El “sitting”: qué es, por qué es un gran riesgo para la salud y cómo puedes evitarlo

Por: Alicia Marín

Permanecer sentada seis horas al día supone un gran riesgo para la salud. El “sitting” es la nueva epidemia.

La nueva epidemia, el sitting
Pixabay
Desde que en 2010 James Levine, director de la norteamericana Clínica Mayo se volcase en la Iniciativa contra la Obesidad de la Universidad Estatal de Arizona, el fenómeno ya bautizado con el extranjerismo “sitting” no ha dejado de estudiarse.

¿Sabías que si permaneces sentada seis o más horas diarias estás perjudicando tu salud tanto como si fumases un paquete de tabaco al día? Tu vida puede llegar a reducirse 15 años. Es más, no importa que practiques deporte durante una, dos o tres horas después de tu jornada laboral, si durante la misma has estado sentada seis horas seguidas. Lo afirman numerosas publicaciones internacionales y lo recogen trabajos de centros y universidades, que vienen analizando el fenómeno del sedentarismo tras la incorporación de las nuevas tecnologías en nuestra vida, las cuales invitan a que nos movamos cada vez menos.

El motivo de que permanecer sentados demasiado tiempo sea tan perjudicial radica en el propio diseño del cuerpo humano, creado para el movimiento. Si a esas seis horas, le sumamos la media que permaneces durmiendo, unas 8 horas, dicha función queda como algo residual. Además, tenemos que tener en cuenta que no sólo es el trabajo el que nos tiene sentados, sino el ocio, el transporte y las comidas.

Con tanta inmovilidad, quien ve también desnaturalizada su función orgánica es sóleo, el músculo de la pantorrilla responsable del retorno venoso de la sangre al corazón, tal y como nos advierte el quiropráctico Ata Pouramini.

El sitting tiene, entre otras, las siguientes consecuencias:

Estar sentado seis horas al día, un gran riesgo para la salud
Fotolia
1. El sitting produce sobrepeso y obesidad, y también diabetes tipo 2, la asociada a las malos hábitos de vida. La actividad del páncreas se incrementa y nos hacemos más resistentes a la insulina.

2. Se produce también un aumento de la tensión arterial por la falta de actividad, una subida del colesterol y mayor riesgo, por lo tanto, de padecer problemas cardiovasculares.

3. El sitting también favorece la retención de líquidos, la celulitis y los problemas circulatorios.

4. En cuanto a nuestro sistema músculo esquelético, Ata Pouramini advierte del incremento de dolores de espalda y cervicales, así como del debilitamiento general del sistema óseo, que en personas mayores supone un mayor riesgo de fracturas de cadera y vértebras.

¿Cómo luchar contra el sitting?

A la espera de las oficinas con cintas para caminar o con salas de reuniones sin sillas, entre otras posibilidades, lo primero, según el experto es la concienciación y lo segundo la puesta en práctica de unos sencillos trucos que aliviarán a nuestro organismo.
 
Se trata de introducir el movimiento en nuestra rutina de trabajo de la siguiente manera: veinte minutos de pie, ocho minutos sentados y dos en movimiento.

Además, en MujerdeElite te recomendamos poner en práctica estos trucos y rutinas que te ayudarán a ponerte en forma y combatir el sitting en casa y en la oficina.

Te puede interesar

Especial Navidad

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite: