adecuados para tu piel es clave para no dañar el cutis y evitar alergias o manchas”, advierte la maquilladora de celebrities María Soláns.

Sin embargo, pese a la importancia de desmaquillarse correctamente el rostro cada día, en muchas ocasiones las mujeres se saltan este paso y se van a la cama con el maquillaje puesto. No desmaquillarse a diario tiene consecuencias directas sobre el envejecimiento prematuro de la piel, irritación, obstruye los poros y se forma granitos, la piel se reseca y se deshidrata, en consecuencia, las arrugas se acentúan debido a la falta de elasticidad de la piel ocasionada por la sequedad.

Agencias
Las partículas como el polvo, la contaminación y los restos de maquillaje, se van acumulando en la epidermis dando lugar a un taponamiento de los poros y a su consecuente obstrucción. La consecuencia visible es una piel poco oxigenada, opaca, deshidratada y con envejecimiento prematuro. “Si seguimos una rutina de desmaquillado, liberamos el cutis del maquillaje y conseguimos que la piel pueda respirar. Además, eliminamos células muertas, exceso de grasa y todos los residuos contaminantes que se acumulan en el rostro a lo largo del día”, explica la maquilladora.

Con la finalidad de desmaquillar correctamente el rostro y prevenir los problemas asociados de la piel que produce no hacerlo, María Soláns nos detalla las ventajas y desventajas de los distintos productos que se utilizan en el desmaquillado:

Agua micelar

Gtres

Es perfecta para todo tipo de pieles. Basta humedecer un algodón con agua micelar y extender sobre el rostro con suavidad, evitando frotar ni arrastrar.

  • Ventajas: Sirve para todo tipo de cutis, además en el mercado hay opciones para piel seca o grasa. Se trata de un producto estrella porque desmaquilla y limpia la piel de la polución en un solo gesto.
  • Desventajas: El agua micelar no retira el maquillaje waterproof, es necesario un desmaquillante bifásico.

Descubre aquí las verdades y mentiras del agua micelar.

Tónico

Puede aplicarse después del agua micelar. El limpiador baja el pH de la piel y el tónico devuelve la acidez para que las cremas y lociones de tratamiento actúen mejor.

La principal ventaja del tónico es el frescor que produce en la piel, mientras que como desventaja encontramos aquellos tónicos que tienen alcohol en su formulación, ya que pueden producir tirantez en el rostro, especialmente en los cutis más secos. Conoce más beneficios y modos de aplicación del tónico aquí.

Leche limpiadora

Gtres

Es un producto ideal para desmaquillar cuando es necesario limpiar en profundidad ya que en su formulación encontramos activos de calidad. Perfecto para las pieles secas, ya que posee componentes grasos. Extiende el producto de manera suave, con la manos limpias, mediante un masaje circular de dentro hacia fuera. Si lo haces con tisú, utiliza uno para cada mitad de la cara y evita hacer fricción.

Sus principales desventajas son, por un lado la textura, que puede no gustar por ser fría, grasa y untuosa, y por otro, que si no se retira bien, las pieles mixtas y grasas pueden percibir el rostro grasiento tras su uso.

Aceite

No es recomendable aplicar un producto en aceite para desmaquillar todo el rostro, solo si se trata de una piel muy madura y seca. El desmaquillante en aceite se suele utilizar normalmente para ojos y labios.

La principal ventaja del aceite es su capacidad de arrastre del maquillaje, en especial los cosméticos waterproof, sin embargo, debe utilizarse con cuidado porque puede provocar un brote de granitos en la piel.

Toallitas desmaquillantes

La maquilladora no recomienda utilizar toallitas desmaquillantes porque son agresivas para la piel aunque sean específicas para desmaquillar. Huye de ellas, a menos que estés en una emergencia y no tengas otra cosa a mano. La mayoría contienen alcohol aunque algunas firmas llevan crema incorporada para hidratar el rostro. También suelen llevar conservantes y fragancias que generan sensibilidad y problemas cutáneos. Además, las toallitas desmaquillantes no retiran bien el maquillaje porque el poro tiene hundimiento y no llega para desmaquillar en profundidad, es más, tienden a trasladar la suciedad de una zona a otra, por lo que, si sufres de acné, corres el riesgo de extender la infección. “Puedes usarlas para las manos o para corregir errores de maquillaje”, apunta María Soláns.

Jabón neutro

El jabón neutro es apto para desmaquillar todo tipo de pieles, dejando el cutis muy suave. Sin embargo, no se trata de una aplicación sencilla y puede resultar engorroso.

Gtres

Productos 2 en 1 o 3 en 1

Condensan varios productos en uno solo, con las ventajas que tenga cada uno en su función, por lo que su aplicación es muy rápida. Sin embargo, algunos no llegan a tener la mejor cobertura de limpieza, son algo así como los champús que tienen acondicionador incorporado. Lo ideal es elegir los productos por separado, de manera que cumplan mejor su función de limpieza en profundidad.

¿Cómo elegir el desmaquillante más adecuado según el tipo de piel?

La delicada piel del rostro tiene unas características distintas dependiendo del tipo de piel, te ayudamos a elegir los productos más indicados:

  • Piel seca. Debes utilizar cremas y leches limpiadoras que te ayuden a mantener la piel hidratada y no comprometan la formación de un manto lipídico.
  • Piel normal. Utiliza un gel o jabón neutro, después no olvides aplicarte un tónico o loción suave.
  • Piel mixta. Opta por los geles y/o espumas de limpieza que te ayudarán a controlar el exceso de grasa en la zona "T" y no irritarán las mejillas.
  • Piel grasa. Se han de utilizar geles y espumas que eliminen en profundidad la suciedad colaborando a regular el exceso de grasa. Concluye la limpieza con un tónico indicado para pieles grasas. Te aconsejamos no limpiar la piel en exceso ni tampoco utilizar productos demasiado fuertes y agresivos, ya que podría aparecer irritación y provocar el efecto contrario: una mayor secreción de sebo.
  • Piel sensible. Debes elegir cuidadosamente los cosméticos, optando siempre por versiones muy hidratantes y "libres de perfumes", ya que estas pieles suelen ser más proclives a padecer dermatitis y otras afecciones alérgicas.

Recuerda que, te maquilles o no, la limpieza es imprescindible al levantarte (para eliminar los restos de sebo acumulados durante la noche) y al acostarte (preparar el rostro para la hidratación nocturna).

La rutina de limpieza facial perfecta

Pixabay
  1. En el caso de que te maquilles los ojos, esta es la zona que debes limpiar primero. Intenta hacerlo con un algodón para cada uno de los ojos, a través de un movimiento cuidadoso hacia abajo, con el fin de arrastrar los restos de maquillaje de párpados y pestañas.
  2. Después de la leche, procede con un aceite o loción que sea efectiva para terminar con los restos de la fase limpiadora.
  3. A continuación, deja secar el cutis al aire o con un pañuelo facial y después aplica un tónico, imprescindible para preparar la piel y equilibrar su pH.

¡Truco! No olvides retirar el maquillaje con movimientos de dentro hacia fuera y en sentido ascendente, con el fin de mantener la firmeza del rostro.

Temas relacionados  ››