Buscar

¿Cómo y por qué volver a sonreír? Descubre sus beneficios

La sonrisa es clave en las relaciones sociales, abre canales de comunicación, relaja, combate el estrés, fortalece el sistema inmunológico, mejora el estado de ánimo y la autoestima, reduce la tensión arterial… ¿Necesitas más motivos para sonreír?

4m 52s
Pixabay

Con motivo del Día Mundial de la Sonrisa, que se celebra el 6 de octubre, queremos descubrir todos los beneficios que aporta sonreír, y que son muchos más de los que se piensa. Fíjate:

1. La sonrisa es junto a las manos, probablemente, una de nuestras mejores cartas de presentación. Dice mucho más de las personas de lo que se pueda imaginar.

2. Una sonrisa abre nuevos y mejores canales de comunicación con otras personas, muestra confianza, amabilidad y predisposición.

3. Sonreír hace que nos sintamos mejor, aleja las emociones negativas como la inseguridad y sube la autoestima.

4. Al hablar de salud y sonrisas, diversos estudios parecen señalar que el acto de sonreír fortalece el sistema inmunológico ya que la tensión y sentimientos como la rabia o la tristeza generan gran cantidad de hormonas que limitan su capacidad de reacción.

5. Sonreír, además, relaja y combate el estrés, ya que permite controlar la elevada secreción de cortisol y adrenalina que induce el estrés.

6. Sonreír es un ejercicio físico de alta intensidad. Tanto es así, que varios estudios aseguran que 100 carcajadas equivalen a 15 minutos de carrera continua.

7. La sonrisa mejora el estado de ánimo en general, ya que se asocia a la felicidad.

8. Sonreír reduce el dolor y ayuda a calmarlo mediante la liberación de endorfinas.

9. Sonreír ayuda a controlar la salud cardiovascular reduciendo la presión arterial, activando la circulación sanguínea y aumentando la oxigenación de la sangre.

10. Además, sonreír nos permitirá sentirnos jóvenes por más tiempo, ya que científicamente no se ha demostrado que reír o sonreír sea la causa determinante de una mayor aparición de arrugas o líneas de expresión en el rostro.

Pixabay

Tómatelo a risa

El buen humor, la alegría y las carcajadas son excelentes medicinas que ayudan a superar dificultades y enfermedades. Todos los profesionales de la salud reconocen la capacidad curativa de la risa y comparten la necesidad de animar a sus pacientes para provocarles una actitud optimista y arrancarles, al menos, una sonrisa.

Los efectos de la risa liberan tensiones musculares, estimulan el funcionamiento cardiorrespiratorio y digestivo, actuando enérgicamente sobre el sistema nervioso. Todas nuestras funciones se ven favorecidas por la liberación de las sustancias químicas (neurotransmisores y hormonas) que induce una sonrisa o una carcajada.

Además, la risa nos hace más fuertes. Para nadie es un secreto que la tristeza y la melancolía debilitan el sistema inmunológico. Tampoco debe sorprendernos que la alegría lo refuerce y nos proteja de casi todos los males. Actualmente hay terapeutas que utilizan como técnica la risoterapia (transmitir la alegría desde el exterior hacia dentro mediante ejercicios que enseñan a reír).

Cada uno nos quedamos con una mínima parte de la información de los sucesos, la que nos importa. Los pesimistas ven fracasos y los miedosos peligros. Tienes que esforzarte por ver el lado cómico y reírte de lo intrascendente. Serás mucho más feliz.

Agencias

¿Sabías que pensar en positivo alarga la vida? Un grupo de investigadores de la Universidad de Yale han descubierto que la gente que ve con optimismo su proceso de envejecimiento vive mucho más que los que se quejan constantemente por su futuro. Sugieren además, que llevar mal el paso de los años acelera este proceso y envejece antes.Y es que, la persona optimista muestra una mayor energía y voluntad para hacer ejercicio, llevar una dieta sana y adoptar en general hábitos saludables que le ayuden a vivir mejor. Si eres positiva, mantendrás alejada la depresión y conseguirás llevar una vida sexual activa y feliz. Cuando te sientes bien, aprendes a valorar tu presente y vives intensamente cada momento con positividad y optimismo, eso, se notará interna y externamente.

Técnicas de risoterapia para hacer en casa

¿Por qué esperar? Empieza ya a sentirte más feliz gracias a los efectos de la sonrisa y la risa:

RESPIRACIÓN FELIZ

Cuando estamos tristes respiramos muy superficialmente y de vez en cuando suspiramos. La respiración feliz, por el contrario, debe ser profunda y acompasada, ayudando a exhalar la angustia. Sólo requiere relajarte un poco, poner en tu mente un pensamiento agradable y dibujar en tu boca una sonrisa. Practica este ejercicio en cualquier momento y lugar.

SONRISA SIMULADA

No se trata de resultar hipócrita, sino de intentar vivir con una sonrisa en el rostro. Es cierto, las contrariedades o los acontecimientos tristes no cambiarán; tus sentimientos hacia ellos tampoco, pero si ante estas adversidades te esfuerzas por mantener la sonrisa, tu interior recibirá ese pequeño estímulo para recuperar la felicidad.

RISA DIARIA

No permitas que pase un solo día sin sonreír o haber reído, cualquier medio es bueno: lecturas humorísticas, series de TV, películas… Dedicar un tiempo al humor es tan sano como dedicárselo al deporte, no desprecies ninguna oportunidad y, si las clásicas escenas del resbalón con la cáscara de plátano te hacen llorar de la risa, mejor todavía.

Temas relacionados  ››  

Te puede interesar